Tarta de piña colada sin horno

Belén Gisbert 21 junio, 2015
Para que nuestro postre adquiera la textura deseada es fundamental que lo dejemos reposar unas horas. Podemos prepararlo la noche anterior para darle el tiempo suficiente para asentarse

 

La piña colada es unos de los cócteles más conocidos y favoritos del mundo. Originario de Puerto Rico, la piña colada se elabora con ron, crema de coco y zumo de piña. El sabor de estas dos frutas tropicales: coco y piña, se entrelazan de maravilla, creando una bebida fresca, dulce y exquisita.

Aparte de poder saborear el coco y la piña en un cóctel, en esta ocasión ¡vamos a transportar tu bebida favorita en una tarta! Y además ¡sin alcohol!

Por si fuera poco, no necesitas de horno para poder cocinarla, y tan solo tendrás que disponer de unos pocos ingredientes para poder hacerla. La tarta de piña colada sin horno es ideal para tomar fresca en los días más calurosos, como postre ligero y delicioso.

Vamos a darte dos versiones de este fantástico postre, una express y otra deliciosa cheesecake, a cuál de las dos más buena…

Tentador ¿verdad? ¡Pues no esperes más y ponte manos a la obra!

Tarta de piña colada sin horno y express 

Ingredientes

  • 2 litros de yogur líquido para beber de piña y coco
  • 12 hojas de gelatina neutra

Preparación

Tarta de queso

  • Hidratamos las hojas de gelatina en agua.
  • Echamos el yogur líquido en una olla y lo calentamos.
  • Una vez caliente, lo retiramos del fuego. Inmediatamente después, añadimos la gelatina hidratada y escurrida al yogur. Mezclamos todo bien hasta que se disuelva.
  • Vertemos todo en un molde.
  • Dejamos enfriar en la nevera unas 4 horas mínimo.
  • A la hora de servir, desmoldamos la tarta de piña colada sin horno y la decoramos si queremos con hilos de chocolate derretido o con trozos de piña.

Más fácil imposible, ¿verdad?

¿Te apetece otra receta más de tarta de piña colada sin horno tipo cheesecake? También es fresquita para el verano, ligera y su sabor es delicioso. No te costará mucho hacerla.

Tarta de piña colada sin horno tipo cheesecake

Ingredientes para la base

  • Mantequilla derretida 100 gr
  • Galletas 180 g
  • 20 g de azúcar

Para la crema

  • Queso Philadelphia clásico 480 gr
  • Coco en trozos 100 g
  • Piña en trozos 100 g
  • 120 g de azúcar glas
  • Crema dulce 100 g
  • Gelatina cola de pescado 15 g

Para cubrir

  • 200 ml de jugo de piña
  • Pulpa de coco 100 g
  • Pulpa de piña 100 g
  • Cola de pescado 15 g (gelatina neutra)

Para adornar

  • Crema fresca 100 ml
  • 1 rodaja de piña y coco rallado 

Preparación

Base

Para preparar la tarta de piña colada sin horno, comenzamos con la preparación de la base.

Poner las galletas digestivas en un procesador de alimentos, agrega el azúcar moreno. A continuación, picar finamente. Añade la mantequilla ablandada a temperatura ambiente y las galletas desmenuzadas en un bol y mezclar todo bien.

Engrasar un molde para pasteles. Vierte la mezcla y coloca todo en el congelador durante diez minutos.

Relleno

beneficios-de-la-piña

Pelar y picar la piña y el coco. Divide las piezas de fruta mezcladas en dos cuencos de 200 gramos cada uno, 200 g se utilizará para la crema y los 200 gramos restantes de la cobertura de gelatina.

Proceder a la preparación de la crema: poner el queso Philadelphia en un bol y batir con la batidora para que quede cremoso. A continuación, añadir los 200 gramos de frutas tropicales en trozos. Por último, añadir el azúcar glas y continúa agitando la mezcla con una espátula.

Hidratar 15 g de gelatina neutra en agua fría durante 10 minutos, escurrir bien y dejar enfriar. Por último, unir al resto de la crema y mezclar bien.

Remueve para integrar bien los ingredientes y vierte la mezcla en el molde .Deja la tarta de piña colada sin horno en la nevera durante por lo menos 4 horas.  Pasado ese tiempo, prepara después la cobertura.

Cobertura

Pon 15 gramos de gelatina ablandada en agua fría durante 10 minutos. Escúrela bien.

Pon en la licuadora o vaso de batidora 100 gramos de piña y 100 gramos de coco hasta que quede cremoso. Escurre todo con un colador.

Coloca la mezcla de frutas obtenida en una olla y deja que se cocine a fuego lento durante un par de minutos. Retirar del fuego y añadir la gelatina exprimida, remover para que se derrita.

Vierte la mezcla fría en la base y guarda en la nevera una hora más para que se endurezca. La tarta de piña colada sin horno está ahora lista para ser pasada a un plato y decorar con unos cubos de piña y coco rallado espolvoreado.

Te puede gustar