¿Te excediste tomando el sol? No dudes en preparar estos remedios naturales contra la insolación

Además de hidratar la piel por fuera para evitar descamaciones es fundamental que nos hidratemos por dentro, ya que nuestro organismo pierde mucho líquido por culpa de la exposición al sol

En el verano o en épocas de intenso calor uno de los trastornos de salud más comunes es la insolación. El hecho de ir a la playa, hacer actividades al aire libre, exponerse por una u otra razón al sol y no beber suficiente agua son motivos suficientes para llegar a sufrir de esta grave condición.

Sin duda, las quemaduras solares son el síntoma que más se evidencia tras desarrollar este problema; no obstante, también se puede presentar acompañado de otras señales a las que se les tiene que prestar mucha atención para que no acaben en trastornos más complejos.

La mejor forma para prevenir la insolación es mediante el uso de productos protectores y elementos que ayuden a reducir el impacto del sol.

No obstante, si el daño ya está hecho, existen algunos tratamientos naturales que pueden ayudar a refrescar la piel para calmar los síntomas y estimular su regeneración. ¿Estás pasando por este problema?

Baños refrescantes

Una de las primeras medidas tras sufrir de quemaduras solares es tomar un baño refrescante para aliviar la sensación de ardor en la piel afectada.

Para potenciar los beneficios de este tipo de remedios una buena idea es agregarles ingredientes exfoliantes que faciliten la eliminación de la piel muerta.

¿Cómo prepararlos?

  • Una primera opción consiste en diluir 6 cucharadas colmadas de bicarbonato de sodio en una tina con agua fría y sumergirse durante 15 o 20 minutos. Finalizado el baño la piel se debe secar con mucha delicadeza.
  • Otra opción es agregarle avena en lugar de bicarbonato. Este ingrediente tiene propiedades humectantes, antioxidantes y emolientes que promueven la reparación de la piel.

Aloe vera

aloe vera juice with fresh leaves

Es difícil encontrar un ingrediente tan beneficioso para la piel como lo es la planta de aloe vera. Es rica en vitaminas, minerales, agua, antioxidantes y otros compuestos hidratantes tienen la capacidad de acelerar el proceso de regeneración celular para mejorar el estado de la piel y aliviar las quemaduras solares.

¿Cómo utilizarlo?

  • Extraer gel fresco de aloe vera y frotarlo con un suave masaje por todas las partes del cuerpo afectadas por la insolación. Se aconseja aplicarlo, como mínimo, 3 veces al día.

Compresas de leche fría

El ácido láctico y los ácidos grasos que componen la leche actúan como un reparador de la piel para calmar las quemaduras solares.

¿Cómo utilizarlo?

  • Colocar ½ taza de leche en el refrigerador y, cuando esté bien fría, aplicarla sobre la piel utilizando un paño o trozo de algodón.
  • Dejar actuar durante 20 minutos y aclarar con agua fría.

Mascarilla de patata

Patata

El zumo que liberan las patatas tiene una acción calmante y reparadora que ayuda a mejorar el estado de la piel después de la sobreexposición al sol.

¿Cómo utilizarlo?

  • Lavar muy bien dos patatas, cortarlas, introducirlas en una licuadora y procesarlas hasta obtener una pasta ligeramente líquida.
  • Poner la pasta en el refrigerador y, cuando esté fría, aplicarla por todas las zonas afectadas durante 20 minutos.

Maicena

Cuando los rayos UV queman la piel suelen afectar de una forma especial aquellas zonas delicadas como la línea del bikini, por debajo de los glúteos o alrededor de los senos y las axilas.

Por ser áreas que luego soportan prendas ajustadas, tienden a irritarse con facilidad y tener dificultades para repararse.

¿Qué hacer al respecto?

  • Para que el roce no provoque este inconveniente se aconseja cubrir con maicena la quemadura antes de utilizar cualquier prenda.
  • Por ninguna razón se debe utilizar un aceite o producto graso porque puede empeorarlo.

Té helado

Manzanilla

El té tiene compuestos activos que benefician y estimulan la reparación de la piel, previniendo al mismo tiempo los daños causados por los radicales libres.

En este caso se recomienda un té verde helado o de manzanilla, ya que los dos tienen una acción refrescante que alivia la molesta sensación de ardor y picor generada por las quemaduras.

¿Cómo utilizarlo?

  • Preparar una o varias bolsas del té recomendado, dejarlo reposar en el refrigerador y, cuando esté listo, aplicarlo sobre la piel afectada.

Ver también: Mejora tu calidad de vida con la Manzanilla

Yogur natural

Este ingrediente ayuda a suavizar la piel, acelera su recuperación y actúa como un ligero calmante para aliviar el dolor provocado por la insolación.

¿Cómo utilizarlo?

  • Aplicar un poco de yogur natural sobre las áreas de la piel afectadas, dejarlo actuar 20 minutos y enjuagar.
Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar