¿Te duelen las articulaciones? ¡Estas podrían ser las causas!

Si bien el dolor de articulaciones no tiene por qué ser indicativo de ningún problema grave, si no remite o lo presentamos de forma habitual, conviene consultar con el especialista

A menudo nos duelen las articulaciones y no sabemos muy bien por qué, ya que no hemos sometido a nuestro cuerpo a un desgaste físico extra o especialmente fuerte.

Si este es tu caso y te ocurre con más frecuencia de la que desearías, quizá alguna de estas pueda ser la principal causa. Toma nota.

Debes tener en cuenta que el dolor puede estar localizado en la zona de la molestia o estar lejos del área afectada.

Un ejemplo de ello es en el caso de la ciática. En ese momento se puede experimentar dolor y debilidad en la zona de la pierna cuando realmente la causante es la columna lumbar.

Es ahí donde nace el nervio ciático, que afecta, a su vez, a la movilidad a la pierna.

Dolor en las articulaciones: fibromialgia

Fibromialgia

Si tienes un tipo de dolor generalizado con picos más intensos y específicos debes hacerte una revisión y descartar una posible fibromialgia.

Tampoco conviene descartar otras causas de dolor generalizado, como pueden ser las de naturaleza metabólica. Estas están relacionadas con desórdenes de tejido conectivo y neuropáticos.

Si crees que este podría ser tu caso, lo mejor será que acudas al médico.

No te preocupes, porque el diagnóstico es muy sencillo de realizar. La mayor parte de las veces, al ver el historial del propio paciente y al realizar un pequeño examen físico por parte del reumatólogo es más que suficiente.

Ver también: ¿Sabías que existe una conexión entre el gluten y la fibromialgia?

Inflamación

fibromialgia3

El dolor monoarticular suele ir acompañado de enrojecimiento. Asimismo, acaba por presentar una limitación del movimiento provocada por el propio dolor y la inflamación que le acompaña.

Hay que tener en cuenta que la causa más común de inflamación en una sola articulación es un trauma y lo importante en este punto sería ver si va acompañado de infección o no.

Padecer de gotaRemedios-naturales-para-el-ácido-úrico-o-gota

Si padeces de gota el hecho de que te duelan las articulaciones puede ser una consecuencia de la misma.

Como saben las personas que presentan acumulación de cristales de ácido úrico, el dolor asociado a esta dolencia es severo y repentino, y puede incluir enrojecimiento e hinchazón alrededor de la articulaciones.

Si es un problema derivado de la gota, este dolor presentará una evolución lenta y progresiva, como en el caso de la osteoartritis.

Puede que se tarde en desarrollarse semanas o incluso en meses y no siempre ha de ir, necesariamente, acompañado de una inflamación.

Artritis

Alivia la artritis

En esta ocasión el dolor no se presenta solo en una, sino en varias articulaciones, especialmente en la zona de la columna, la pelvis y las caderas.

Esto se traduce en una notable molestia por la zona de la espalda baja o de la cadera, así como un entumecimiento o rigidez por la mañana. Si es tu caso, es posible que padezcas artritis.

Además, aunque en un primer momento no se asocien a simple vista, lo cierto es que la aparición de problemas gastrointestinales y de la piel como puedan ser la psoriasis también están relacionados.

Estos pueden ser clave para acabar realizando un diagnóstico de algo que, aunque no lo parezca, es bastante común en personas menores de 40 años.

Tendinitis y bursitis

Tendinitis-Codo

Otras de las causas del dolor articular son la tendinitis y la bursitis.

La tendinitis es una inflamación del tendón, justo la zona que conecta el músculo al hueso para poder mover la articulación.

La bursitis, por su parte, sería una inflamación de la bursa, una especie de almohadas de tejido que se encuentran debajo de los tendones, y que evitan la fricción entre el tendón y el hueso.

Cualquiera de las dos podría ser causante de bastante dolor en las articulaciones en el caso de que se tengan estas zonas inflamadas.

Te recomendamos leer: Cataplasma de arcilla y cúrcuma para dolores articulares

Inflamación

inflamación

En ocasiones se producen pequeñas inflamaciones sin que haya ninguna causa de gravedad detrás.

Esto es algo que se ha de tener en cuenta antes de hacer saltar todas las alarmas al observar dolor localizado en ciertas zonas.

Si experimentamos un dolor generalizado con puntos de dolor específicos es importante considerar causas relacionadas con el sistema de índole metabólico, así como determinados desórdenes de tejido conectivo y neuropáticos.

En cualquier caso, si el dolor persiste lo mejor será acudir al médico para que nos proporcione un diagnóstico más preciso.

Te puede gustar