¿Tienes un bloqueo de creatividad? Combátelo con estos 5 consejos

Daniela Castro · 15 febrero, 2018
Aunque no lo relacionemos, practicar ejercicio físico puede ser una gran forma de despertar nuestra creatividad, ya que ayuda a despejar la mente y nos permite pensar con mayor claridad

En ocasiones nos enfrentamos a situaciones en las que sentimos un bloqueo absoluto de nuestra creatividad. Somos incapaces de idealizar, innovar y hacer actividades que, por lo general, ejecutamos sin dificultades.

Esto nos produce un leve sentimiento de frustración, puesto que se convierte en un obstáculo para resolver conflictos o llevar a cabo proyectos que tenemos en mente.

Si bien podemos manejar este proceso a nuestra conveniencia, a veces necesitamos algunas ayudas extra para que se dé como lo deseamos.

Por esta razón, en el siguiente espacio queremos compartir 5 sencillos consejos que nos ayudan a desbloquear el pensamiento para ser más creativos.

¿Qué es la creatividad?

creatividad

La creatividad es una de las grandes facultades que tenemos los seres humanos. Es un proceso que se lleva a cabo en el cerebro, el cual se define como la capacidad de idear e innovar.

A menudo se relaciona con la habilidad para crear una obra artística; sin embargo, también abarca esa capacidad para encontrar soluciones a aquello que parece no tenerlo.

El cerebro se encuentra divido en dos hemisferios: el derecho se encarga del pensamiento creativo y el izquierdo del trabajo racional.

Por esta razón, aunque muchos no desarrollan demasiado su creatividad, todos la tienen en cierta medida. Es importante saber estimularla desde la infancia, puesto que tiene muchos beneficios.

Te recomendamos leer: 6 ejercicios ideales para desarrollar la creatividad

¿Cómo superar un bloqueo de creatividad?

Hay muchos momentos en los que sentimos que nuestra creatividad está bloqueada. No conseguimos ejecutar nuestras ideas, sentimos estrés y pasamos horas y horas tratando de encontrar soluciones a nuestros problemas.

¿Qué nos ocurre? ¿Por qué se reduce nuestra creatividad? Puede que el origen sea el exceso de trabajo o la ansiedad. En ocasiones, aunque somos creativos, dejamos que otras emociones dominen nuestro pensamiento.

Por esta razón, es fundamental actuar con calma, despejar la mente y hacer a un lado aquellos posibles “distractores” que nos impiden hacer uso de esta habilidad.

1. Desconéctate

desconectate

En la actualidad tenemos a nuestro alcance una gran variedad de herramientas tecnológicas que nos pueden facilitar la ejecución de muchas de las ideas que tenemos.

Sin embargo, en ocasiones, su uso prolongado nos puede resultar abrumador, y obstaculizar esa capacidad para innovar y ser más creativos.

  • Si consideras que esta es la causa y deseas aclararte, toma un paseo al aire libre o busca un lugar tranquilo donde no necesites usar estos elementos.

2. Comparte tiempo con un amigo

A veces nos encerramos en nosotros mismos y olvidamos que otras personas nos pueden ayudar a mejorar. Compartir tiempo con un buen amigo nos libera de tensiones y aumenta los pensamientos positivos.

Hablar sobre las cuestiones que nos aquejan y conocer otras opiniones son formas muy efectivas de reanimar la creatividad cuando hay bajones.

  • Asegúrate de que sea alguien de tu entera confianza, que pueda aconsejarte sin infundirte temores o negatividad.

3. Deja volar tu imaginación

volar-imaginacion

El soñar despiertos no es algo exclusivo de la infancia. Toda la vida podemos dejar volar nuestra imaginación para generar ideas y trazar nuevas metas.

No necesitamos pasar horas pensando en qué hacer o cómo hacerlo: basta con dedicar unos diez minutos al día para relajar por completo la mente.

  • Procura hacerlo en un lugar tranquilo, silencioso y cómodo, donde no haya otras distracciones.
  • Cierra los ojos, respira profundo y empieza a pensar.

Lee también: Aprende a reducir tu presión arterial con estas 5 técnicas de respiración. ¡Funcionan!

4. Busca referentes

Cuando tenemos una idea y no conseguimos ejecutarla por falta de creatividad, podemos basarnos en los referentes que tenemos en nuestro entorno.

Si bien no se trata de tomar las ideas del otro, hay muchos detalles que pueden contribuir a la ejecución del proyecto que tenemos en mente.

  • Elige los referentes de tu industria y otros campos profesionales. No te limites a un solo ejemplo: observa varios y toma los detalles que puedas adaptar a lo que requieres.

5. Realiza ejercicio físico

hacer-ejercicio

La práctica diaria de actividad física es uno de los mejores hábitos para mantener a flote la creatividad. Si bien se conoce por sus beneficios sobre la salud física, le confiere muchas ventajas a la salud mental.

El ejercicio combate de forma efectiva el estrés y ayuda a despejar la mente cuando los problemas impiden pensar con claridad.

  • Dedica 20 o 30 minutos diarios a una rutina de entrenamiento y aprovecha este tiempo para aclararte.

Por supuesto, además de las recomendaciones dadas, puedes adoptar actividades que te ayuden a “ejercitar” la creatividad. Lee un libro, escribe o practica cualquier arte regularmente para mantenerla siempre activa.