¿Tienes juanetes en los pies?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 28 noviembre, 2018
Aunque suelen terminar apareciendo con la edad y dependen de muchos factores, tanto genéticos como externos, es posible prevenir la incidencia de los juanetes si tenemos una serie de cuidados.

Los juanetes en los pies son antiestéticos y muy molestos. Si los tienes, lo sabes bien; pero, ¿sabes qué son exactamente? ¿conoces su origen?. Es fundamental que lo hagas para evitarlos y si los tienes, para controlarlos.

¿Qué son los juanetes? Te presentamos al hallux valgus

Los juanetes son la desviación de la primera falange del dedo gordo del pie. Dicho desplazamiento se produce por una malformación de origen diverso.

Cuando eso sucede, el dedo gordo se apoya sobre el siguiente dedo, de manera que, poco a poco, el problema se agudiza.

Eliminar-los-juanetes

Así es como se forma el bulto en la parte lateral de los pies que tanto puede molestar.

Puede interesarte: Arterioesclerosis en las extremidades: causas y tratamientos

  1. A medida que empeora, aumenta el dolor.
  2. Resta simetría a las extremidades.
  3. Además de ser poco estético, es más complicado calzarse como uno desea.

¿Por qué aparecen los juanetes en los pies?

Como decíamos, las causas de esta anomalía son muchas. Te contamos aquí las principales:

Zapatos inadecuados

El calzado estrecho es tan perjudicial como el ancho. La presión excesiva sobre los dedos puede llevar a que se desvíen los huesos y aparezcan los juanetes. Por ello, suelen ser más habituales en las mujeres.

Muchas usan a diario los tacones altos, así que, si eres una de ellas, intenta utilizar calzado más cómodo y deja los tacones para ocasiones más especiales.

Edad

Los juanetes aparecen con frecuencia a una edad avanzada debido a que hemos usado mucho un calzado inadecuado. Como ocurre con cualquier otra parte del cuerpo, los años desgastan los huesos, por lo que surgen complicaciones.

Esto no significa que sea irremediable. Las personas jóvenes también los padecen, pero las probabilidades de tenerlos aumentan, sobre todo, a partir de los 40.

Genética

Nuestras características físicas están muy determinadas por la genética. Por tanto, es muy posible heredar un fallo mecánico en el movimiento de esta zona del cuerpo, si por ejemplo tus padres o abuelos lo presentaban, también puede ser probable que tu puedas padecerlo.

En el caso de que así sea, tienes la oportunidad perfecta para cuidarte y prevenirlos.

Pie egipcio

Un pie egipcio es aquel que tiene el dedo gordo más largo que los demás.

¿Y por qué influyen en los juanetes de los pies? Pues porque dicha longitud presiona sobre el resto, de manera que se origina la desviación del hallux valgus que, como decíamos, es lo que inicia la formación del bulto.

Pies planos

Los pies planos carecen del arco en la planta. El arco da forma al espacio que se crea cuando caminamos, así que protege nuestros huesos.

Así, sin esta parte fundamental, es fácil que el dedo se incline demasiado y termine por provocar la aparición de juanetes en los pies.

¿Cómo tratar los juanetes en los pies?

Como señalábamos antes, es fundamental seleccionar un calzado adecuado, que te permita caminar de forma segura.

Si eres coqueta, no te inquietes: hoy en día hay una gran variedad de zapatos combinan belleza y comodidad.

Sin embargo, hay otras posibilidades que queremos mostrarte:

1. Protector postural

Es muy útil en la primera etapa. Si es tu caso, ve a la ortopedia o a la farmacia y encontrarás estos sencillos artilugios que rectificarán la posición del dedo y frenarán la evolución de los juanetes en los pies.

protector-postural-juanetes

2. Espaciadores interdigitales

Sirven para separar los dedos y evitar que el dedo gordo se apoye demasiado sobre los demás.

Ver también: Las chanclas playeras y los posibles problemas en los pies

3. Aplicar hielo en los juanetes

Como sabes, el hielo es antiiflamatorio y analgésico. Haciendo esto dos o tres veces al día, aliviarás el dolor que estos bultos generan.

4. Consumir antiinflamatorios

Cuando los juanetes están muy avanzados, toca recurrir a medicamentos que sirvan para aliviar el dolor de los juanetes. Evita tomarlos con mucha frecuencia, pero en el caso de que no puedas, lo ideal es que enriquezcas tu dieta con probióticos que protejan tu estómago.

5. Adaptar tu rutina

Cuando observas tu dolor, te das cuenta de que su intensidad varía en función de las actividades que hacemos. Por ello, es indispensable que vigiles tu rutina y la sensación de dolor en este sentido y adaptes tu vida a lo que tus pies te pidan.

6. Cirugía

La intervención quirúrgica corrige el error para devolverle la forma normal a nuestros pies. No obstante, pueden aparecer de nuevo, por lo que tendrás que seguir cuidándote.

Si tienes juanetes, no te preocupes. Como ves, el conocimiento sobre los mismos ha aumentado, lo que se ha traducido en la multiplicación de sus tratamientos. Además, la traumatología continúa investigando para seguir avanzando. En salud, cada día es un paso más para conseguir mejores soluciones.