Té blanco para bajar de peso

Si bien no es necesario seguir ninguna plan de alimentación específico para perder peso con el té blanco, se recomienda mantener una dieta saludable y realizar ejercicio físico, además de consumir más líquidos.

¿Sabías que puedes tomar té blanco para bajar de peso? El té blanco tiene propiedades medicinales y antioxidantes. Además, es el té con un contenido más bajo de cafeína, por lo que se puede incluir en la dieta sin mayores problemas.

¿Por qué ayuda el té blanco a adelgazar? Porque acelera el metabolismo y, por consiguiente, contribuye a quemar grasas. Junto a esto, es diurético y depurativo, ayudando a luchar contra la retención de líquidos.

Té blanco para bajar de peso

De un color claro y con sabor afrutado, el té blanco tiene su origen en China, país que posee una gran reputación en la medicina natural. De esta forma, conocen y utilizan desde hace miles de años diferentes plantas medicinales en el tratamiento de todo tipo de afecciones.

En este caso, el té blanco, por sus distintas propiedades, ayuda a quemar esas grasas que se acumulan en el organismo. No es necesario hacer una dieta específica que incluya esta bebida. Aunque es recomendable ingerir tres tazas repartidas a lo largo del día.

Sin embargo, es importante llevar una buena alimentación, sana y equilibrada, y hacer algo de ejercicio regularmente. Unos buenos hábitos potencian el efecto del té en la disminución del peso.

Lee también: Combate las venas varices con un tratamiento casero de vinagre y tomate verde

Dieta del té blanco para bajar de peso

Te blanco para bajar de peso

Vamos a ver un ejemplo de dieta en la que se incluyen alimentos saludables y té blanco para bajar de peso. Es muy sencilla.

Desayuno

  • 1 vaso de zumo de toronja o naranja.
  • Tostada de pan integral untada con una cucharadita de queso descremado.
  • 1 taza de té blanco.

Media mañana

  • Una barra de cereal dietética o alguna fruta.
  • También se puede comer un yogur descremado o un trozo de queso dietético.
  • Si las alternativas anteriores no son elegidas, se puede ingerir un licuado de frutas si azúcar o alguna verdura.

Visita este artículo: Claves para equilibrar nuestra alimentación después del verano

Almuerzo

  • Sopa de verduras casera o una  porción mediana de verduras cocidas al gusto.
  • Pechuga de pollo sin piel.
  • Una taza de ensaladas de frutas.
  • Una  taza de té blanco.

Merienda

  • Una fruta.
  • Un yogur descremado.
  • Una taza de té blanco.
  • También se puede comer lo mismo que a media mañana.

Cena

  • Sopa de verduras casera.
  • Una porción pequeña de arroz integral.
  • Ensalada de verduras, a libre elección.
  • Una fruta.
  • Una taza de té blanco.

Hay que recordar que en la dieta hay que ser estrictos con el tamaño de las porciones y no ingerir alimentos que contengan mucho azúcar. Además, se recomienda hacer 40 minutos de ejercicio diario.

Beneficios del té blanco

Te blanco

Además de acelerar el metabolismo y ayudarnos a quemar grasas, el té blanco ofrece otros muchos beneficios al organismo. Estos son algunos de ellos:

1. Protege la salud cardiovascular

El té blanco ayuda al corazón. Reduce el colesterol y regula la presión sanguínea. De esta manera, evita el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o sufrir infartos.

2. Es un antioxidante

Ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro gracias a su contenido en polifenoles y catequinas. Estos son antioxidantes que luchan contra los radicales libres, además de fortalecer el cuerpo. También previene la oxidación celular y posee una buena cantidad de vitaminas.

Además, tiene la capacidad de rejuvenecer la piel y protegerla. Lo hace de la exposición solar y otros agentes externos que pueden producir cáncer en la piel.

3. Mejora el sistema digestivo

Mujer haciendo un corazón en su estómago

El té blanco ayuda a digerir mejor los alimentos con grasas. No solo eso, sino que además hace que el tránsito intestinal tenga mayor efectividad.

4. Es antibiótico y estimulante

El té blanco disminuye el cansancio y acelera el rendimiento mental sin efectos secundarios en el sueño debido a su bajo porcentaje en cafeína. Además, proporciona defensas al cuerpo al activarlas, evitando infecciones.

5. Aliado contra el cáncer

Un estudio de la Universidad de Kingston, en Inglaterra, reveló que el té blanco es eficiente a la hora de reducir el riesgo de enfermedades como el cáncer. También ayudaría a prevenir otras como artritis o diabetes.

Es una bebida deliciosa y al alcance de cualquiera. Puedes tomar té blanco para bajar de peso, pero al hacerlo también cuidas tu salud de otras formas. ¿Dispuesto a probarlo?