¿Te duelen los pies? ¡Esto puedes hacer para combatir el dolor!

Los pies están compuestos por huesos, músculos, ligamentos y tendones y soportan todo nuestro peso. Es importante tratar el dolor cuando este aparece. Hay ejercicios de estiramiento y tratamientos que pueden ayudar a aliviar el dolor, aquí te los mostramos.

Ante cualquier dolor recurrente en el pie es importante acudir con un especialista porque es señal de que algo anda mal en nuestro organismo.

Uno de los trastornos musculoesqueléticos más frecuentes es el dolor de pies debido a la inflamación.  Es importante realizar una revisión en detalle en donde se analice el historial clínico para descartar enfermedades como artritis, diabetes, lesiones o simplemente consecuencia del cansancio físico.

El especialista debe explorar tanto las partes blandas como las óseas y la movilidad articular. Además del estado de: rodillas, cadera y columna.  

Cabe resaltar que la estructura anatómica del pie se encuentra en muchos vertebrados. Entre tanto, el hecho de cargar todo el peso del cuerpo lo pone en desventaja.

Causas

  • Pasar mucho tiempo de pie.
  • Tener problemas de sobrepeso.
  • Usar calzado sin amortiguamiento.
  • Problemas de pie plano.
  • Abusar de actividades físicas.
  • Debido a alguna lesión: esguince o fractura.
  • Presencia de verrugas.
  • Juanetes y callos.
  • Enfermedades como: artritis, diabetes, alteraciones en el sistema nervioso o circulatorio.

Generalizar un tratamiento para el dolor de pies es muy arriesgado, pues depende de la causa y de la intensidad de los síntomas. Por ello, es importante tomar en cuenta lo siguiente:

Visita este artículo: ¿Cómo empezar a hacer ejercicio cuando tienes sobrepeso?

Síntomas

  • Sensación de ardor.
  • Dolor.
  • Cansancio excesivo.
  • Los pies se sienten calientes.
  • Punzadas en el talón.
  • El dolor reaparece después de un lapso de descanso.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.

Combate el dolor

Uso de hielo

hielo

En caso de torcedura o esguince, lo ideal es aplicar hielo que funciona como un antiinflamatorio tópico. ¿La razón? Cuando aplicamos frío en la zona, la lesión de las células afectadas requiere menos oxígeno y, por ende, se desinflama. Pero hay que tener cuidado para no sufrir daños en la piel y que el efecto sea contraproducente.  Sigue los siguientes pasos:

  • Para empezar, enfría la lesión lo antes posible, en caso de que no tengas a la mano el hielo, coloca el pie bajo un chorro de agua.
  • Después, usa una compresa de gel o en su defecto pon una franela para cubrir el hielo y evitar quemaduras.
  • Enseguida, humedece una toalla y ponla sobre la zona lastimada.
  • Pon la compresa sobre la toalla.
  • Presiona suavemente la zona para aumentar el proceso de desinflamación.
  • Si el dolor te lo permite, levanta el pie para reducir la coagulación en la sangre.
  • Finalmente, mantén el hielo durante 15 minutos.

Plantillas

Flexionar los dedos de los pies

¡No te preocupes!, no tienen que ser precisamente ortopédicas. En el mercado hay diferentes opciones para el alivio de tus pies. Si tu problema se debe solo a exceso de trabajo, pasar mucho tiempo de pie o una lesión leve, las plantillas son una buena opción. Las hay para:

  • Pies fríos para mantener la temperatura en invierno.
  • Ortopédicas para cualquier malformación en el pie.
  • Si practicas deporte y quieres más estabilidad, las deportivas son lo que necesitas.
  • Taloneras para reducir el dolor en el talón.
  • O simplemente de descanso que sirven para amortiguar el pie.

Te recomendamos: ¿Cómo cuidar correctamente tus pies? 

Fisioterapia

21 puntos en los pies que mejoran tu salud

La fisioterapia es una técnica natural que tiene efectos beneficiosos para calmar el dolor y reducir la inflamación por medio de ejercicios físicos que proporcionan calor. Pon en marcha los siguientes ejercicios:

Elevaciones de los dedos

  • En primer lugar, siéntate en una silla y apoya las plantas de los pies en el piso.
  • Enseguida, levanta suavemente el dedo gordo y presiona el resto contra el piso.
  • Después, prueba con el siguiente dedo y así sucesivamente hasta levantar los 5 dedos.
  • Vuelve a bajar uno por uno.
  • Finalmente, haz 2 series de 10 repeticiones.

Simula el alfabeto

  • Para empezar, siéntate en el sofá o en la orilla de la cama.
  • Enseguida, estira una pierna y levanta el pie a unos 10 cm del suelo.
  • Ahora imagina que el dedo gordo es un lápiz y comienza a trazar el alfabeto en el aire.
  • Haz lo mismo con la otra pierna para fortalecer los músculos. 

Usa una banda elástica

  • Coloca una banda elástica (liga) en la parte media de los dedos del pie derecho.
  • Enseguida, extiende todos los dedos para estirar la liga y mantén por 5 segundos.
  • Relájate y descansa durante 10 segundos.
  • Finalmente, repite con el otro pie y haz 4 repeticiones en cada lado.

Recomendaciones

  • Utiliza calzado cómodo.
  • Toma antiinflamatorios de venta libre.
  • Después de un día largo eleva los pies para mejorar la circulación.
  • Sumerge los pies en agua caliente, por lo menos 1 vez a la semana.
  • No olvides exfoliar tus pies para prevenir y controlar callos o juanetes.