Tener un hijo varón es todo un tesoro

Valeria Sabater·
06 Septiembre, 2020
Es importante propiciar en nuestro hijo una adecuada comunicación emocional. Intenta establecer desde el principio una relación de confianza, nunca te burles o ironices sobre lo que pueda decirte.

Los hijos, independientemente de su sexo, son un tesoro para toda madre y todo padre. Pero, para aquellas que han soñado toda la vida con conocer a su príncipe azul, tener un hijo varón es hacer este deseo realidad.

Por supuesto, al igual que con las niñas, la crianza se convierte en un reto y el día a día en el hogar será determinante para la formación de su carácter. ¿Qué debes tener en cuenta? En este espacio te lo contamos.

La crianza es un reto

La educación del niño y la niña debe llevarse a cabo de igual modo y sin caer en los estereotipos sociales. En el pasado, muchas mujeres, al tener un hijo varón, solían darles ciertos privilegios. Sin embargo, esto ya es cosa del pasado y su educación debe ser de igual calidad.

Debemos recordar que no son copias de sus padres, sino que tienen una voz propia y un carácter distintivo. Es nuestra responsabilidad crear un ambiente amoroso, estable y disciplinado para que aprendan a confiar en sí mismos, a valorar y respetar a los demás, y ser mejores cada día.

Madre con niño cocinando

Estrategias para la crianza de tu hijo varón

Como hemos comentado, desde hace varias décadas se vienen acabando esas ideas machistas que daban privilegios al hijo varón. Por supuesto, esto no quiere decir que no sean especiales, para una madre siempre va a serlo; no obstante, se trata de enseñarle que sus derechos y deberes son iguales que los de las niñas.

Por otro lado, también se han derribado esos mitos como que “los niños no lloran”, por supuesto que lo hacen y es normal, como en todos los seres humanos. Ahora bien, como lo explica una revisión de estudios en la revista Estudios Pedagógicos: “las prácticas de crianza difieren de unos padres a otros y sus efectos en los hijos también son diferentes”.

Por ello, debemos orientarnos un poco más al respecto y aplicar algunas estrategias que, sin duda, con el tiempo serán determinantes para su formación. Veamos algunos consejos básicos.

Descubre: 6 señales de la carencia afectiva en los niños

Enséñale a ser “él mismo”

Un error que pueden cometer muchas familias es el de caer en los estereotipos de sexo y género que se han creado en nuestras sociedades. Hay quien desea que su hijo sea el mejor jugando fútbol o que su hija sea la más inteligente de clase.

Pero, aunque no hay nada malo en inculcarle un poco de competitividad, la presión y la imposición pueden afectar la confianza en sí mismos e incluso sus capacidades.

Enséñales a tus hijos a ser ellos mismos, guíalos, sin imponerles tus deseos, ayúdalos en el camino que elijan y serán personas realizadas y felices.

Niño jugando solo

Tu hijo varón también tiene derecho a llorar

Los niños, al igual que las niñas, necesitan desahogar sus emociones. Otro error en el que pueden caer algunos padres y madres es comentarles a menudo aquello de “no llores que tú eres un hombre”. Es importante propiciar en nuestro hijo una adecuada comunicación emocional.

Intenta establecer, desde el principio, una relación de confianza, nunca te burles o ironices sobre lo que pueda decirte. Las personas que aprenden a manejar y expresar bien sus sentimientos tiene mayor capacidad para entender las emociones de los demás.

Descubre también: Cómo afectan las emociones a nuestro dolor de espalda

Los niños y niñas pueden pedirte su espacio tempranamente

Los niños y niñas oscilan entre la necesidad de afecto, los mimos más embaucadores y el deseo extremo sentirse independientes. En ocasiones, te sorprenderán al pedir su espacio en una edad temprana. Es necesario tener paciencia, inteligencia y una alta capacidad de negociación.

Comencemos por crearle ciertas responsabilidades, dándoles tareas fáciles pero que requieran de su tiempo y dedicación: ordenar su habitación, ayudar en casa o cuidar de las mascotas. De esta manera fomentarás su seguridad, el respeto por tus acciones y un sentimiento de responsabilidad que le será muy útil en el futuro.

Y tú… ¿tienes un hijo varón? Comparte tu experiencia con nosotros. Además, recuerda tener en cuenta estas estrategias para su crianza. Seguro que te serán de mucha ayuda.

  • Cuervo Martinez, Á. (2010). Pautas de crianza y desarrollo socioafectivo en la infancia. Diversitas. https://doi.org/10.15332/s1794-9998.2010.0001.08
  • Raya, A. F., Pino, M. J., & Herruzo, J. (2009). La agresividad en la infancia: el estilo de crianza parental como factor relacionado. European Journal of Education and Psychology. https://doi.org/10.30552/ejep.v2i3.28
  • Izzedin Bouquet, R., & Pachajoa Londoño, A. (2009). Pautas, prácticas y creencias acerca de crianza... ayer y hoy. Liberabit.
  • Gottman, J. (2011). Estilos de crianza. Talaris Institute.
  • Mestre Escrivá, M., Samper García, P., Tur, A., & Díez, I. (2001). Estilos de crianza y desarrollo prosocial de los hijos. Revista de Psicología General y Aplicada: Revista de La Federación Española de Asociaciones de Psicología.