¿Tienes problemas intestinales? Tips para reducirlos

Yamila Papa · 12 junio, 2015
Para evitar problemas intestinales es muy importante que aumentes el consumo de fibra y que bebas, por lo menos, 2 litros de agua diarios

Cada vez son más las personas que sufren de trastornos en el intestino, debido, principalmente, a la mala alimentación y al estrés. En este artículo te enterarás de algunos tips para reducir los problemas intestinales que pueden estar haciendo mella en tu salud y también en tu día a día.

Intestino: Principales dolencias

Es una parte del aparato digestivo y tiene como objetivo almacenar las heces antes de eliminarlas de cuerpo. Algunos de los trastornos más frecuentes que evitan que el intestino funcione como corresponde son:

Cáncer colorrectal

Es una enfermedad crónica que afecta principalmente a los mayores de 50 años y a los que han llevado una dieta rica en grasas durante toda su vida o gran parte de ella. Tienes más riesgo de padecerlo si existen antecedentes familiares de colitis ulcerativa o pólipos. Los dos síntomas son malestares estomacales y sangre en las heces. Se detecta con una colonoscopia.

CancerColon1

Pólipos intestinales

El llamado “pólipo” es un tejido que crece dentro del cuerpo de manera anormal. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo pero, en el caso del intestino, son peligrosos. Las personas con más riesgo de sufrirlos son los que los han desarrollado antes en otras zonas del organismo o bien los que presentan antecedentes de cáncer colorrectal en la familia. No presentan síntomas pero sí puede aparecer sangre en las heces, así como también diarrea o estreñimiento durante más de una semana seguida.

Colitis ulcerativa

Provoca úlceras en las membranas intestinales y del recto. Puede presentarse a cualquier edad y los síntomas frecuentes son dolor abdominal y heces con sangre. Además, acompañan al cuadro:

  • Pérdida de apetito
  • Anemia
  • Pérdida de peso
  • Hemorragia rectal
  • Llagas en la piel
  • Dolores en las articulaciones
  • Problemas de crecimiento (en los niños)

Diverticulosis o diverticulitis

Diverticulos

Los divertículos son una especie de bolsitas que causan un abultamiento en el colon. Se da a partir de los 60 años edad en personas que han llevado una dieta baja en fibras. No se tienen síntomas más allá de un cólico leve, un poco de hinchazón abdominal o estreñimiento de vez en cuando. El problema surge cuando se infectan, ya que provocan:

  • Dolor abdominal
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Fiebre
  • Estreñimiento
  • Cólicos
  • Desgarres hemorrágicos
  • Obstrucciones

Síndrome de colon irritable

Es muy frecuente en la actualidad y afecta al intestino grueso, causando cólicos y distensión abdominal. Además se pueden sumar cuadros de estreñimiento o diarrea. Suelen ser más común en mujeres. Para detectarlo se realiza una colonoscopia. Para poder revertir la situación se debe seguir una dieta más equilibrada y también lograr un buen manejo del estrés.

¿Cómo aliviar los problemas intestinales leves?

Denominamos leves a aquellos que recién aparecen y sus síntomas aún son pocos y casi imperceptibles. No te automediques bajo ninguna circunstancia. Puedes aprovechar las bondades de los remedios naturales para trastornos en el intestino:

Infusión de manzanilla y menta

Manzanilla estomago

La combinación de estas dos hierbas aporta un efecto calmante para el intestino y el aparato digestivo en general.

Ingredientes

  • ½ litro de agua
  • 2 cucharadas de flores de manzanilla frescas
  • 2 cucharadas de hojas de menta fresca

Modo de preparación

  1. 1.   Pon a calentar el agua con los dos ingredientes hasta que rompa el hervor.
  2. 2.   Deja 2 minutos, retira del fuego y permite que repose 5 minutos.
  3. 3.   Cuela y endulza con una cuchara de miel.
  4. 4.   Bebe una taza antes del almuerzo y de la cena.

Hojas de Guayaba

Son muy usadas en la medicina natural por sus propiedades calmantes y desinflamantes.

Ingredientes (para 4 tazas)

  • 1 litro de agua
  • 10 cucharadas de hojas de guayaba

Modo de preparación

  1. 1.   Pica bien las hojas y colócalas en un cazo.
  2. 2.  Echa el agua y pon a calentar.
  3. 3.   Cuando rompa el hervor, deja que se realice la cocción durante 10 minutos.
  4. 4.   Retira y espera 5 minutos.
  5. 5.   Cuela y bebe una taza.
  6. 6.   Estas cantidades te alcanzan para un día. Repite el tratamiento una semana completa.

Jugo de aloe vera con menta

aloe

Nuevamente tenemos a la menta en una receta para aliviar los problemas intestinales (y también digestivos). La mezcla de ambos ingredientes hará que el intestino se desinflame, regulará el paso de las heces y evitará el estreñimiento. Como si fuera poco, elimina las bacterias que nos enferman. La menta sirve para aliviar las molestias y el dolor, mientras que el aloe vera desinflama.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 40 gramos de gel de aloe vera
  • 1 puñado de hojas de menta piperina

Modo de preparación

  1. 1.   Pon a calentar el agua.
  2. 2.   Cuando rompa el hervor, echa el aloe vera y las hojas de menta.
  3. 3.   Deja 2 minutos y retira del fuego.
  4. 4.   Permite que repose 5 minutos, cuela y bebe.
  5. 5.   Se aconseja beber este té dos veces al día: en ayunas y después de cenar.

Espino blanco, lúpulo y azahar

Si combinas estos tres ingredientes calmarás las molestias generadas por el colon irritable. Lo bueno es que puedes conseguirlos en las casas naturistas sin problemas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de espino blanco.
  • 1 cucharada de lúpulo.
  • 1 cucharada de azahar.
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml).

Modo de preparación

  1. 1.   Mezcla las hierbas hasta formar una pasta.
  2. 2.   Echa el agua hirviendo.
  3. 3.   Deja que infusione unos minutos.
  4. 4.   Bebe hasta dos tazas al día.

Consejos para tratar el colon irritable

Agua

Si estás sufriendo problemas en el intestino, es conveniente que:

  • Mastiques bien los alimentos.
  • Permitas una buena digestión antes de irte a dormir.
  • Bebas mucha agua.
  • No consumas laxantes.
  • Realices ejercicios.
  • Ingieras alimentos ricos en fibras, proteínas y vitamina C.
  • Evites alimentos grasos y azúcares.