Tarta de queso al estilo alemán

Irene Peláez Díaz-Laviada 13 mayo, 2015
Para que la tarta no se nos queme ni se nos venga abajo es muy importante controlar los tiempos de cocción, así como no abrir el horno entre medias

La tarta de queso es una de las tartas más extendidas en el mundo de la repostería, ya que es muy fácil de hacer, no lleva horno y está muy rica. Puede decorarse con mermelada de frutas del bosque (juntas o por separado) o con caramelo. Hoy te enseñamos a hacer tarta de queso al estilo alemán.

La Käsekuchen es un pastel con queso y merengue hecho a base de requesón o queso doble crema. Se suele acompañar con compota de bayas, fresas, manzana, moras, zarzamoras, moras azules, arándanos, mermelada de limón, melocotón o naranja. Es una tarta muy cremosa que tiene un sabor único.

Opción 1: Tarta de queso al estilo alemán

tarta-de-queso-philadelphia

Ingredientes:

Para la base:

  • 1 huevo entero
  • 125 g de mantequilla
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 200 g harina

Para la tarta:

  • 1 vaso de leche entera
  • 1 sobre de preparado para hacer flanes y natillas
  • La ralladura de un limón o su zumo
  • 4 huevos grandes
  • 150 g de azúcar
  • 500 g de requesón o similar

Procedimiento:

De la base:

  • Derretir la mantequilla en un cazo a fuego lento para evitar que se queme.
  • En un bol, mezclar la mantequilla con la cucharada de azúcar y el huevo. Remover hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Incorporar la harina poco a poco trabajando bien la masa resultante hasta que los dedos no se peguen en ella.
  • Una vez lista, extenderla en un molde redondo desmontable previamente engrasado y reservar.

De la tarta:

  • Precalentar el horno por arriba y por abajo a 160ºC.
  • Separar las claras de las yemas de huevo y reservarlas en un bol de cristal.
  • En otro bol aparte, incorporar las yemas de huevo, el sobre de preparado para hacer flanes y natillas diluido en el vaso de leche, el limón, el azúcar y el requesón.
  • Mezclar bien con una batidora hasta conseguir que todos los ingredientes queden completamente mezclados. Reservar.
  • Subir las claras a punto de nieve como si fuera merengue. Para ello, batir las claras con una varilla o con batidora y cuando empiecen a salir picos, añadir el azúcar. Batir un poco más hasta que al darle la vuelta al cuenco las claras no se caigan.
  • Mezclar las claras con el resto de la masa reservada, usando una espátula y movimientos envolventes para que no se bajen.
  • Por último, verter la mezcla en el molde en el que se había estirado la masa previamente.
  • Hornear por arriba y por abajo a 160ºC durante hora y media.
  • Dejar enfriar durante unas horas y desmoldar.
  • Terminar espolvoreando con azúcar glas o cubriendo la tarta con yogur de algún sabor, mermelada, miel o compota.

Opción 2: Tarta de queso alemana

tarta queso y cerezas

Ingredientes:

Para la base:

  • 200 g harina de repostería
  • 50 g azúcar blanca
  • 1 huevo mediano
  • 50 g de mantequilla
  • Medio sobre de levadura

Para la crema:

  • ½ l leche entera
  • 200 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 sobre de pudding de vainilla
  • Requesón
  • Limón rallado

Procedimiento:

De la base:

  • Batir los huevos en un bol y batirlos muy bien, añadir poco a poco la harina y la levadura tamizadas y mezclar con unas varillas hasta que la mezcla sea homogénea.
  • Añadir la mantequilla ligeramente derretida y continuar mezclando y removiendo para que todo quede bien integrado.
  • Hacer una bola con la masa y guardarla envuelta en papel transparente en la nevera.
  • Precalentar el horno a 180ºC por arriba y por abajo.

De la crema:

  • Separar las yemas de las claras. Reservarlas en un bol de cristal.
  • Mezclar las yemas junto con el azúcar hasta obtener una masa amarilla y pegajosa.
  • Añadir la leche, el pudding, el requesón y la ralladura de limón y mezclar hasta obtener una mezcla homogénea. Reservar.
  • Batir las claras a punto de nieve con una varilla o con batidora y cuando empiecen a salir picos, añadir unas gotitas de limón. Batir un poco más hasta que al darle la vuelta al cuenco las claras no se caigan.
  • Agregarlas a la mezcla de yemas con ayuda de una espátula y usando movimientos envolventes para que no se bajen.
  • Engrasar un molde desmontable con mantequilla y harina y extender la bola de masa por la base y las paredes del molde.
  • Verter la crema sobre la base y hornear durante 45-50 minutos.
Te puede gustar