¿Tienes deficiencia de estos 6 nutrientes?

Una dieta equilibrada y variada aporta los nutrientes que necesita tu cuerpo para funcionar bien. Si careces de esto nutrientes, replantea tu dieta.

La alimentación desempeña un papel esencial ya que, a través de los alimentos, el cuerpo recibe los nutrientes que necesita para cumplir con todas sus funciones. Por eso, es fundamental llevar un plan de alimentación saludable y variado.

Sin embargo, además de ser variada, la dieta debe ser equilibrada. Es decir, con las cantidades adecuadas de aquellos nutrientes que se requieren a diario según cada cuerpo y la actividad que realiza.

En ocasiones, algunas personas cometen errores, especialmente cuando suprimen ciertos alimentos de la dieta, y basan su dieta en determinados productos. Aunque un alimento sea saludable, no significa por sí mismo aporte todo lo que el cuerpo necesita. Es decir, en el equilibrio y la variedad de alimentis está la clave.

También lee ¿En qué consiste una dieta ovovegetariana?

¿Consumes suficiente de estos nutrientes?

A continuación, vamos a enumerar las 6 deficiencias alimentarias más frecuentes. Revisa si tienes alguna de ellas y, entonces, replantea tu dieta para que sea completa y equilibrada.

1. Fibra

Fibra para combatir la deficiencia de nutrientes

La carencia de fibra es uno de los problemas más comunes. La fibra es un nutriente esencial que impulsa el movimiento intestinal y disminuye las afecciones digestivas.  En consecuencia, al comer poca fibra se  dificulta la digestión y la limpieza del organismo. Esto, a su vez, aumenta los índices de estreñimiento y dificulta la limpieza del cuerpo.

Puedes obtener fibra de los siguientes alimentos, por ejemplo:

  • Avena
  • Arroz integral
  • Brócoli
  • Limón
  • Aguacate
  • Papaya
  • Pepino
  • Sandía
  • Manzanas
  • Peras
  • Naranjas

También lee El consumo de tres kiwis verdes al día ayuda a combatir el estreñimiento

2. Calcio

El calcio es un mineral esencial fundamentalmente para formar y fortalecer los huesos y los dientes. La carencia de calcio suele ser más común en las mujeres en edad adulta que en las jóvenes. Esto se debe a que la disminución en la producción de estrógenos dificulta la absorción de calcio y, consecuencuentemente, provoca la reducción de la densidad ósea y trastornos dentales.

El problema es que es difícil asimilar el calcio, y además no siempre se ingiere en las cantidades diarias recomendadas. Los alimentos ricos en calcio son fundamentalmente:

  • Leche y derivados
  • Brócoli
  • Soja
  • Legumbres
  • Pescado
  • Huevos
  • Espinaca

También lee Dieta para la menopausia: nutrientes que no te deben faltar

3. Vitamina C

Vitamina C para combatir la deficiencia de nutrientes

Aunque está presente en muchos alimentos de consumo diario, la vitamina C sigue siendo uno de esos nutrientes que no todos absorben en las cantidades apropiadas. Su deficiencia es la principal causa del debilitamiento del sistema inmunológico y, consecuentemente, de infecciones y trastornos cutáneos como el escorbuto.

Los alimentos que más la contienen incluyen:

  • Frutos cítricos
  • Hígado
  • Bayas
  • Col rizada
  • Pimientos

También lee Cómo hacer un remedio de cítricos para aumentar las defensas

4. Flavonoides

Estos antioxidantes provienen en gran parte de las frutas y verduras. Por lo tanto,  quienes consumen pocas verduras tienen un gran déficit de flavonoides. Los flavonoides son esenciales para prevenir enfermedades del corazón, envejecimiento prematuro y trastornos asociados al deterioro cognitivo.

Se pueden encontrar, por ejemplo, en:

  • Manzanas
  • Arándanos
  • Brócoli
  • El bulbo de las cebollas
  • Fresas
  • Uvas rojas
  • Lechuga
  • Bulbo del ajo
  • Hojas de repollo

5. Lignanos

Lignanos combatir la deficiencia de nutrientes

Los lignanos son metabolitos secundarios de las plantas que, cuando llegan hasta el intestino grueso, son fermentados por las bacterias intestinales. Durante este proceso se trasforman en fitoestrógenos, y se abosrben inmediatamente al torrente sanguíneo.

Los fitoestrógenos tienen múltiples beneficios para la salud, entre ellos por ejemplo su capacidad para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer de mama.

Los lignanos se encuentra en cantidades significativas en:

  • Semillas de lino
  • Semillas de calabaza
  • Centeno
  • Brócoli
  • Soja
  • Frijoles
  • Bayas
  • Semillas de ajonjolí

También lee: 10 síntomas de enfermedades cardíacas que ignoramos

6. Almidón resistente

El almidón es un tipo de hidrato de carbono común en las plantasn que, en ocasiones se digiere fácilmente, pero otras veces causa dificultades.

También lee 7 pasos para seguir una dieta sin gluten

Sin embargo, el llamado almidón resistente es una variedad saludable que beneficia la salud de la flora bacteriana del colon ya que la regula y, de este modo, evita el ataque de bacterias dañinas.

Además, todo indica que ingerir este tipo de almidón aumenta la sensación de saciedad y, en consecuencia, contribuye a regular el azúcar en la sangre después de comer.

Este tipo de almidón se encuentra, por ejemplo, en:

  • Cereales integrales
  • Pasta
  • Legumbres
  • Plátanos verdes
  • Patatas

Una dieta balanceada y variada permite que se cumplan las funciones del cuerpo.  Por lo tanto, revisa tu alimentación e identifica si carece de algún nutriente. En ese caso, replantea tu dieta e incorpora los alimentos que te faltan.

  • Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y la Organización Panamericana de la Salud. (2017). América Latina y el Caribe: Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional. FAO https://doi.org/ISBN 978-92-5-309608-4