Técnicas de yoga a la hora de hacer el amor

El yoga es una disciplina muy beneficiosa para el cuerpo humano. No solo ayuda a mantener la forma física y mental, sino también a mejorar las relaciones sexuales. En el siguiente artículo te contamos las posturas de yoga que mejoran el sexo.

Según las enseñanzas ancestrales, hacer el amor es un momento no solo de placer carnal, sino también de conexión espiritual. Por ello, las técnicas de yoga pueden ayudar en la pareja, ya sea para probar algo nuevo o para reconectarse con el otro.

El yoga y el sexo

sexo y amistad

El sexo está ligado a la espiritualidad. Y lo espiritual también está relacionado al yoga. Por lo tanto, podemos pensar que para disfrutar de las relaciones íntimas con nuestra pareja se pueden aprovechar las bondades de esta práctica que tiene cientos de años y cuyos beneficios son popularmente conocidos.

El yoga se practica a través de diferentes posturas que permiten canalizar la energía mediante la respiración. Y, además, nos ayuda a mejorar la flexibilidad y a dejar de lado el estrés… ¡Todo lo que necesitamos para una noche inolvidable!

Aunque no lo creas, después de practicar yoga podrás disfrutar de un sexo más placentero, e incluso conectar mejor con tu pareja. No importa si están juntos hace 20 años o si recién comienzan la relación.

La plenitud y el placer se encuentran cuando además de lo físico entra en juego lo emocional y lo espiritual. Las miradas, el latido de los corazones, la respiración. Todo está en armonía y eso se traducirá en relaciones íntimas más conscientes, duraderas y maravillosas.

Ver también: ¿Por qué es importante estar relajada en el sexo?

Yoga kundalini: para mejorar el sexo

Dentro de las diferentes técnicas de yoga, existe una que nos puede ayudar a disfrutar de un sexo increíble. Se llama Kundalini y se lo conoce como ‘el yoga de la consciencia’, ya que a través de ciertas posturas se consigue liberar la energía (incluyendo la sexual).

Según indican los expertos en la disciplina, para que el Kundalini tenga sus buenos efectos en la pareja, como primera medida debemos tener la confianza suficiente en el otro para dejar de lado la vergüenza o la timidez.

Luego, es fundamental alinear los cuerpos: corazones, ombligos y centros de energía inferiores (pelvis) han de estar conectados. Para asegurar un placer, difícil de explicar con palabras, la respiración y los latidos deben estar en sintonía.

Posturas de yoga para mejores relaciones sexuales

beneficios-sexo-ejercicio

Podemos practicar yoga en una academia o centro especializado. ¡O bien en casa con nuestra pareja! Sin dudas, son experiencias completamente diferentes. En el primer caso, nos será de utilidad para aumentar la flexibilidad y mejorar la respiración.

En el segundo, para hacer el amor de una manera completamente diferente. Estas son las mejores posturas del yoga que garantizan un sexo placentero y muy satisfactorio:

1. La cobra

Es una de las posturas de yoga más conocidas y fáciles de realizar. Y, aunque no lo creas, puede ser de utilidad cuando intimas con tu pareja. Para hacerla debes ponerte boca abajo con las piernas estiradas.

Apoya las manos y estira los brazos para despegar el torso de la cama. Lleva el cuello levemente hacia atrás. Esta postura es ideal para realizar sexo oral a tu pareja.

2. La rueda

Consideraciones antes de practicar sexo oral

En yoga se lo conoce como ‘el puente’, pero en este caso se le llama así porque suma a un segundo protagonista en la escena. Para comenzar, la mujer se coloca boca arriba en la cama, apoya las plantas de los pies y las palmas de las manos y eleva el resto del cuerpo. El hombre ‘aprovecha’ la posición para colocarse frente a su pareja, ya sea de pie o apoyado sobre sus rodillas.

3. El perro

Aquí tenemos dos opciones: boca abajo o boca arriba. En el primer caso, es una posición muy conocida en el sexo, en la cual la mujer apoya las rodillas y las manos en la cama y el hombre se coloca detrás de ella.

En cuanto a la segunda alternativa, debes colocarte boca arriba, estirar las piernas y los brazos de forma tal que tu cuerpo forme una “V”. Tendrás que soportar el cansancio, pero siempre puedes apoyar las piernas en los hombros de tu pareja. Sin dudas, se trata de una postura más que erótica y placentera.

Te recomendamos leer: Descubre 6 posturas sexuales con nombres de países

4. El camello

Para realizar esta postura necesitas un poco de práctica y flexibilidad, pero puedes conseguirla en poco tiempo. Básicamente, comienza como la posición del perro boca abajo: apoyar manos y rodillas en la cama.

El siguiente paso es elevar las caderas lo máximo que se pueda hasta que las piernas y los brazos queden bien estirados. La cabeza queda ‘escondida’ entre los hombros y los únicos que están apoyados son las manos y los pies.

Con esta postura tan sugerente, sin dudas, aumentarás la libido de tu pareja. No podrá resistirse a la tentación de tener relaciones contigo. Lo mejor de todo es que ambos disfrutarán de ese momento tan especial.

5. Sat Kriya

Te recomendamos que primero practiques esta postura en solitario para poder mantener el equilibrio. Una vez que la hayas practicado es tiempo de aprovecharla en tu próxima noche de sexo.

Ponte de rodillas con las piernas levemente abiertas y apoya los glúteos en los talones. Luego, lleva el torso hacia atrás y estira los brazos mientras elevas un poco la pelvis hacia arriba.

Sin dudas, es una de las mejores técnicas de yoga que puedes utilizar al hacer el amor; solo debes sentarte encima de tu pareja (él acostado boca arriba) y cumplir con todos los pasos indicados anteriormente.