Tendinitis de Quervain

Carolina Betancourth · 12 enero, 2018
Esta afección es común en personas que practican deportes en los que se realizan movimientos repetitivos de muñeca.

La tendinitis o tenosinovitis de Quervain es una condición que se produce por la irritación de los tendones de la muñeca del lado del pulgar. La irritación ocasiona una inflamación en el revestimiento alrededor de los tendones, lo que puede dificultar el movimiento de los mismos.

Quienes la padecen suelen sentir dolor y sensibilidad al girar la muñeca, cerrar el puño o agarrar diversos elementos. Si bien lo pueden padecer hombres y mujeres, estas últimas son las más afectadas, en especial cuando realizan trabajos o actividades que implican un movimiento repetitivo de la zona.

¿Cuáles son las causas de la tendinitis de Quervain?

Cuáles son las causas de la tendinitis de Quervain

Los tendones son estructuras fibrosas que unen los músculos a los huesos. Aunque no se sabe con exactitud qué produce la tendinitis de Quervain, se maneja de hipótesis que está causada por una irritación de la vaina que recubre los dos tendones de la muñeca y la parte inferior del pulgar. Esta, a su vez, se relaciona con factores como:

  • Movimientos repetitivos que incluyen al pulgar; como escribir en el teclado o usar el ratón.
  • Microtraumatismos sobre la zona del pulgar o la parte externa de la muñeca.
  • Degeneración tendinosa por la edad.
  • Deportes que suponen movimientos repetitivos de la mano y la muñeca; como el tenis o golf.

Ver también: Ejercicios para fortalecer las muñecas

Síntomas de la tendinitis de Quervain

El principal síntoma de la tendinitis de Quervain es un dolor en el lado del pulgar de la muñeca. Este se puede manifestar de forma gradual, aunque también puede aparecer bruscamente. El dolor se puede irradiar hacia el antebrazo y tiende a empeorar cuando se realizan actividades donde se debe esforzar la mano y el pulgar. Los síntomas también incluyen:

  • Entumecimiento de los dedos pulgar e índice.
  • Hinchazón de la muñeca.
  • Rigidez al mover el dedo pulgar o la muñeca.
  • Hipersensibilidad en la zona de la muñeca y el pulgar.
  • Dificultad de movimiento o limitación funcional.

¿Cómo se diagnostica la tendinitis de Quervain?

Cómo se diagnostica la tendinitis de Quervain

Para diagnosticar la tendinitis de Quervain, el médico examinará la mano para determinar si hay dolor al aplicar presión en la muñeca del lado del pulgar.

Posterior a esto se realiza una prueba conocida como maniobra de Finkelstein. En esta, el paciente debe cerrar la mano haciendo un puño con los dedos sobre el pulgar. Luego, flexiona la muñeca hacia el dedo meñique para comprobar la intensidad del dolor. Si dicha acción produce un dolor fuerte, el diagnóstico sugiere tendinitis de Quervain.

Por otro lado, aunque no es necesario, se puede hacer una ecografía de partes blandas para confirmar el diagnóstico.

Te recomendamos leer: 6 remedios para aliviar el dolor en las muñecas

Tratamiento de la tendinitis de Quervain

Para un tratamiento satisfactorio, el médico tiene en cuenta la severidad con que se presentan los síntomas. En un principio se emplea un tratamiento conservador (no quirúrgico) enfocado en el alivio de la inflamación y dolor. Si este no funciona, se puede sugerir una intervención quirúrgica.

Medicamentos

café analgésicos

Con el fin de disminuir el dolor y la hinchazón, el médico sugiere el consumo de analgésicos de venta libre como el ibuprofeno y naproxeno.

También se recomienda la inyección de corticoesteroides en la vaina tendinosa para disminuir la inflamación. Si este tratamiento inicia durante los primeros seis meses de los síntomas, hay altas probabilidades de tener una recuperación completa en poco tiempo.

Terapia

Para disminuir la severidad de los síntomas y acelerar el proceso de recuperación, la terapia incluye:

  • Inmovilización del pulgar y la muñeca con una férula o dispositivo para sostener los tendones.
  • Evitar movimientos repetitivos con el pulgar.
  • Aplicar hielo en la zona afectada.

También es recomendable visitar el fisioterapeuta o terapeuta ocupacional. Estos profesionales pueden evaluar qué movimientos afectan la muñeca y cómo hacerles ajustes para disminuir la tensión que ocasionan sobre el tendón. Adicionalmente, se pueden practicar ejercicios para las muñecas y las manos con el fin de fortalecer los músculos y reducir la rigidez.

Cirugía

Cirugía

Los casos más graves no responden a los tratamientos anteriores. Es por esto que, como última vía para el tratamiento, se recomienda una cirugía ambulatoria. Con este procedimiento se busca aumentar el espacio del túnel para liberar la tensión y facilitar el deslizamiento del tendón.

Una vez finalizada esta intervención, el médico explica detalladamente qué pautas se deben tener en cuenta para el proceso de rehabilitación. Por lo general, para evitar futuros problemas, se asignan visitas periódicas con el fisioterapeuta.

Referencias:

  1. Martinez Peric, Rodrigo. «Enfermedad de D´Quervain»
  2. Gabriel Celester Barreiro: Tendinopatía de De Quervain. Revisión de conceptos. Iberam. Cir. Mano, vol. 37, núm. 2, noviembre 2009.
  3. De Quervain’s Tenosynovitis: Finkelstein’s Test.
  4. Arroyo J., Delgado P.J., Fuentes A., Abad J. M., (2007), Tratamiento Quirúrgico de la Tenosinovitis Estenosante de Quervain, editorial Fundación MAPFRE, vol. 5 N°2, pp. 1-6.