¿Tiendes a ponerte triste en navidad? No te pierdas estos 6 consejos

No todo en esta vida es el dinero, así que no debemos dejar que las dificultades económicas nos amarguen estas fechas. Céntrate en los tuyos y disfrutad de los pequeños detalles

La navidad es una época de unión familiar, celebraciones e instantes que causan sensación de felicidad; sin embargo, mientras algunos la disfrutan así, en otros surge un estado de tristeza que incluso llega a compararse con la depresión.

Por cuestiones sociales esta temporada del año está relacionada con las fiestas, los regalos y muchos otros detalles que, se supone, han de generar alegría. El problema es que, por una u otra razón, hay quienes no la pueden vivir así y desarrollan una serie de emociones negativas que pueden acabar en una situación delicada.

Quienes tienden a tener estos bajones anímicos deben revisar la posible causa de su infelicidad y cuál puede ser una posible solución. Para esto, a continuación compartimos los factores que más influyen y una serie de recomendaciones para afrontarla.  

Causas de la tristeza navideña

Antes de conocer cómo aliviarla, es bueno identificar su posible origen. Revisemos algunos de los motivos más comunes:

  • Recordar las épocas mágicas de la infancia.
  • No tener tiempo suficiente para compartir con la familia.
  • Estar sobrecargado de trabajo.
  • No poder visitar a los familiares o amigos más cercanos.
  • Estar rodeados de personas negativas.
  • Haber sufrido la pérdida de un ser querido.
  • Sentir soledad.

Si has identificado alguna de estas razones, te invitamos a aplicar los siguientes 6 consejos para vivir estas fechas con más tranquilidad.

1. Ante la pérdida de un ser querido…

Ante la pérdida de un ser querido

Es esencial concederse un tiempo de duelo y adaptación. No es fácil aceptar el hecho que alguien ya no está presente. Recordar cómo se vivió la Navidad en años anteriores con esa persona suele causar melancolía y depresión.

Para afrontarlo resulta bueno buscar apoyo en los demás familiares y tratar de convertir esos recuerdos en una razón de felicidad.

Aunque, por supuesto, no es una obligación celebrar, es bueno recordar las cosas positivas y procurar estar rodeados de quienes aún están presentes.

Te recomendamos leer: Cómo sobrellevar una perdida

2. Si se está lejos de la familia…

En la actualidad es muy fácil acortar la distancia gracias a la tecnología. Aunque para todos lo ideal es poder estar reunidos en casa, cuando no es posible vale la pena aprovechar esas herramientas tecnológicas que permiten estar en contacto en todo momento.

La videollamada, las aplicaciones de mensajería instantánea y las redes sociales hacen posible un acercamiento para no sentir tan grande la distancia.

Además, si no se puede celebrar la Navidad, ya habrá otras fechas para estar juntos. Lo importante es no dejarse llevar por el estrés y tratar de festejar de alguna forma en el lugar de residencia.

3. Si hay problemas de dinero…

Si hay problemas de dinero

Los problemas económicos en estas fechas son muy comunes y suelen ser una de las principales razones de depresión.

El no contar con dinero para los regalos o un plan en familia puede causar frustración y otras emociones negativas que se pueden trasmitir a cada uno de los integrantes.

Para no dejar que este factor afecte estas fechas, es idóneo buscar un plan alternativo, como salir a ver las decoraciones navideñaspasear por los parques de la ciudad o ver una película.

En estos momentos es donde más hay que recordar que no todo es dinero y que es en los pequeños detalles donde está la felicidad.

4. Para sentir alivio emocional…

Una de las mejores terapias es hacer algo especial por alguien que lo necesite. Dar un regalo, compartir una cena u ofrecer algún detalle, por pequeño que sea, causa una sensación de alivio y tranquilidad a nivel espiritual.

5. Si la tristeza es por la soledad…

Si la tristeza es por la soledad

El mejor antídoto para combatirla será una compañía. Llamar a un amigo cercano o salir a hacer amistades nuevas puede mitigar este vacío para hacer estos días un poco más divertidos.

 

6. Si se debe a problemas familiares…

Es la hora de acabar con el orgullo. Si los demás no toman la iniciativa para la reconciliación, lo puedes hacer tú.

Tener dificultades en las relaciones familiares causa tristeza, más aún en unas fechas donde se supone que los lazos deben estar más unidos que nunca.

Si es un problema tan complejo como para solucionarse tan fácil, por lo menos, se debe llegar a un tipo de acuerdo para que esto no afecte las fiestas y celebraciones. La tolerancia y el respeto deben primar aunque se tengan algunas diferencias o problemas.

Quizá estos consejos no sean suficientes para aliviar por completo la tristeza de estas fechas pero, por lo menos, pueden ayudar. Lo primordial es tratar de adoptar una buena actitud y estar dispuestos a afrontarlo de la mejor manera.