Terapias para reducir los síntomas de la fibromialgia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 1 marzo, 2019
La fibromialgia es un trastorno que se caracteriza por causar dolor musculoesquelético generalizado. Aunque implica un tratamiento médico, hay algunas terapias de origen natural que ayudan a paliar sus síntomas.

Los tratamientos para reducir los síntomas de la fibromialgia suelen incluir analgésicos, antidepresivos y anticonvulsivos. Estas opciones, que suelen ser recetadas por el médico, tienen como objetivo minimizar el dolor y otras molestias relacionadas.

Los pacientes con esta enfermedad tienen dolor crónico prolongado en sus músculos y huesos, además de puntos de sensibilidad, cansancio, problemas de concentración y otras manifestaciones que afectan significativamente a la calidad de vida.

Si bien es primordial atender las recomendaciones médicas para el control de la enfermedad, también se pueden considerar una serie de terapias naturales que contribuyen a su alivio. En esta oportunidad queremos compartir 5 buenas alternativas para que no dejes de probarlas.

¿Qué es la fibromialgia?

Antes de conocer los remedios para reducir los síntomas de la fibromialgia es importante hacer un breve repaso de la enfermedad. Los pacientes con este trastorno tienen dolor musculo-esquelético prolongado o crónico, constante fatiga, debilidad y problemas del sueño.

Sus síntomas se catalogan como subjetivos y no se pueden medir mediante pruebas. Por esta razón, establecer su causa es bastante complicado y, a menudo, se dificulta también su diagnóstico. Sin embargo, gracias a las investigaciones, cada vez se comprende un poco más la enfermedad.

Así, se sugiere que puede estar causada por genética, infecciones, constante estrés, traumas y factores ambientales. Asimismo, se maneja de la hipótesis de que el cerebro y el sistema nervioso malinterpretan las señales del dolor, exagerándolo. Podría tener su origen en un desequilibrio de la química cerebral.

Lee también: Investigaciones sobre fibromialgia

Síntomas de la fibromialgia

Mujer con las manos en la espalda
Las personas con fibromialgia conviven con un dolor muscular y un cansancio constante en el cuerpo.

La fibromialgia está relacionada con unos puntos de sensibilidad que producen dolor intenso, inclusive ante una presión leve. Hasta hace un tiempo, estos puntos era claves para su diagnóstico. Sin embargo, en la actualidad, rara vez se tienen en cuenta, ya que los médicos tienen otros criterios claves para identificar la enfermedad.

Un dolor sordo constante que afecta muchas áreas del cuerpo por más de tres meses es indicio de este trastorno. No obstante, el profesional también tiene en cuenta otros síntomas como:

  • Cansancio prolongado o fatiga crónica
  • Dificultades para dormir
  • Dormir por largos periodos sin sentirse descansado
  • Constantes dolores de cabeza
  • Ansiedad y depresión
  • Problemas de concentración
  • Dolor en la parte baja del abdomen

Terapias naturales para reducir los síntomas de la fibromialgia

Algunos pacientes no consiguen reducir los síntomas de la fibromialgia con los tratamientos farmacológicos convencionales. Por eso, desde hace algún tiempo se han popularizado algunas terapias naturales que contribuyen a paliar el dolor. A continuación compartimos las más importantes.

Yoga

el yoga ayuda a reducir los síntomas de la fibromialgia
Existen investigaciones que han demostrado el papel beneficioso del yoga en el control de los síntomas de la fibromialgia.

El yoga es uno de los mejores tratamientos complementarios para reducir los síntomas de la fibromialgia. De hecho, sus beneficios se han comprobado a través de distintas investigaciones. Esta disciplina ayuda a mejorar el ánimo y minimiza síntomas como el dolor y la fatiga.

Por eso, se recomienda la práctica de posturas suaves para aumentar la fuerza muscular y reducir la rigidez. También es conveniente incorporar la meditación y ejercicios de respiración, ya que incrementan los beneficios.

Acupuntura

Otra terapia popular para el control de esta enfermedad es la acupuntura. Se trata de una forma antigua de medicina tradicional china, en la cual se insertan agujas finas en la piel, distribuidas en diferentes puntos del cuerpo. Sus objetivos incluyen:

  • Promover la autocuración natural
  • Estimular un cambio en el flujo sanguíneo
  • Disminuir el dolor crónico
  • Producir un cambio en los niveles de neurotransmisores cerebrales

Las personas que no toleran las agujas pueden recurrir a la acupresión. Lo más importante es verificar que la terapia esté a cargo de un profesional con licencia, puesto que una mala práctica puede producir graves secuelas.

Descubre: ¿Cómo afecta la fibromialgia al estado anímico?

Meditación

La meditación es una terapia natural que ha logrado extenderse por todo el mundo. Se reconoce por sus efectos sobre la salud física y mental, ya que ayuda a controlar esos desequilibrios que inciden en las dolencias.

Debido a esto, es popular como tratamiento complementario para reducir los síntomas de la fibromialgia, especialmente cuando se acompaña de estrés, ansiedad y depresión.

Tai Chi

Hombre haciendo tai chi
El thai chi es otra técnica milenaria que parece aportar beneficios sobre la fatiga y el dolor crónico.

El tai chi es una antigua práctica de la medicina tradicional china. Consiste en mover el cuerpo lentamente a través de una serie de posturas. Hace parte de las terapias para el dolor crónico y la fibromialgia, puesto que sus beneficios incluyen disminución del dolor, mejor calidad de sueño y control de la depresión.

Terapia manual de drenaje linfático

La terapia manual de drenaje linfático es un tipo de masaje cuyo objetivo es estimular la eliminación de toxinas. Su aplicación ayuda a mejorar el movimiento del líquido linfático a través del cuerpo. Acudir a varias sesiones puede reducir el cansancio y la ansiedad. Incluso, tiene un efecto positivo en el alivio del dolor y la rigidez.

¿Te aquejan los síntomas de la fibromialgia? Quizá debas probar alguna de estas terapias naturales. Eso sí, procura hacerlo en compañía de un profesional para garantizar su efectividad.

  • Hawkins, R. (2013). Fibromyalgia: A Clinical Update. The Journal of the American Osteopathic Association. https://doi.org/10.7556/jaoa.2013.034
  • Ablin, J. N., & Buskila, D. (2015). Update on the genetics of the fibromyalgia syndrome. Best Practice and Research: Clinical Rheumatology. https://doi.org/10.1016/j.berh.2015.04.018
  • Carson, J. W., Carson, K. M., Jones, K. D., Bennett, R. M., Wright, C. L., & Mist, S. D. (2010). A pilot randomized controlled trial of the Yoga of Awareness program in the management of fibromyalgia. Pain. https://doi.org/10.1016/j.pain.2010.08.020
  • Curtis, K., Osadchuk, A., & Katz, J. (2011). An eight-week yoga intervention is associated with improvements in pain, psychological functioning and mindfulness, and changes in cortisol levels in women with fibromyalgia. Journal of Pain Research. https://doi.org/10.2147/JPR.S22761
  • Deare, J. C., Zheng, Z., Xue, C. C. L., Liu, J. P., Shang, J., Scott, S. W., & Littlejohn, G. (2013). Acupuncture for treating fibromyalgia. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD007070.pub2
  • Vickers, A. J., & Linde, K. (2014). Acupuncture for chronic pain. JAMA – Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.2013.285478
  • Sigl-Erkel, T. (2010). A randomized trial of Tai Chi for fibromyalgia. Deutsche Zeitschrift Fur Akupunktur. https://doi.org/10.1016/j.dza.2010.10.003
  • Ekici, G., Bakar, Y., Akbayrak, T., & Yuksel, I. (2009). Comparison of Manual Lymph Drainage Therapy and Connective Tissue Massage in Women With Fibromyalgia: A Randomized Controlled Trial. Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics. https://doi.org/10.1016/j.jmpt.2008.12.001