Técnicas low-cost para mantener tu salud

6 marzo, 2014
Podemos ejercitarnos sin necesidad de acudir a un gimnasio. Solo tenemos que proponérnoslo y comprometernos a seguir unas rutinas para mejorar nuestro estado físico

Muchas veces, creemos que para tener buena salud debemos consumir los productos más costosos del mercado o realizar las actividades que requieren más inversión económica de nuestra parte. Conoce a continuación algunas técnicas low-cost para mantener tu salud y estar siempre saludable sin tener que gastar mucho dinero.

Realiza actividades al aire libre

Todos sabemos que realizar ejercicio es una costumbre sana y divertida que nos ayuda a parte de mantener nuestro cuerpo en forma, a tener una buena salud y estado de ánimo. Hacer ejercicio, muchas veces está ligado con la idea del gimnasio. Una membresía de gimnasio puede resultar bastante costosa. Lo que realmente importa es el compromiso y la motivación con que realizas tu actividad física, hay un montón de ejercicios que puedes hacer al aire libre y que resultan tan buenos como ir a un gimnasio!!!. Además, estar fuera puede ser mucho más divertido y beneficioso  ya que puedes cambiar constantemente tu paisaje exterior cuando desees un entorno diferente, entre otras cosas.

Congela tus alimentos

Congelar los alimentos es otra de las técnicas low-cost para mantener tu salud. La mayoría de la gente sólo piensa en los alimentos frescos cuando están considerando un plan de alimentación saludable.  Pero las verduras  frescas congeladas pueden ser altamente nutritivas  con más vitamina, y no son sólo los vegetales, las frutas congeladas como las bayas tiene un aporte más saludable y suelen ser más baratas.

Cambia frutas y verduras comunes por súper alimentos

 Los nutrientes que se encuentran en muchos súper alimentos están disponibles en la mayoría de frutas y verduras. No tienes que gastar mucho dinero en alimentos que se comercializan como súper alimentos. Por ejemplo, las bayas de Goji son ricas en vitamina C, pero puedes obtener vitamina C por comer una naranja o guayaba que es una alternativa mucho más barata. Una buena idea es elegir las frutas que están en temporada, ya que tienden a ser menos costosas.

Bebe agua de grifo en lugar de agua embotellada

Agua potable

Como ya se sabe, el agua es esencial para hacer que nuestro cuerpo funcione correctamente. No necesitas gastar dinero en agua embotellada. El agua del grifo es absolutamente  segura en la mayoría de países o ciudades. Si vives en un área donde el agua de grifo está fluroada (a niveles bajos), la salud de tus dientes podría mejorar debido a este mineral (flúor).

Cocina tus propios alimentos

Una ventaja de hacer tu propia comida es que sabes exactamente con que ingredientes está cocinada. De esta manera, puedes evitar una serie de cosas desagradables, tales como el exceso de sal y condimentos, grasas saturadas, etc; que a veces se encuentran en los alimentos de algunos restaurantes o comida para llevar.

Renuncia a los malos hábitos

¿Qué podría ser más sencillo? Cigarrillos, patatas fritas, dulces, pasteles, comida rápida… todos te cuestan dinero y al consumirlos no le vas a hacer ningún favor a tu salud.  En vez de esta comida, puedes consentirte con una deliciosa barra de chocolate negro de alta calidad una vez a la semana.

3398636406_14bfeee759

Imágenes cortesía de VoucherCodesEuCom y Mike Haufe

Te puede gustar