Terapia del agua para bajar de peso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 14 noviembre, 2018
Los sustitutos del azúcar presentes en las bebidas bajas en calorías estimulan el apetito. Bebe agua natural y adopta hábitos de vida saludables.

Si no bebes una cantidad suficiente de agua puede hacer que te contamines con tus  propias toxinas; además de provocar un exceso de grasa corporal y tendrás que combatirla para bajar de peso.

Consumir una mayor cantidad de agua diariamente puede frenar el apetito, ayuda en el desarrollo muscular y optimiza el metabolismo.

Tomar la cantidad adecuada de agua puede lograrse mediante cambios en los hábitos diarios. ¡No es nada difícil!

¿Existe el agua perfecta?

agua para bajar de peso

El agua sin gas pura es la mejor opción, ya que proporciona una hidratación óptima.

Debes evitar el agua con cafeína y sodio añadidos, que se encuentran comúnmente en el agua saborizada.

Evita las mezclas de bebidas bajas en calorías, ya que tienen sustitutos del azúcar que estimulan el apetito.

Además, la acidez presente en muchas de estas mezclas, puede resultar dañina para el esmalte de los dientes y provocar caries, como sucede con el consumo de dulces.

¿Cómo tomarla para bajar de peso?

Por la mañana, en ayunas, se recomienda beber unos 600 ml. de agua, pudiendo hacer dos tandas de 300 ml.

Después de beber esta cantidad de agua no debes comer ni beber nada durante 45 minutos.

Pasado este tiempo puedes comer y beber, y, cada 45 minutos antes de las comidas, debes beber unos 300 ml. de agua.

No es aconsejable comer ni beber nada después del desayuno, almuerzo y cena, hasta pasadas dos horas y media.

Descubre más sobre: La importancia del desayuno

Beneficios del consumo de agua

Mujer bebiendo agua mientras practica deporte.

  • El agua no tiene calorías.
  • Ofrece al cuerpo la posibilidad de bajar de peso, además provee la cantidad de agua que se debe de consumir diariamente.
  • Se necesita un mínimo de dos litros de agua al día, ya que tu cuerpo está compuesto de un 55 a 60 % de agua, y ayuda a bajar de peso para eliminar los kilos de más.
  • La terapia de agua ayuda a mantener el consumo de agua estable y consistente.
  • Es un gran preventivo de muchas enfermedades: su consumo mejora los dolores de cabeza, dolores del cuerpo, epilepsia, obesidad, artritis, bronquitis, asma, diarrea, estreñimiento y enfermedades de los riñones por citar algunas.
  • Ayuda a limpiar el cuerpo y a tener una piel elástica y joven.

La terapia del agua, más que una dieta para bajar de peso, se debe de adquirir como un hábito saludable de vida.