Tarta de queso y caramelo

Irene Peláez Díaz-Laviada 26 abril, 2015
Para que la tarta se asiente, tanto si es en su versión fría como en la de horno, es conveniente prepararla de un día para otro

La tarta de queso es uno de los postres más extendidos en el mundo de la repostería, ya que es muy fácil de hacer, no lleva horno y está muy rica. Puede decorarse con mermelada de frutas del bosque (juntas o por separado) o con caramelo. Hoy te enseñamos a hacer tarta de queso y caramelo.

Opción 1: Tarta de queso y caramelo

Ingredientes:

  • 270 g de queso cremoso tipo Philadelphia
  • 210 ml de leche entera
  • 210 ml de nata líquida de repostería
  • 65 g de mantequilla sin sal
  • 1 sobre de cuajada
  • Galletas María (o similar)
  • 8 cucharadas soperas de azúcar
  • ½ vaso de agua

Procedimiento:

Tarta de queso

  • Triturar las galletas María y mezclarlas con la mantequilla. Para que sea más fácil, triturar muy bien las galletas y tener la mantequilla ablandada a temperatura ambiente (no derretida en el microondas porque se desnaturaliza). Mezclar bien (puede ser con una batidora de varillas) hasta que la masa se despegue de las paredes.
  • Engrasa un molde, cúbrelo con la masa de galletas y mantequilla y mételo en la nevera durante unos minutos.
  • Aparte, poner en un cazo a fuego medio la leche, la nata y el queso crema. Calentar mientras se remueve hasta que el queso se derrita y se mezclen todos los ingredientes, sin dejar que la leche hierva. Cocinar hasta que se forme una masa cremosa.
  • Aparte, diluir la cuajada en un vaso de leche para que se deshaga bien e incorporarla al cazo, removiendo para que la mezcla espese.
  • Sacar el molde con la base de la tarta de la nevera y verter el contenido del cazo en el molde.
  • Preparar el caramelo. Para ello:
  • En el un cazo, poner el azúcar y el ½ vaso de agua.
  • Sostener el molde a varios centímetros del fuego, para que se caliente el contenido pero sin que se queme, e ir girando el cazo para que no se pegue hasta que se forme un caramelo líquido.
  • Verter el caramelo sobre la tarta, de forma que cubra totalmente la parte superior.
  • Meter la tarta en la nevera varias horas para que termine de cuajar. Debe estar al menos 6 horas, aunque lo ideal es que se deje toda la noche.
  • Desmoldar antes de servir.

Opción 2: Tarta de queso y caramelo

Ingredientes:

Para la tarta de queso:

  • 4 huevos medianos
  • 200 g azúcar
  • 80 g maicena
  • 500 g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 500 ml nata líquida
ingredientes

Para el caramelo:

  • 8 cucharadas soperas de azúcar
  • El zumo de medio limón o el sabor que se le quiera dar

Procedimiento:

Del caramelo:

  • Seleccionar un molde de tarta que se pueda calentar (cualquier molde de los de metal de horno, por ejemplo).
  • En el propio molde, poner el azúcar y el zumo de limón (o agua, o algún tipo de líquido).
  • Sostener el molde a varios centímetros del fuego, para que se caliente el contenido pero sin que se queme, e ir girando el molde hasta que se forme un caramelo líquido que cubra todo el fondo.

De la tarta de queso:

  • Precalentar el horno a 180ºC por arriba y por abajo.
  • En un bol, poner los 4 huevos y el azúcar, batirlos hasta que se blanqueen y añadir el resto de ingredientes (la nata, el queso crema y la maicena).
  • Una vez que todo esté bien batido, poner en el molde y colocarlo en el horno durante unos 40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo éste salga seco.
  • Desmoldarla sin esperar a que el caramelo se enfríe del todo, de lo contrario la tarta puede quedarse pegada en el molde.
Te puede gustar