Ten tu propio calendario personalizado

Fernando Clementin · 6 abril, 2018
Un componente fundamental para darle estilo personal a la oficina o la casa es el calendario. Con estos modelos sencillos y económicos, disfrutarás de darle la vuelta a cada hoja mes a mes.

En la actualidad, todavía hay quienes hacen uso de un elemento clásico pero inamovible para organizar sus fechas: el calendario. Si te gustaría hacer uno a tu estilo, de seguro te servirán estos consejos para lograr un buen calendario personalizado.

A pesar de la fiereza con la que las nuevas tecnologías se apoderan de nuestra vida cotidiana, todavía hay algunos románticos que recurren al lápiz y al papel. Más allá de las comodidades de la pantalla, ellos adoran ese ‘no sé qué’ que transmiten las herramientas de toda la vida.

Este artículo puede resultar sumamente atractivo para ellos. En este caso, contaremos cómo lograr un calendario personalizado para que siempre estés a gusto al repasar las fechas. Puedes usarlo para tu oficina, tu cuarto o tu sala de estar.

Beneficios de tener un calendario personalizado

Beneficios de tener un calendario personalizado

Podrá parecer una nimiedad, apenas un aspecto que complementa las millones de cosas que tienes sobre tu escritorio. La realidad es que no es tan así; quienes trabajan con reuniones, citas y múltiples recordatorios acuden al calendario muchas veces al día. De hecho, debe ser uno de los elementos más utilizados en el ámbito laboral.

Con respecto a la comparación con las herramientas tecnológicas que tenemos a disposición en la actualidad, se podría decir que el calendario tradicional no ha perdido muchos adeptos. En este cotejo, el almanaque de siempre presenta las siguientes ventajas:

  • Rapidez: es más fácil tomar un lápiz o birome y escribir sobre él que coger el móvil, abrir la aplicación, agregar una nueva nota en el calendario y añadirle hora, lugar y detalles.
  • Accesibilidad: el teléfono puede dejar de funcionar o quedarse sin batería. El calendario, por su parte, siempre está ahí, a tu disposición.
  • Relajación: si te pasas el día frente al ordenador, es algo descontracturante cambiar de ámbito y anotar cosas a mano. La pantalla del móvil, además de agotadora, puede desconcentrarnos fácilmente.

Visita este artículo: 7 consejos necesarios para mejorar día a día como persona

¿Cómo hacer mi calendario personalizado?

Luego de esta defensa de lo clásico, te contaremos al fin cómo diseñar tu calendario personalizado. Existen muchas maneras, unas muy prácticas y otras algo más creativas.

1. Calendario personalizado con fotos

Calendario personalizado con fotos

Hoy día puedes encontrar en Internet muchas plantillas personalizables para rellenar con fotos y hacer calendarios verdaderamente bellos.

Así, cada vez que repases una fecha te encontrarás con tu mascota, un recuerdo bonito o tus familiares haciéndote compañía. Sin dudas, una de las opciones más efectivas para levantar el ánimo y robarte una sonrisa en el trabajo.

Lo positivo de estos modelos prediseñados es que hay muchísimos, te permitirán ahorrar tiempo y puedes editarlos con cualquier programa de tu ordenador. Puedes imprimirlos en casa, si cuentas con una buena impresora, y luego colocarles los anillos para calendarios. Si no, otra opción es llevarlos a una casa de diseño gráfico para que hagan estos últimos pasos por ti.

Te recomendamos leer: 12 ideas para marcos de fotos

2. Calendario personalizado de cartulina

Este segundo calendario es más bien una manualidad. Para realizarlo, debes contar con una cartulina blanca —que será la base— de 30 centímetros de ancho por 15 cm de largo; y 13 hojas de 15,2 cm por 10,1 cm.

En primer lugar, tendrás que hacer pliegues tomando el papel grande a lo ancho. Hazlos en los 11,4 cm; 13,9 cm; 16,5 cm y 27,9 cm. Luego de marcarlos, dóblalo: verás que tomará una forma piramidal, como la de los calendarios de mesa.

En cuanto a las hojas de los meses, aplica tu creatividad para crearlas. Puedes recortar los marcos redondeados o con otras formas y también puedes pegar papel decorado en cada una de ellas. En las librerías conseguirás diseños espectaculares para darle estilo a tu calendario personalizado.

Como tercer paso, pega las hojas lisas al papel decorado para los meses. Haz lo mismo con el calendario y pégalo definitivamente. Un consejo: decora también el interior, para que no se noten los espacios en blanco.

Finalmente, pega el calendario impreso en cartulina de color sobre las hojas decoradas y aníllalas a la otra estructura. Puedes añadir, como toque final, cualquier otro detalle que consideres.

3. Calendario con portarretrato

Calendario con portarretrato

Esta tercera idea es sumamente útil. Para hacerla, necesitarás un marco de portarretrato que no uses. Además, deberás tener impreso sobre una hoja un calendario con días pero sin números ni meses. Lógicamente, debe ser del tamaño del marco.

El procedimiento es tan simple como colocar la hoja en el portarretros, como si fuera una foto, y luego escribir las fechas sobre él con un fibrón especial para pizarras.

Así, mediante la combinación de colores, tendrás un calendario personalizado totalmente reciclable y reutilizable mes a mes. Fácil, rápido y económico.

Mantener tus compromisos y eventos organizados será más llevadero si cuentas con un calendario personalizado al estilo que más te guste. Sigue estas ideas y disfruta de una bella decoración para tu ambiente de trabajo.