¿Tienes cálculos en la vesícula? - Mejor con Salud

¿Tienes cálculos en la vesícula?

una mala alimentación y el exceso de colesterol pueden desarrollar partículas sólidas que obstruyen el flujo de la bilis. Opta por verduras y carnes y pescados al vapor, ricos en vitaminas y hierro

La vesícula es un órgano del sistema digestivo, ubicado debajo del hígado y su función es generar bilis, la sustancia líquida que nos ayuda a digerir todas las grasas. Sin embargo, una mala alimentación y el exceso de colesterol pueden desarrollar partículas sólidas que obstruyen el flujo de la bilis. Estas partículas o piedras se conocen mejor como cálculos en la vesícula. Se recomienda cuidar nuestra salud y nuestra alimentación para prevenir esta enfermedad, es por esto que a continuación compartiremos algunas cosas que deben saber.

¿A quién le afecta?

Las mujeres en embarazo tienen un alto índice de probabilidad de padecer cálculos en la vesícula. (Foto:  Stephanie Cabrera)

Las mujeres en embarazo tienen un alto índice de probabilidad de padecer cálculos en la vesícula.
(Foto: Stephanie Cabrera)

Las personas más propensas a sufrir de esta enfermedad son:

  • Las mujeres, pues en el embarazo los altos niveles de estrógeno disminuyen la movilidad vesicular; así como las que toman anticonceptivos incrementan los niveles de colesterol.
  • Las personas que sufren de obesidad.
  • Los nativos americanos expuestos al alto consumo de grasas y azúcares.
  • Personas mayores de 60 años.
  • Personas diabéticas.

¿Cómo lo detecto?

Los dolores en la espalda baja y en el abdomen son síntomas de cálculos en la vesícula.

Los dolores en la espalda baja y en el abdomen son síntomas de cálculos en la vesícula.

Para saber si tenemos cálculo, debemos conocer en primer lugar los síntomas para luego proceder a los exámenes correspondientes:

  • La pesadez abdominal.
  • La inflamación.
  • El dolor en la parte derecha del abdomen.
  • Corrientes en la espalda baja.
  • Dolores de cabeza, náuseas y fiebre.

Estos son los síntomas más comunes que indican que nuestra vesícula necesita atención. Es necesario luego de esto, acudir a un médico que podría detectar los cálculos con tan solo hacer palpitaciones en el abdomen, o sino, proceder con una ecografía abdominal.

La alimentación es clave

(Foto: Davey Gonzalez)

Esta enfermedad es más común en las personas que sufren de obesidad. Se recomienda una buena dieta para contrarrestar las piedras en la vesícula.
(Foto: Davey Gonzalez)

El consumo de frutas y verduras, tales como el rábano, el apio y la alcachofa; la vitamina C, los cereales integrales y los alimentos bajos en grasa son los indicados para el buen funcionamiento de la vesícula y una buena digestión.

Se sugiere reemplazar las carnes rojas por las blancas, cocidas al vapor, a la parrilla o asadas. El consumo de pescado es una buena opción para la dieta y es rico en proteínas y hierro. Asimismo, se recomienda dejar a un lado las bebidas gaseosas, los dulces, el alcohol y todo tipo de frituras en exceso.

Las comidas muy condimentadas también disminuyen la buena digestión y causan reflujo.

Remedios caseros

(Foto: Arrocería Sobremesa)

Infusión / té de manzanilla
(Foto: Arrocería Sobremesa)

Para ayudar a mejorar nuestra digestión existen remedios que podemos hacer nosotros mismos y de fuentes 100% naturales:

  • El jugo de manzana.
  • El té de manzanilla 3 veces al día.
  • El agua mineral.

Estos son las principales opciones que debemos tener en cuenta. Estos líquidos nos ayudan a limpiar la vesícula y sentir un alivio inmediato, sobretodo para aquellas personas que sufren de cólico y dolencias de este tipo.

Por otro lado, muchas personas han confirmado que dormir del lado derecho, es decir el lado donde se encuentra la vesícula, les ha ayudado a contrarrestar esta condición y agiliza la expulsión de los cálculos, también conocidos como cristales.

Hábitos de vida saludables

Ejercicio
El ejercicio y la actividad física será siempre una opción divertida y beneficiosa para todas las personas que quieren prevenir enfermedades como los cálculos. Al mantener un peso ideal, se mantiene el buen estado de salud físico y mental.

Para tener en cuenta…

Nuestra buena salud depende de la forma como nos alimentamos. Cuidar nuestra vesícula y todos nuestros órganos es fundamental para alargar nuestra vida. No se debe esperar a que el problema sea más grande y nos quedemos cada vez más sin opciones de recuperarnos. Tampoco es justo que expongamos nuestro cuerpo a riesgos como la cirugía, que por más que nos de buenos resultados, no debe ser la primera salida. ¡No dejemos que el tiempo corra!