Se desarrolla una técnica para detectar tumores de ovario “ocultos”

Gracias a esta novedosa técnica los especialistas podrían diferenciar los tumores benignos de los malignos y a su vez descubrir los ocultos que puedan haberse formado por metástasis

El cáncer de ovario es el cuarto en incidencia dentro de la población femenina, justo por detrás del cáncer de pulmón, el de mama, el colorrectal o el de endometrio.

Cabe decir que lo más complejo del cáncer de ovario es que suele presentar muy pocos síntomas, y las pistas que nos ofrece suele confundirse con otras dolencias, tales como malas digestiones, gases o incluso pequeñas sobrecargas en la zona baja de la espalda o la pelvis.

La prevención en estos casos, aunque esencial, nunca termina de ser del todo segura, puesto que, en ocasiones, incluso habiéndonos sometido a un examen, las pruebas médicas no pueden asegurarnos al 100% que no existan células cancerígenas.

Es por ello por lo que la ciencia sigue avanzando para ofrecernos más recursos y más posibilidades para tratar el cáncer desde etapas más tempranas.

Desde el Centro médico de Leiden en los Países Bajos, han anunciado el desarrollo de una técnica que nos permitiría detectar células potencialmente peligrosas en los ovarios, así como los llamados “tumores ocultos”.

Te damos toda la información.

Tumores de ovario al “descubierto”

Así es como los investigadores han definido el propósito de esta técnica: dejar al descubierto al tumor desde el primer momento, desde sus primeras fases para dar a la paciente la seguridad de que va a poder ser tratada de modo más eficaz.

Te recomendamos leer también “los 5 tipos de cáncer más fáciles de prevenir”

Los oncólogos nos señalan que el cáncer de ovario, a pesar de no ser de los más frecuentes (unos 250 000 casos al año en todo el mundo) es uno de los más complejos de tratar porque suele dar pistas cuando ya se encuentra en fases más avanzadas.

  • No obstante, ello no quiere decir en absoluto que sea uno de los más mortales.
  • El cáncer no siempre es sinónimo de muerte. Es algo de lo que debemos mentalizarnos. Hemos de verlo como una batalla donde se necesitan nuestros máximos recursos físicos, personales y emocionales.
  • El cáncer de ovario suele requerir más de una intervención y varios tratamientos, de ahí que los médicos y especialistas necesitaran, por encima de todo, una técnica eficaz que permitiera diagnosticar el cáncer de ovario de forma más temprana.

Este es el resultado de este trabajo.

ovario

El cáncer de ovario y los tumores ocultos

Cuando una mujer es diagnosticada de cáncer de ovario, suele enfrentarse a una intervención en la cual se procede habitualmente a extirpar los ovarios porque, como hemos señalado antes, se halla en una fase avanzada.

  • Los cirujanos deben hacer frente a su vez a otro hecho: los llamados “tumores ocultos”. Al estar la enfermedad más extendida, es común que las células hayan iniciado la metástasis y exista más de un tumor.
  • Los cirujanos deben tener una buena pericia para verlos y poder extirparlos, algo que solo se puede hacer durante la propia intervención, puesto que, con anterioridad, no hay medios para ver estos “tumores ocultos”.

Ahora, gracias a un agente especial que se introduce de forma sencilla en nuestra sangre, la detección temprana podría evitar estas realidades tan duras para la mujer.

Te recomendamos leer también “el nuevo método que promete destruir los tumores del cáncer de mama en 11 días”

El agente “fluorescente” que detecta tumores ocultos

  • La noticia ha aparecido publicada en medios de todo el mundo durante estos últimos días. El protagonista de este avance es un agente fluorescente al que han llamado “OTL38”.
  • Su función es sencilla, valiosa y vital: detectar el cáncer de ovario. Es capaz de diferenciar tumores sanos de tumores malignos.

De este modo, se podría intervenir en fases más tempranas y, además, poder extirpar los tejidos malignos con mayor exactitud.

Problemas-de-circulación-sanguínea

Resultados de las primeras pruebas

Hasta el momento la técnica ha sido muy efectiva. Se han podido diagnosticar hasta un 29% más de casos, revelando ante todo aquellos tumores que hubieran permanecido ocultos y latentes sin un adecuado diagnóstico.

  • Los cirujanos también agradecen esta técnica novedosa. A la hora de enfrentarse a una operación, saben de antemano qué zonas deben intervenir y qué áreas o tejidos están completamente sanos.
  • Se evitan así lesiones innecesarias y agravar el postoperatorio y la recuperación.
  • El poder eliminar todo tejido tumoral implica, sin duda, una mayor tasa de supervivencia.
  • Si tenemos en cuenta que esta técnica no ha hecho más que iniciar su camino, veremos buenos resultados en los próximos años al poder analizar con mayor exactitud la tasa real de mujeres que han superado el cáncer de ovario.
mujer caminando en la playa

Si bien es cierto que estas noticias nos llenan de esperanza, no podemos dejar de pensar que el mayor logro sería, sin duda, evitar la propia formación del cáncer.

Hasta que ese día llegue, seguiremos luchando, cuidándonos y esperando que los gobiernos inviertan más en este tipo de investigaciones con las que todos salimos ganando.

Te recomendamos leer también “el secreto del pueblo donde su gente no padece cáncer ni diabetes”

Porque invertir en ciencia y en investigación es invertir en salud, en vida.

Te puede gustar