¿Tienes periodos menstruales irregulares? Práctica estos 7 hábitos

Para equilibrar los periodos menstruales irregulares es fundamental controlar el estrés, además de seguir una dieta adecuada, beber abundante agua y procurar descansar el tiempo que necesitemos.

Las mujeres que sufren periodos menstruales irregulares tienen pocas soluciones más allá de los anticonceptivos. No obstante, estos medicamentos no solucionan el problema desde la causa, sino que proporcionan una regularidad temporal mientras los tomamos.

En este artículo compartimos 7 buenos hábitos que estas mujeres deberían probar. La alimentación, las emociones y el estilo de vida son factores clave que podemos mejorar para equilibrar nuestras funciones hormonas de manera saludable y natural. 

Buenos hábitos para los periodos menstruales irregulares

1. Evita estos alimentos

Alimentos a evitar para los periodos menstruales irregulares

Una alimentación poco equilibrada es, en gran parte, responsable de los periodos menstruales irregulares. Al comer de manera inadecuada no obtenemos los nutrientes necesarios para que las hormonas realicen bien su función. Por lo tanto, deberíamos evitar o eliminar estos alimentos de nuestra dieta:

  • Azúcar y edulcorantes artificiales
  • Grasas hidrogenadas
  • Embutidos y carnes procesadas
  • Harinas refinadas
  • Comida precocinada
  • Derivados lácteos
  • Sal refinada

Descubre: ¿Qué comer durante “esos” días?

2. Aléjate de los tóxicos

Los alimentos poco saludables no son los únicos que pueden alterar nuestro periodo menstrual. Las hormonas son muy sensibles a los tóxicos que nos rodean, como por ejemplo los aditivos alimentarios, los productos químicos que usamos, la polución ambiental o incluso la contaminación electromagnética.

Para que nuestros periodos menstruales irregulares empiecen a equilibrarse debemos alejarnos lo máximo posible de todas estas sustancias tóxicas con las que entramos en contacto a diario. Debemos elegir alimentos y productos orgánicos y desconectar los aparatos electrónicos siempre que no los usemos.

3. Mantén el vientre caliente

¿Sabías que la zona del vientre se enfría con facilidad y eso puede alterar nuestro periodo menstrual? Tanto la parte baja del abdomen como las lumbares necesitan siempre una temperatura cálida para que esto no afecte a nuestros órganos sexuales. De hecho, las mujeres siempre se han abrigado bien esta zona con cinturones y fajas desde la antigüedad.

Elige ropa que cubra siempre esta parte de tu cuerpo, en especial en épocas frías. Puedes reforzar el calor corporal usando esterillas eléctricas o bolsas de agua caliente cuando estés en casa y cuando te acuestes. También puedes utilizar fajas de lana durante el día, ya que se pueden llevar de manera discreta debajo de la ropa.

4. Bebe agua

Uno de los mejores hábitos para prevenir los periodos menstruales irregulares y muchos otros problemas de salud es también el más sencillo y económico. ¿Por qué nos cuesta tanto acostumbrarnos a beber unos dos litros de agua al día? Esta cantidad deberá incrementarse si hace mucho calor o si realizamos esfuerzos físicos.

Beber agua mejora el funcionamiento de nuestros órganos, reduce las inflamaciones y favorece la eliminación de toxinas, entre otras propiedades curativas. Solamente por este motivo ya nos conviene adoptar este buen hábito.

5. Descansa lo necesario

Descansar bien para regular los periodos menstruales irregulares

Hay otro factor importante que desequilibra nuestro organismo: no descansar lo suficiente. No todas las personas necesitan dormir 8 horas, ya que depende de cada organismo. Lo que sí necesitamos es tener un buen descanso y que este sea reparador.

Para ello, debemos procurar que nuestro dormitorio sea acogedor. Debe cumplir los requisitos de oscuridad, silencio, buena ventilación, orden, limpieza, etc. No obstante, si tenemos problemas de insomnio podemos dedicar siempre un rato antes de acostarnos a la meditación, la música relajante o unos estiramientos suaves.

6. No al estrés ni las emociones negativas

Si sufrimos periodos menstruales irregulares debemos revisar cómo estamos a nivel psicológico y emocional. El estrés puede ser el culpable de una gran cantidad de desequilibrios. No obstante, actitudes de miedo, culpabilidad o autoexigencia también están muy relacionadas con estos trastornos hormonales.

Para superar estos estados debemos dedicarnos tiempo a nosotros mismos, a actividades que nos gusten y nos hagan desarrollar nuestro talento y creatividad. También hay quien se relaja con disciplinas como el yoga y quien, en cambio, necesita deportes de aventura e intensidad.

No te pierdas: 5 beneficios de tomar sol

7. Disfruta del sol

Por último, este buen hábito puede resultar muy placentero: debemos conectarnos con lo natural, en especial si vivimos en la ciudad. La naturaleza es uno de los mejores tratamientos para cualquier desequilibrio. La montaña, el campo, la playa, los lagos y ríos, etc. Cualquier opción es buena y efectiva.

Además, será el momento para beneficiarnos de un gran regulador hormonal: el sol. Exponernos a los rayos solares con sentido común nos ayudará a regular el periodo. Podemos hacerlo durante cortos espacios de tiempo pero a lo largo del todo el año.