¿Te gustaría lucir un busto más firme? No te pierdas estos 6 consejos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 27 diciembre, 2018
Carolina Betancourth · 2 enero, 2017 · Última actualización: 27 diciembre, 2018 27 diciembre, 2018
Además de mantener una postura erguida y practicar ejercicios localizados para conseguir un busto firme es conveniente adoptar una serie de hábitos y una dieta equilibrada

El busto es uno de los atractivos físicos femeninos que, por desgracia, tiende a presentar muchos cambios en las diferentes etapas de la vida.

La actividad hormonal, los bajadas o subidas bruscas de peso e incluso la lactancia materna son algunos de los factores que pueden, por ejemplo, causarle flacidez, estrías u otros problemas estéticos.

Esto, sumado a la pérdida de elasticidad y flexibilidad que se sufre por el proceso de envejecimiento, son un gran impedimento para conservarlos firmes durante mucho tiempo.

Es normal que comiencen a tornarse flácidos a partir de los 40 años. Sin embargo, en ocasiones se acelera este proceso por descuido tanto de los músculos como de la piel.

Así las cosas, es primordial que todas adoptemos algunos cuidados especiales. Además, deberíamos procurar aplicarlos todos los días, desde edades jóvenes.

Dado que algunas desconocen cuáles son, en el siguiente espacio queremos compartir una serie de recomendaciones. Estas pueden ayudarte a mantener su firmeza y salud.

1. Cuidar la alimentación

personas comiendo ensalada

Muchas no se alcanzan a imaginar todos los beneficios estéticos que tiene la adopción de una alimentación saludable, equilibrada y rica en nutrientes de alta calidad.

En este caso particular se trata de un hábito fundamental, ya que una dieta adecuada es fundamental para la salud muscular y de la piel.

Por otro lado, muchos alimentos estimulan la producción de estrógenos en el cuerpo. Esto fomenta el crecimiento y la firmeza del busto, en especial al iniciar su etapa de desarrollo.

Una alimentación sana debe incluir:

  • Frutas y verduras
  • Legumbres
  • Frutos secos
  • Carnes blancas
  • Pescados y mariscos
  • Cereales integrales
  • Semillas

¿Quieres conocer más? Lee: Los 3 mejores cereales para bajar de peso

2. Infusión de hinojo

Esta hierba contiene fitoestrógenos. Estos son flavonoides que pueden ayudarnos a equilibrar los niveles de hormonas. Por lo tanto, pueden ser beneficiosos para nuestro busto.

Además, las hormonas que afectan a los senos también guardan relación con la piel. Así, tener un buen nivel de estas hormonas puede reportarnos beneficios para la piel también.

¿Cómo hacerla?

  • Primero, echa una cucharada de hinojo (7 g) en una olla con agua.
  • A continuación, deja que el agua hierva y luego retira del fuego y deja reposar.
  • Cuanto haya enfriado, consume.
  • Puedes tomarla una vez al día.

3. Mejorar la postura

corrige tu postura corporal

Una buena postura no solo estiliza la figura sino que puede ayudarnos a lucir unos senos más firmes, tonificados y atractivos.

La posición del cuerpo, tanto en reposo como en movimiento, ejerce efectos significativos en la salud muscular del pecho, el abdomen y la espalda.

Una postura erguida hace lucir más estatura y disminuye el riesgo de lesiones. Además, por si fuera poco, puede ayudarte a evitar que el busto se caiga.

4. Hacer ejercicio

Aunque a muchas les cuesta trabajo ponerlo en práctica cada día, el ejercicio físico es una de las mejores formas de mantener un busto tonificado, firme y libre de problemas estéticos.

Este tipo de actividades tonifica, reafirma y, de hecho, contribuye a ganar masa muscular. Así, podría aumentarse su tamaño de forma natural.

Por otro lado, tiene beneficios en la circulación y la salud de la piel. Estos aspectos son clave para evitar las estrías y la flacidez.

Lo ideal es practicar actividades que trabajen en conjunto los pectorales, la espalda y los brazos.

Algunos recomendados son:

  • Las lagartijas o flexiones
  • La natación
  • El levantamiento de pesas
  • Las mariposas con pesas

5. Mascarilla de clara de huevo para conseguir un busto firme

bol con clara de huevo

La aplicación regular de una mascarilla de clara de huevo puede ayudar a disminuir la flacidez de la piel de los senos. Además, puede mejorar su elasticidad y firmeza.

Esto se debe a todas las vitaminas y minerales que contiene, como la riboflavina. Esta vitamina del complejo B participa en el crecimiento de las células. Por eso, puede ser muy beneficiosa para tener una piel sana y firme.

Visita este artículo: Las 6 mejores mascarillas naturales para atenuar el paño

¿Cómo prepararla?

  • Primero, bate una clara de huevo hasta punto de nieve.
  • Posteriormente, aplícala por todo el busto.
  • Espera que actúe 30 minutos y enjuaga con agua fría.

6. Aumentar el consumo de agua

La hidratación es fundamental tanto para la firmeza de los senos como para la salud y fuerza de todos los músculos del cuerpo.

El consumo diario de agua brinda beneficios en todo el organismo, ya que mantiene la circulación activa. Además, asegura una correcta oxigenación celular.

Tomar de 6 a 8 vasos al día es un gran complemento para mantener la piel firme, libre de celulitis y estrías.

Como puedes ver, se trata de una serie de hábitos muy simples y saludables. Aunque no dan resultados inmediatos, son buenas alternativas para mantener un busto firme y natural.

No solo eso, también te ayudará a estar más sana y sentirte mejor. Por eso, anímate a ponerlos en práctica e incluirlos dentro de tu rutina y disfrutar de todos sus beneficios.