Cómo hacer té de cúrcuma para aliviar el dolor y la inflamación

El dolor y la inflamación son molestias de salud comunes que aquejan a millones de persona en todo el mundo. En muchos casos, ambos vienen juntos luego de haber sufrido una lesión, por desgaste físico o por una enfermedad, entre otros. Independientemente de cuál sea la causa del dolor, la mayoría de personas suelen recurrir a analgésicos farmacológicos, como el ibuprofeno, que sirven para aliviar casi todo tipo de dolencias, como dolores de cabeza, de espalda y otros dolores musculares. Si bien el ibuprofeno y otros medicamentos pueden reducir el dolor en poco tiempo, su consumo excesivo puede traer consigo serios efectos secundarios que pueden comprometer órganos muy importantes de nuestro cuerpo.

Tras realizarse varias investigaciones con respecto al uso del ibuprofeno, se encontró que sus efectos secundarios a largo plazo pueden incluir:

  • Náuseas y diarrea.
  • Sangrado gastrointestinal.
  • Hipertensión (presión arterial alta).
  • Aumento del riesgo de ataque cardíaco.
  • Aumento del riesgo de cáncer de riñón.
  • Disfunción eréctil.
  • Entre otros.

Por esta razón, los expertos en salud están alarmando al consumidor y le están advirtiendo de que no debe exceder el consumo de este tipo de medicamentos a pesar de que sean de libre venta.

Teniendo claras las consecuencias de tomar ibuprofeno y otros tipos de medicamentos para reducir el dolor, muchos médicos están recomendando utilizar alternativas naturales como, por ejemplo, la cúrcuma. Esta especia tan popular en todo el mundo tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios que pueden reducir eficazmente el dolor.

¿Por qué utilizar cúrcuma para aliviar el dolor y la inflamación?

Cúrcuma-para-el-dolor-y-la-inflamacion

El ibuprofeno y otros analgésicos para tratar el dolor funcionan bloqueando una enzima llamada COX-2. Al hacer esto, el medicamento alivia el dolor y reduce la inflamación. La cúrcuma tiene un efecto muy similar al del ibuprofeno gracias a su alta concentración de curcumina, que también funciona como un inhibidor de la enzima COX-2. La gran ventaja de la cúrcuma es que, a diferencia del ibuprofeno, muy pocas personas experimentan efectos secundarios al beber té de cúrcuma. Esta especia se ha utilizado desde hace siglos y sus bondades para la salud van más allá de ser un simple remedio para bloquear el dolor.

El té de cúrcuma puede ser tomado para aliviar dolores de cabeza por tensión y dolores musculares o de articulaciones. No obstante, este té no se debe consumir durante el embarazo o la lactancia. Si se sufre de una enfermedad, se está tomando medicamento o se tiene algún otro caso especial, lo ideal es consultar los efectos secundarios de la cúrcuma antes de consumir este té.

Para el resto de los casos, a continuación compartimos la sencilla receta para hacer té de cúrcuma, con la cual podrás aprovechar todos sus beneficios para aliviar el dolor y la inflamación.

Receta de té de cúrcuma

Aunque la cúrcuma es una especia muy versátil que se puede aprovechar en diferentes recetas y batidos, sin duda, el remedio por excelencia para aliviar las dolencias y reducir la inflamación es el té  de cúrcuma.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de raíz de cúrcuma fresca rallada, o 1 cucharadita de cúrcuma en polvo.
  • 1 litro de agua
  • Miel y limón fresco.

¿Cómo prepararlo?

Colocar el agua a hervir y luego agregarle la cúrcuma. Si se utiliza cúrcuma rallada, se deja a fuego durante 15 o 20 minutos. Si la cúrcuma es en polvo, se deja hervir solo 10 minutos. Cuando ya esté listo, se filtra con un colador fino, se le agrega limón y miel y se consume caliente.

Otros beneficios del té de cúrcuma

Beneficios-del-te-de curcuma

  • La curcumina de la cúrcuma también actúa como un poderoso antibiótico y antiséptico, ideal para combatir infecciones.
  • El consumo regular de cúrcuma podría ayudar a las personas con enfermedades gastrointestinales y con padecimientos de la piel.
  • El té de cúrcuma podría ayudar a reducir el riesgo de sufrir enfermedades como el alzhéimer.
  • Tiene propiedades anticancerígenas.
  • La cúrcuma puede proteger el hígado y regular la actividad de la vesícula biliar.
  • Los beneficios antiinflamatorios de la cúrcuma ayudan a las personas con artritis y osteoartritis, entre otros problemas articulares.
  • El té de cúrcuma tiene una acción antiespasmódica que puede ayudar a reducir los cólicos menstruales.
  • Es útil para tratar el asma, ya que su acción antiinflamatoria es efectiva para actuar en las membranas mucosas de los pulmones y la garganta.
Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar