¿Te falta energía? Te contamos la mejor forma de remediarlo

23 noviembre, 2016
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Hacer ejercicio regularmente es fundamental para combatir el cansancio. A pesar de que cueste en los primeros días, nos ayuda a producir endorfinas y a sentirnos mejor. De hecho, cuanto termines, al cabo de un rato te sentirás con mayor vitalidad. Además, es ideal para combatir el cansancio mental.

Que a menudo la vida nos come no es algo nuevo en nuestro día a día. Son muchas las obligaciones que tenemos diariamente y sólo dos manos para llevarlas a cabo. Esto hace que a veces sientas que te falta energía.

Sientes que no tienes fuerza y por ello, nos encontremos también desanimados por no poder con todo. No es malo pedir ayuda de vez en cuando para evitar que la vida nos supere.

¿Por qué te falta energía?

Mujer aburrida y sin energia

La falta de energía puntual debido a factores externos puede afectar por igual a hombres y a mujeres. Sin embargo, son las mujeres las que más lo pueden padecer por la falta de hierro debido a la menstruación, el embarazo, la lactancia, etc.

Todas estas circunstancias  pueden derivar en cansancio, irritabilidad y en general, una sensación de agotamiento que nos impide dar el máximo de nosotros mismos. No obstante, también pueden ser otras las causas que hacen que te falte energía como un mal descanso nocturno.

Además de la ayuda que podemos recibir de familia y amigos, y de nuestra fuerza de voluntad, también existen formas de conseguir ese puntito de energía que a veces nos falta, y que nos puede dar esa fuerza que conforme avanza la semana parece disiparse.

Remedios naturales para evitar que te falte energía

Hay muchos remedios naturales en los que podemos encontrar una gran cantidad de efectos beneficiosos para el organismo, tanto para la alimentación como para cualquier otro aspecto de la vida que nos rodea.

En este sentido, hay vitaminas naturales elaboradas a base de extractos de plantas y zumos de frutas que sirven para recuperar esa energía que nuestro ritmo de vida nos quita. Veamos una serie de remedios naturales que pueden ayudar a recuperar esa falta de energía:

  • Maca o Lepidium meyenii: su raíz es una fuente nutricional muy completa. Contiene aminoácidos, vitaminas, calcio y magnesio, entre otros minerales. Además, presenta propiedades vigorizantes, es decir, ayuda a reducir los estados de cansancio y desánimo.
  • Ginseng o Panax gingeng:  es uno de los adaptógenos más eficaces para reducir los trastornos producidos por los cambios estacionales que se presentan con cansancio, fatiga, apatía y desánimo,  por sus efectos en estimulantes sobre el sistema nervioso y hormonal.
  • Rodiola o Rhodiola rosea: se considera otra planta adpatógena en los cambios de estación en los que aparecen falta de energía, desmotivación y desánimo. Sus virtudes se atribuyen al aumento de los neurotransmisores del bienestar como la serotonina y la dopamina.
  • Melatonina: es una sustancia producida por el organismo de manera natural. Es la responsable de regular el reloj biológico. Permite la adaptación a los cambios de estación, que se nota especialmente al inicio del otoño o primavera, con la falta de energía y problemas de sueño.

Lee también: 5 remedios que te ayudan a disminuir el cansancio muscular

4 consejos para evitar que te falte energía

Además de los remedios y suplementos mencionados para aumentar el nivel de energía, existen otras recomendaciones que contribuyen a evitar esos «bajones». Básicamente consisten en mejorar el estilo de vida, adoptando hábitos que promueven el bienestar.

Es importante aplicar estos consejos de manera recurrente, pues no solo garantizan un óptimo rendimiento físico y mental, sino también una buena salud. Tenlos en cuenta y nota cómo mejora tu calidad de vida.

1. Dieta equilibrada

te falta energía

Una de las principales causas del cansancio es llevar una mala alimentación. Hoy en día parece que las prisas nos hacen olvidar la importancia de llevar una dieta sana y equilibrada.

Sin embargo, llevar una dieta sana, variada y equilibrada ayudará a que nuestro cuerpo no le falte ningún tipo de sustancia y tengas una mayor vitalidad y energía.

2. Actividad física regular

Hacer ejercicio regularmente es fundamental para combatir el cansancio. A pesar de que cueste en los primeros días, nos ayuda a producir endorfinas y a sentirnos mejor. De hecho, cuanto termines, al cabo de un rato te sentirás con mayor vitalidad. Además, es ideal para combatir el cansancio mental.

3. Dormir las horas suficientes

Aunque es algo que siempre tenemos muy presenta para los más pequeños, a menudo parece que con la edad se nos olvida lo importante que es tener un buen descanso.

Dormir las horas suficientes es fundamental para empezar un día con energía suficiente para afrontar la jornada. Además, dormir una siesta de 30 minutos puede ser una de las mejores formar de evitar que sientas que te falta energía.

Descubre: Descubre cómo evitar el cansancio mental

4. Organízate y relájate

te falta energía

A pesar de todas las  responsabilidades que tenemos a diario, hay que aprender a organizarse con antelación para que la situación no nos supere y nos colapse. Aprender a delegar en los demás y a relajarse cuando por fin tenemos un rato libre será, sin duda, una perfecta manera de evitar cansancios tanto mentales como físicos.

Conclusión

Adopta a tu día los consejos que más te convengan e inclúyelos en tu rutina. Aprende a relajarte y quitarte el estrés de encima ya verás como esa sensación de que te falta energía poco a poco desaparecerá.

  • Barkoula, N. M., Alcock, B., Cabrera, N. O., & Peijs, T. (2008). Fatigue properties of highly oriented polypropylene tapes and all-polypropylene composites. Polymers and Polymer Composites. https://doi.org/10.1002/pc
  • Perry, S. E., & Santhouse, A. M. (2016). Chronic fatigue syndrome. Medicine (United Kingdom). https://doi.org/10.1016/j.mpmed.2016.09.015
  • Enoka, R. M., & Duchateau, J. (2008). Muscle fatigue: What, why and how it influences muscle function. Journal of Physiology. https://doi.org/10.1113/jphysiol.2007.139477
  • Ament, W., & Verkerke, G. (2009). Exercise and fatigue. Sports Medicine. https://doi.org/10.2165/00007256-200939050-00005