Tarta mágica

Es muy importante respetar los tiempos de cocción y, sobre todo, el de reposo para que los sabores de la tarta se asienten y consigamos un pastel una textura adecuada

La tarta mágica le hace completo honor a su nombre. Este delicioso pastel de colores demuestra que se pueden lograr resultados increíbles mezclando los ingredientes adecuados.

Es un balance entre sabor, textura e ingenio, por algo también se conoce como la tarta inteligente, y es que de verdad parece pura magia.

Sin el ánimo de querer arruinar la magia vamos a enseñarte a preparar este exquisito postre, así que presta mucha atención:

Ingredientes de la tarta mágica

  • 4 claras de huevo
  • 4 yemas de huevo
  • 1 cucharada de agua
  • 150 g de azúcar blanca
  • 125 g de margarina
  • 115 g de harina
  • ½ litro de leche
  • Esencia de vainilla
  • Azúcar glas (para el decorado)

La tarta mágica, por muy complicada que se vea, es en realidad una preparación relativamente sencilla. No obstante, te requerirá seguir los pasos al pie de la letra, al igual que respetar los tiempos de horneado y reposo, así que presta atención.

Preparación

ingredientes

  • Derrite la margarina y déjala reposando a temperatura ambiente hasta que se enfríe.
  • En un bol hondo revuelve las yemas y el azúcar, y asegúrate de que los cristales del azúcar se disuelvan bien. Ayúdate en este proceso agregando una cucharada de agua y, si cuentas con una, usa una batidora.
  • Añade 2 cucharadas de esencia de vainilla para darle olor a la preparación y termina mezclado bien.
  • Una vez tengas una mezcla homogénea y consistente añade la margarina derretida y continúa batiendo a velocidad media.
  • Cuando estén todos los ingredientes bien mezclados agrega la harina, tamizándola con un colador, y bate generosamente hasta que no quede ni un solo grumo. El resultado será una mezcla consistente y espesa.
  • Pon a calentar la leche en un recipiente aparte. Solo unos minutos, hasta que se entibie. Después, incorpórala a la mezcla y continúa batiendo hasta que tome consistencia. Déjala reposar una vez esté lista.
  • Aprovecha este momento para poner a precalentar el horno a 160 °C.
  • En un bol hondo bate las claras de huevo con 4 gotas de vinagre hasta que las lleves a punto de nieve. Cuando estén incorpóralas a la mezcla que has preparado con anterioridad.
  • Haz esto con calma sin utilizar la batidora, revuelve hasta que todo quede bien integrado.
  • Una vez tengas tu mezcla preparada, ponla en un molde previamente engrasado y enharinado.
  • Mete el molde en el horno y deja que se cocine durante una hora.
  • Pasado este tiempo deberás dejarla enfriar, por lo menos, durante 3 horas. Tu tarta mágica ya está casi lista para ser disfrutada.
  • Cuando se haya enfriado bien, sin sacarla del molde, espolvoréala con azúcar glas.
  • Ahora puedes cortar rebanadas para servirlas y dejar que tus comensales se diviertan con los diferentes colores y texturas que tiene esta tarta al interior.

Consejos adicionales

tarta con frutas

  • En lugar del azúcar blanca puedes usar azúcar glas para este postre, ya que se revuelve más rápido con los ingredientes, lo que te supondrá menos trabajo, pero también debes tener en cuenta que endulza menos.
  • Es importante que los huevos estén a temperatura ambiente.
  • Puedes derretir la margarina en el microondas y después esperar a que se enfríe.
  • La leche también debe estar a temperatura ambiente, de lo contario hará que se endurezca la margarina durante el batido.
  • Es importante que el tamaño del molde no sea muy grande (Uno 20×20 estará bien). De lo contario, deberás preparar el doble de las cantidades que te hemos indicado.