3 recetas de tés con propiedades alcalinas para combatir la grasa abdominal

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 9 enero, 2019
Además de acelerar el metabolismo gracias a estos tés conseguiremos una adecuada reducción de la grasa abdominal, favoreceremos la expulsión de toxinas y cuidaremos de nuestra salud cardiovascular

El exceso de grasa abdominal es uno de los trastornos que más afecta a las personas en todo el mundo, sobre todo cuando estas mantienen un estilo de vida sedentario.

Su aparición tiene mucho que ver con los hábitos alimenticios. No obstante, también puede originarse por cuestiones hormonales o fallas en las funciones del metabolismo.

Por fortuna, existen muchos métodos para combatirla de forma efectiva. Estos pueden ayudarnos a aumentar la actividad metabólica y evitar que se siga depositando en esta zona del cuerpo.

Entre las opciones nos encontramos con varias bebidas de origen natural. Estas, por sus propiedades, pueden servir como complemento para depurar el organismo y bajar de peso.

¿Por qué reducir la grasa abdominal?

Muchos creen que la presencia de grasa abdominal solo afecta la figura a nivel estético. Sin embargo, en realidad es necesario combatirla porque acarrea graves consecuencias en la salud cardiovascular.

Así, su falta de control incrementa el riesgo de padecer colesterol alto, enfermedades del corazón y otros trastornos peligrosos que afectan la calidad de vida.

Además, dado que refleja de forma evidente el sobrepeso, tiende a disminuir la autoestima e influye en el incremento de los desequilibrios emocionales.

Por eso, queremos compartir 3 saludables recetas para que no dudes en prepararlas en casa. ¡Apunta!

1. Té blanco con jengibre y canela

té blanco

La combinación de los beneficios del té blanco con las propiedades del jengibre y la canela nos permite obtener una bebida rica en nutrientes esenciales. Estos pueden estimular la eliminación de la grasa abdominal.

Sus compuestos antioxidantes promueven la eliminación de las toxinas retenidas. Además, crean una barrera protectora contra los efectos negativos de los radicales libres.

Asimismo, mejora la circulación. Esto se debe a su contenido en vitamina B3, presente en el jengibre. Este nutriente puede ayudarnos a fortalecer los vasos sanguíneos, mejorando la circulación.

Por otro lado, sus antioxidantes también pueden mejorar el trabajo del sistema linfático. Así, estos dos aspectos son clave para alcanzar un gasto energético óptimo.

Además, su contenido de vitaminas y aminoácidos esenciales promueve el buen funcionamiento del metabolismo. Esto es fundamental para bajar de peso.

Por último, también puede ayudarte a prevenir los desequilibrios de azúcar en la sangre y el sobrepeso. Esto se debe a su contenido en vitaminas del complejo B que pueden ayudar a la descompocisión de carbohidratos en glucosa.

Lee: Cómo eliminar toxinas y combatir el sobrepeso

Ingredientes

  • 10 g de té blanco (una cucharada)
  • 5 g de jengibre fresco (una cucharadita)
  • 2 g de canela en polvo (½ cucharadita)
  • 30 ml de jugo de limón (3 cucharadas) (opcional)
  • 7,5 g de miel (1 cucharadita)
  • 500 ml de agua hirviendo (2 tazas)

Preparación

  • Primero, pon a calentar el agua. Cuando llegue a ebullición, agrégale el té blanco, el jengibre fresco y la canela en polvo.
  • Luego, deja que repose 10 minutos, pásalo por un colador y agrégale el jugo de limón y la miel.
  • Por último, consúmelo recién hecho, preferiblemente en ayunas.
  • Podrías repetir su ingesta mínimo tres veces a la semana.

2. Té de rooibos con menta y regaliz

té de rooibos

La bebida natural de rooibos con menta y regaliz es un remedio para regular el pH de la sangre gracias a sus propiedades alcalinas.

Además, también promueve la desintoxicación del cuerpo debido a su contenido en antioxidantes.

Así, su alta concentración de propiedades alcalinas contribuyen a potenciar el funcionamiento del metabolismo.

Asimismo, de paso, mejoran la salud de la piel y los huesos. Esto se debe a su contenido en vitaminas y minerales esenciales como el calcio o la vitamina C.

Además, como hemos comentado, contiene poderosos antioxidantes y minerales esenciales. Estos ayudan a combatir de forma eficaz el daño oxidativo y prevenir el deterioro celular prematuro.

Por otro lado, aumenta el gasto energético a lo largo de la jornada. Esto se debe a que mejoran la capacidad de transformar azúcares y grasas en “combustible” para el cuerpo gracias a su contenido en vitaminas del grupo B.

Por último, sirve para optimizar la circulación de la sangre gracias a su contenido en vitamina B3. Es más, la menta, de paso, con sus propiedades calmantes puede ayudar a prevenir el dolor y la inflamación abdominal.

Ingredientes

  • 500 ml de agua (2 tazas)
  • 10 g de té de rooibos (1 cucharada)
  • 5 g de menta fresca (1 cucharadita)
  • 5 g de raíz de regaliz dulce (1 cucharadita)

Preparación

  • Primero, pon a hervir dos tazas de agua. Cuando rompa en ebullición, incorpora el té de rooibos, la menta y la raíz de regaliz.
  • A continuación, espera a que repose durante 10 minutos y luego filtra el líquido a través de un colador.
  • Puedes tomar una o dos tazas, todos los días.

¿No lo sabías? El regaliz, una cortisona natural

3. Té verde con manzanilla y rosa mosqueta

té verde

El té verde es una de las bebidas alcalinas que más se recomiendan para promover la pérdida de peso y prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas.

En este caso potenciamos sus cualidades con la prodigiosa manzanilla y la rosa mosqueta. Estos dos ingredientes pueden ayudar a aumentar su poder antiviral, antiinflamatorio y depurativo.

Además, es rica en antioxidantes, fibra y aminoácidos esenciales. Por eso, esta bebida natural es un buen complemento para los que buscan combatir la grasa abdominal de forma saludable.

Su consumo moderado mejora el ritmo del metabolismo. Además, facilita la generación de energía para incrementar la quema de calorías.

Dado que concentra polifenoles y flavonoides, también ejerce muchos beneficios en la salud del corazón y el cerebro.

Asimismo, cuenta con sustancias activas que mejoran la digestión y ayudan en la expulsión de los desechos y las grasas dañinas.

Por último, contiene altos niveles de vitamina C, nutriente necesario para conseguir un sistema inmunitario fuerte.

Ingredientes

  • Té verde (1 cucharadita: 5 g)
  • Flores de manzanilla (1 cucharadita: 5 g)
  • Secado de rosa mosqueta (1 cucharadita: 5 g)
  • Hibisco seco (1 cucharadita: 5 g)
  • Agua (2 tazas: 500 ml)

Preparación

  • Primero, incorpora todos los ingredientes en dos tazas de agua hirviendo y luego espera a que repose hasta 10 minutos.
  • Pasado el tiempo aconsejado, pásalo por un colador y consume la bebida.
  • Puedes tomar una o dos tazas al día, según lo prefieras.

¿Estás lista para probarlos? Anímate a incluir cualquiera de estos tés como parte de tu dieta. Así, descubrirás que pueden ser un gran apoyo para reducir la grasa abdominal con más facilidad.

Pueden ser el complemento perfecto para la dieta y plan de ejercicios que estés siguiendo para bajar de peso. Recuerda que no son productos milagrosos que te harán bajar de peso simplemente por tomarlos. Solo ayudarán a darte un empujón extra.