Te desvelamos los beneficios de la cerveza - Mejor Con Salud

Te desvelamos los beneficios de la cerveza

Para beneficiarnos de las propiedades de la cerveza, como pueden ser el aumento del colesterol bueno o sus efectos para evitar enfermedades degenerativas, es importante que la consumamos con moderación

En los últimos años, se ha demostrado que el consumo moderado de cerveza aporta muchos beneficios a nuestra salud. Aun pareciendo contradictorio, estudios recientes recomiendan beberla de forma moderada y en su versión sin alcohol, durante el embarazo, lactancia y menopausia.

La cerveza es, originariamente, una bebida alcohólica resultado de la fermentación de la cebada o otros cereales y aromatizada con otras plantas como lúpulo, por ejemplo. Se conocen muchas variantes dependiendo de los ingredientes y del método de elaboración.

Beneficios de la cerveza

  • Ayuda a prevenir los accidentes cardiovasculares por su gran contenido en polifenoles (antioxidantes) y sus propiedades antiinflamatorias. Además se ha demostrado que su consumo moderado provoca un ligero aumento del colesterol HDL (colesterol bueno) en sangre.
  • Como hemos apuntado arriba, tiene una gran actividad antioxidante, efecto muy beneficioso en la época de la menopausia. En esta etapa también son beneficiosos los fitoestrógenos y vitaminas que aporta.
  • Es especialmente recomendable en el embarazo y la lactancia por su lato contenido en ácido fólico, vitamina esencial para el correcto desarrollo del feto.
  • Contiene flavonas, que tienen un efecto estrogénico e inhiben la resorción ósea, por lo que ayuda a prevenir la osteoporosis. Es rica en silicio, un nutriente que ayuda a mantener la estructura ósea.
  • Su alto contenido en fibra, siendo la bebida más rica en ella, hace que nos ayude a combatir el estreñimiento, además que contribuye a controlar los niveles de colesterol.
  • Es rica en potasio y pobre en sodio, lo que la convierte en un potente diurético (hecho totalmente constatado por cualquiera que la haya consumido) y apta para las dietas hiposódicas.
  • La presencia del silicio en su composición se ha relacionado con un efecto protector frente a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, la demencia, etc.
  • La cerveza contiene pocas calorías (42 kcal/100 ml), menos que la leche o cualquier refresco, por lo que debemos olvidar el falso mito de la barriga cervecera; la culpable no es la cerveza, si no lo que la acompaña. La cerveza puede formar parte de nuestra dieta, siempre que esta sea saludable y equilibrada.

Con todo ello, no podemos obviar que el consumo moderado y responsable de cerveza, esto es 1 o 2 vasos de cerveza al día, es altamente recomendable, incluso en mujeres embarazadas, a las que se les insta a consumirla sin alcohol.

Fotografía cortesía de Evgeny Tchebotarev