Terapia de polaridad ¿En que consiste?

Sergio Bernal 9 abril, 2018
La terapia de polaridad es una terapia alternativa que busca equilibrar el flujo de energía vital del organismo. No actúa de forma directa, sino que debe complementar a otro tratamiento médico

La terapia de polaridad es una forma holística y alternativa de sanación. Combina los conocimientos de la medicina tradicional oriental con los de la medicina occidental. Busca establecer el equilibrio en el flujo de energía vital del cuerpo.
La terapia de la polaridad es la que se encarga de nivelar todos los flujos de energía alterados en el cuerpo. De esta forma, actúa liberando los chakras con masajes y técnicas especiales como lo es el yoga de polaridad.

  • Es importante tener un breve conocimiento de cómo funciona el flujo de energía en el cuerpo.
  • De lo contrario, no vamos a saber de qué manera actuar. Así, accederemos a cualquier tratamiento que nos recomienden, y puede que no genere efecto alguno.

La importancia de la energía en la terapia de polaridad

terapia de polaridad

Tener un cuerpo sano es posible si el sistema energético vital esta en equilibro. No podemos olvidar que  cualquier obstrucción puede producir una enfermedad.

  • El conocimiento de nuestro cuerpo no solo se basa en lo tangible como lo son los huesos, órganos funcionales y demás extremidades que lo complementan.
  • La energía está situada en nuestro cuerpo y se contempla como un campo eléctrico, con corrientes y pautas específicas que lo constituyen desde que nacemos, y siguen actuando hasta que morimos.
  • Cuando uno de estos flujos sufre un bloqueo, se ve afectado todo el campo energético, por ende, se presentan enfermedades y molestias.
  • Al captar lo que irrumpe en el flujo de energía se puede acceder a la terapia para nivelarlas en nuestra mente, cuerpo y espíritu.

¿Quieres conocer más? yoga contra la depresión

¿Qué diferencia la terapia de polaridad de otras terapias?

La terapia de polaridad se diferencia de otras terapias convencionales porque es un sistema holístico que trabaja directamente en los bloqueos de los flujos de energía. Busca despertar la conciencia y la capacidad curativa que posee el cuerpo para curarse por sí solo.

De esta manera equilibra totalmente a la persona y activa el sistema inmunitario. Por lo tanto, es preventiva y alivia los dolores, equilibra las emociones y el estado de ánimo, e incluso ayuda a pensar mejor.

La terapia de polaridad es un gran complemento a otros tratamientos, farmacológicos y psicológicos, o cualquier método que se esté llevando a cabo en el momento. Esta potencia y acelera los tiempos previstos para su curación.

La curación tiene un proceso único en cada persona ya que todos lo organismo no son iguales.

¿Cómo se aplica la terapia de polaridad?

Yoga o meditación, es la actividad que más tranquiliza.

La terapia de polaridad trabaja directamente en los centros vitales específicos y en puntos de tensión o dolor. Así, da la oportunidad al cuerpo físico para que active sus propios recursos de sanación natural y de esta forma liberar la tensión y los bloqueos energéticos.

Cuando se el cuerpo es liberado de la tensión, se renueve el espacio emocional y mental, de tal modo que se generan patrones de conducta mucho más conscientes.

  • La  terapia de polaridad propone, a través de la técnica generada para desbloquear la energía retenida en el cuerpo, sanar la enfermedad y generar un estado de conciencia en el paciente, de tal modo que se conozca más así mismo con mayor profundidad.
  • La terapia incluye además, de los contactos, la alimentación correcta para el proceso y las prácticas de yoga de polaridad. A través de sonidos y posturas ayudan al flujo de energía.

De tal modo el paciente disfrutará de un mejor estilo de vida.

¿No lo sabías? Cómo atraer energía positiva a tu vida

¿Qué enfermedades trata la terapia de polaridad?

Estrés.

La terapia de polaridad no está diseñada para ayudar en el proceso de enfermedades específicas. No obstante, favorece de forma muy positiva diversos procesos de curación, a través de la liberación de energía.

Entre las enfermedades que trata la terapia de polaridad, se encuentran:

  • Alergias
  • Dolor de espalda
  • Trastornos respiratorios
  • Migraña
  • Problemas digestivos
  • Estrés

Recomendaciones

Es importante tener claro que la terapia de polaridad es un tratamiento complementario a otro. Es decir, no actúa de forma directa sobre la enfermedad sin otro tratamiento médico que ya haya sido recetado.

Para que la terapia tenga buenos resultados, es importante seguir las indicaciones y dietas que nos entrega el terapeuta. Con estas se mejorará el proceso de desbloqueo del flujo de energía en el cuerpo y se obtendrán mejores resultados.

Las terapias de este tipo deben ser aplicadas por un especialista y nunca por un aficionado, ten presente estas recomendaciones y tendrás un buen proceso en tu recuperación.

Debes tener en cuenta que la terapia alternativa cuenta con pocos estudios científicos que la avalen. En gran parte es movida por la creencia y la fe de la persona que la practica.

Te puede gustar