Tarta de zanahoria con queso crema

Antes de cortar el bizcocho por la mitad para añadir el relleno debemos asegurarnos de que se ha enfriado del todo. De lo contrario, podría desmoronarse o romperse

Todos conocemos las propiedades tan sanas que tienen las zanahorias.  Aparte de estar presentes en innumerables platos de cualquier rincón de nuestro planeta, ahora podemos disfrutar de esta hortaliza como ingrediente de una tarta.

Aunque puede que nuestra cocina no relacione del todo la zanahoria con el postre, cada vez más está más presente en dulces y tartas, y tiene una aceptación asombrosa.

Y no es de extrañar, además de darle al bizcocho una textura suave y esponjosa, la zanahoria aparte nos aportará beneficios saludables. Además, es la excusa perfecta para que los niños coman verdura. Claro, con azúcar… Así, sí.

En esta receta vamos a mostrarte cómo hacer una tarta con base de bizcocho con zanahoria cubierta de una crema de queso a la naranja. Una delicia de postre que podrás servir en eventos, meriendas y reuniones informales.

No te olvides de acompañarla de un granizado en verano, o un café caliente en invierno.

Empezamos:

Tarta de zanahoria con queso crema 

pastel zanahoria

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 160 g de harina de repostería tamizada
  • 250 g de azúcar moreno
  • 3 huevos tamaño XL
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 40 g de nueces peladas
  • 1 cucharadita de canela en polvo (5 g)
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo (10 g)
  • 210 g de zanahorias

Para el relleno y cubierta

  • 250 g de azúcar glas
  • 220 g de queso crema tipo Philadelphia
  • 170 g de mantequilla sin sal
  • La ralladura de una naranja
  • Una pizca de sal

Utensilios necesarios

  • Un molde desmoldable
  • Batidora (a ser posible, eléctrica de varillas)
  • Rallador
  • Espátulas

Preparación

Preparamos el bizcocho

  • Añadimos en el vaso de la batidora eléctrica con varillas el azúcar moreno y el aceite de girasol. Lo batimos durante, al menos, 2 minutos.
  • Mientras tanto, puedes ir picando la zanahoria y después las nueces. Resérvalos a un lado.
  • Baja la potencia y ve añadiendo al vaso de la batidora los huevos, de uno en uno, sin dejar de batir.
  • Hasta que un huevo no está completamente integrado al azúcar moreno y el aceite, no añadiremos el siguiente huevo. Batir hasta que esté todo bien mezclado.
  • Añade la levadura a la harina, mezcla y tamiza bien. Añádelas a la mezcla de azúcar moreno, aceite y huevos poco a poco, a cucharadas.
  • Como antes, cuando una cucharada esté integrada a la mezcla, añadiremos otra. Así hasta añadir toda la harina y levadura. Batir todo bien.
  • Añade después la canela molida y continua batiendo.
  • Precalienta ya el horno a 180 ºC.
  • Añade a la mezcla la nuez que habíamos picado antes. Batir de nuevo toda la mezcla.
  • Por último, añadiremos la zanahoria picada. Batimos todo bien hasta crear una mezcla homogénea. Quedará un poco caldosa, pero no hay que asustarse.
  • Prepara el molde. Coloca papel de hornear en la base y engrasa las paredes con mantequilla.
  • Vierte la mezcla en el molde.
  • Hornearemos nuestro bizcocho de zanahoria en dos tiempos: primero, a 180 ºC, unos 30 minutos y, después, sin abrir la puerta del horno, bajaremos la temperatura a 160 ºC y hornearemos 25 o 30 minutos más.
  • cuando pase una hora, pincha con un palillo y comprueba que sale seco. Si es así, saca del horno.
  • Deja enfriar completamente.

Preparamos el queso crema del relleno y cubierta

cheesecake zanahoria

  • Limpiamos el vaso de la batidora y añadimos la mantequilla ablandada a temperatura ambiente. La batimos con las varillas durante dos minutos.
  • Después añadiremos la crema de queso tipo Philadelphia. Seguimos batiendo.
  • Poco a poco, iremos añadiendo el azúcar glas sin parar de batir. Batimos todo unos 4 minutos más, a máxima potencia.
  • Después añadiremos una pizca de sal para potenciar los sabores. También pondremos la ralladura de una naranja. Continuaremos batiendo durante 2 minutos más.

Montaje

  • Partimos el bizcocho por la mitad.
  • Tomamos una parte de bizcocho y ponemos encima la mitad del queso crema.
  • Ponemos encima la otra mitad del bizcocho.
  • Untamos encima el resto de queso crema, así como los extremos y los lados. Ha de estar totalmente cubierta de queso crema.

Decoración

  • Si te ha sobrado queso crema, rellena una manga pastelera y decora la tarta de zanahoria.
  • Opcionalmente, con fondant y colorante alimentario verde y naranja, puedes hacer unas pequeñas zanahorias.

Imagen destacada cortesía de Antípodas.

Te puede gustar