Quita la tensión de tus cervicales con aceites esenciales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio Alonso Castrillejo el 4 enero, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 5 enero, 2019
Además de ayudarnos a calmar las tensiones cervicales, los aceites esenciales también nos proporcionan beneficios a través de la aromaterapia, por lo que su acción es más que completa.

Si la tensión de tus cervicales te provoca demasiados problemas, como dolores de cabeza o rigidez, es importante que leas este artículo. En él descubrirás cómo con 4 aceites esenciales puedes aliviar este problema conocido como cervicalgia.

La cervicalgia suele producirse debido a hábitos poco saludables. Por ejemplo, estar demasiado tiempo trabajando delante de un ordenador, con una silla inadecuada y una postura forzada puede hacer que nuestras cervicales se sobrecarguen.

Sin embargo, en algunos casos, esto también puede ser motivo del estrés.

Aceites esenciales para la tensión de tus cervicales

Para aliviar y eliminar la tensión de tus cervicales no solo debes determinar la causa que está provocando este problema.

También debes tomar determinadas medidas para ponerle solución a los síntomas. Para esto te pueden ser de gran ayuda los aceites esenciales.

Recuerda que los aceites esenciales son sustancias que concentran toda la potencia de las plantas, por lo que pueden ser peligrosos.

Siempre deben aplicarse diluidos en un aceite portador. Puedes añadir 2 o 3 gotas del aceite esencial en una cucharada de cualquier aceite vegetal (oliva, coco, almendras, etc.).

No olvides que los aceites esenciales no deben ingerirse ni entrar en contacto con los ojos o mucosas.

Además, recomendamos que al empezar a usar un aceite nuevo hagas una prueba de alergia. Pon el aceite diluido en el interior del codo. Si tras 24 horas no has sufrido ninguna reacción, ¡adelante!

Por último, los aceites esenciales no deben usarse en niños generalmente, y tampoco en mujeres lactantes o embarazadas. Mantenlos bien guardados lejos de niños y mascotas.

1. Romero (Rosmarinus officinalis)

Planta de romero y aceite esencial
Las propiedades antiinflamatorias del romero son eficaces para calmar la tensión de tus cervicales.

Una de las grandes propiedades del romero para aliviar la tensión de tus cervicales es su acción antiinflamatoria.

Cuando hay tensión, puede producirse una ligera inflamación bastante molesta y que incrementa el dolor. Por eso, utilizar aceite esencial de romero puede ser de gran ayuda.

No obstante, el romero tiene otras propiedades, como su capacidad analgésica. Por lo tanto, para que puedas beneficiarte de todo lo que puede ofrecerte, es importante que lo apliques de las siguientes maneras:

  • Empapa una compresa en aceite de romero diluido y aplícalo en la zona de las cervicales. Déjalo actuar durante unos 5 minutos.
  • Pídele a alguien que te dé un masaje en la zona o hazlo tú mismo utilizando este aceite. Notarás alivio al instante.

2. Lavanda (Lavandula angustifolia)

Planta y aceite esencial de lavanda.
Calmante y analgésico son las propiedades de la lavanda para calmar las cervicales.

La lavanda es otro aceite esencial ideal para aliviar el dolor de tus cervicales. Su olor ya nos proporciona un efecto calmante, que es una de las grandes propiedades que tiene este aceite.

Una de las maneras en las que puedes beneficiarte de los efectos calmantes de la lavanda es tomando sus flores como una infusión.

Sin embargo, también puedes aplicar el aceite esencial diluido de manera externa, mediante una compresa o masaje como vimos anteriormente. Sus efectos se potenciarán.

Lee este artículo: Mareos cervicales, causas y remedios

3. Salal (Gaultheria fragrantissima)

El aceite esencial de salal no es tan conocido, sin embargo, tiene un olor bastante característico y notorio.

No obstante, lo que hace que nos fijemos en él son sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antiespasmódicas. De hecho, muchas personas deportistas suelen llevarlo encima para aliviar los dolores musculares causados por el ejercicio físico.

La manera de aplicarlo es mediante un suave masaje del aceite diluido en la zona de las cervicales. Notarás un alivio instantáneo y descubrirás cómo la tensión disminuye.

4. Albahaca (Ocimum basilicum ssp basilicum)

El último de los aceites esenciales indispensables para quitar la tensión de tus cervicales es la albahaca, específicamente, la albahaca exótica. Esta tiene dos propiedades fundamentales: es antiespasmódica y antiinflamatoria.

Este aceite esencial se aplica diluido como los anteriormente mencionados. Masajeando la zona de forma suave podrás notar un alivio instantáneo de la tensión de tus cervicales.

No te lo pierdas: Ejercicios de respiración para relajarse

La importancia de reducir el estrés

Hombre con cervicales enrojecidas.
El estrés favorece que se acumule tensión en tus cervicales.

Nada de lo anterior tendrá los efectos deseados si no resolvemos una de las causas que, probablemente, estén provocando la tensión en las cervicales: el estrés.

Aunque notemos un alivio instantáneo con los aceites esenciales mencionados, lo ideal es que la tensión no aparezca de manera tan frecuente.

Para ello, podemos adoptar determinados hábitos saludables. Por ejemplo, empezar a meditar, saber alejarnos del trabajo durante el fin de semana o las vacaciones o hacer deporte.

Todo esto ayudará, aunque en ocasiones puede ser importante recurrir a la ayuda de un profesional de la salud.

Los psicólogos pueden darnos algunas claves fundamentales para experimentar la vida sin tanto estrés y saber relajarnos de la manera adecuada. Porque, si tenemos tensión en las cervicales, es posible que suframos de insomnio, irritabilidad, mal humor y otras tantas consecuencias de no saber parar.

Puedes utilizar un difusor de aceites esenciales y poner tu favorito, el de lavanda, por ejemplo, mientras meditas. Esto te ayudará a relajarte. Así, le podrás dar más de un uso a los aceites y disfrutar de la aromaterapia.

¿Alguna vez has sufrido tensión en tus cervicales? ¿Llegaste a conocer cuáles eran las causas? Te animamos a que utilices los aceites esenciales comentados cuando lo necesites y que empieces a adquirir nuevos hábitos que te ayuden a recurrir cada vez menos a ellos.

  • Alba Romero, C. D., Marcos, M. P., & Calle, C. M. (2012). Las cervicalgias en la consulta de atención primaria. FMC Formacion Medica Continuada En Atencion Primaria, 19(9), 521–528. https://doi.org/10.1016/S1134-2072(12)70463-2
  • Kazemi, A., Muñoz-Corsini, L., Martín-Barallat, J., Pérez-Nicolás, M., & Henche, M. (2000). Estudio etiopatogénico de la cervicalgia en la población general basado en la exploración física. Revista de La Sociedad Espanola Del Dolor, 7(4), 220–224.
  • Luengo, P. E. Z. (2004). Los aceites esenciales. ÁMBITO FARMACÉUTICO Fitoterapia, 23(7), 88–91. Retrieved from http://es.labo-hevea.com/downloads/HE_es.pdf