Típicos errores al hacer ejercicio

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Si se extiende demasiado la pausa entre cada serie de ejercicios, tanto trabajo y esfuerzo no servirán de nada. Lo recomendable es descansar solo entre 30 y 60 segundos.

Antes de decidir si aprovechas o no el gimnasio, echa un vistazo al siguiente artículo. En él encontrarás algunos de los típicos errores al hacer ejercicio. Si incurres en alguno o varios de ellos, entonces lo adecuado es corregirlos para obtener mejores resultados.

Sin embargo, no debes preocuparte ya que muchas personas cometen las mismas equivocaciones. De ti depende marcar la diferencia. Comienza por conocer las fallas para luego corregirlas.

Recuerda que no debes iniciar ningún programa de actividad física sin consultar previamente con el médico.

Los errores al hacer ejercicio más frecuentes

gym5

Inscribirte en un gimnasio que esté lejos de casa (o del trabajo)

El primero de los errores que se cometen al hacer un plan de de actividad física es elegir un gimnasio que está lejos de casa. Si no eres muy amante de los deportes, tal vez te cueste bastante ganar voluntad para ir a hacer ejercicio.

Si a eso le sumas que esto te obliga a usar el coche o cualquier medio de transporte público para llegar, probablemente faltarás más veces de las que asistas.

Este obstáculo te restará motivación y es posible que surjan pretextos para no ir: la lluvia, el frío, el calor, la nieve, los quehaceres domésticos o el tráfico. Lo mejor entonces es apuntarte a un gimnasio que esté cerca del trabajo o de casa; aunque no sea el más moderno, sí será el más accesible.

Comenzar sin hacer calentamiento previo

Ejercicio.

Muchos piensan que el calentamiento previo al ejercicio es una pérdida de tiempo. Sin embargo, este es importante porque prepara el cuerpo y la mente para la actividad que vas a realizar.

Calentar es como ponerte a punto y además reduce el riesgo de que te lesiones, como lo corrobora el doctor Fernando Radice, traumatólogo de la Clínica Universidad de Los Andes y médico de la selección de fútbol chilena. Vas a sacarle mayor provecho a tu entrenamiento si calientas antes de comenzar, por lo menos durante diez minutos.

No es recomendable calentar con ejercicios de estiramiento, ya que esto incrementa el riesgo de lesión, según un estudio de la Universidad de Zagreb. Lo adecuado es caminar o hacer ejercicios suaves.

Lee también: Descubre aquí las 4 maneras de calentar antes de hacer deporte

Usar las máquinas sin asesoramiento

En el gimnasio también hay quienes piensan que son expertos y hacen el entrenamiento sin solicitar la ayuda de nadie. Si bien es cierto que las máquinas no son difíciles de manejar, el punto es que estas también tienen sus secretos y trucos.

Sobre todo, debes tener cuidado con las pesas y en las repeticiones. Lo más recomendable es solicitar indicaciones, especialmente si es la primera vez que vas a usar una máquina o una herramienta. Evita hacerte daño con estos aparatos.

Prescindir de los profesores

Es una actitud típica de quienes se consideran expertos en el tema sin serlo y uno de los errores frecuentes al hacer ejercicio. Recuerda que los monitores pueden ser de gran ayuda en tu rutina: te enseñarán cómo sacar más provecho de los ejercicios y harán un seguimiento de tus avances.

 Ejercicios con estiramientos para mejorar la postura.

Trabajar siempre los mismos músculos

Hacer el mismo ejercicio cada vez que vas al gimnasio no es lo más conveniente. Primero, porque no te permite trabajar todos los músculos; segundo porque te aburrirás más rápido; y tercero, porque puedes estancarte.

Lo más adecuado es “sorprender” los músculos con movimientos que no hayas hecho antes. Esto también sirve para disminuir el riesgo de lesionarte o de generar un hábito contraproducente. Un estudio de la Pontificia Universidad Católica de Chile habla acerca de los potenciales efectos adversos de este tipo de mecanicismos.

Usar solamente las máquinas simples o divertidas

Es verdad que a veces solo queremos divertirnos: no todo es levantar pesas como un fisicoculturista, ni sufrir en el gimnasio. Sin embargo, todos los extremos son malos.

Muchos solo eligen las máquinas que les permitancharlar con el compañero de al lado o revisar el móvil. Sin embargo, para desarrollar masa muscular, perder grasa y modelar el cuerpo se necesita algo más que eso. Es necesario comprometerte y tomarlo en serio. El entrenamiento ha de ser un desafío.

No te pierdas: Las mejores máquinas del gimnasio para quemar calorías

Fiarte de lo que muestran las pantallas

Tanto la cinta como la bicicleta fija tienen unos monitores que van indicando la cantidad de kilómetros recorridos, la velocidad y las calorías quemadas. En los dos primeros puntos no hay problema, pero en el tercero sí.

Si la pantalla dice que redujiste 200 calorías, este dato no es necesariamente exacto. Lo que se indica es un valor estándar, pero no toma en cuenta tu altura, tu edad, tu peso y tu contextura física. Por lo tanto, el cálculo no es específico y no debes asumirlo como la última palabra al respecto.

Mujer haciendo spinning en el gimnasio.

Descansar mucho entre una serie y otra

Otro de los errores típicos al hacer ejercicio es descansar demasiado entre una serie y otra. Si extiendes demasiado la pausa entre las series, tu trabajo y tu esfuerzo no servirán de nada.

Las pausas son variables, dependiendo del objetivo del entrenamiento. Un artículo sobre el tema señala que si el propósito es desarrollar fuerza y potencia, los descansos deben ser un poco más prolongados; en cambio, si la meta es el incremento de la masa muscular mediante hipertrofia, el intervalo debe ser más corto.

Si hay dudas al respecto, lo mejor es consultar con el entrenador o con un profesional del área. Toma en cuenta que si no reposas lo suficiente, tus músculos pueden fatigarse; y si descansas en exceso, puedes enfriarte. Nuevamente, recuerda que los extremos nunca son buenos.

No usar ropa adecuada

Hay que tener en cuenta dos variables al comprar o elegir la ropa para hacer deporte. Por un lado, la comodidad; y por el otro, la salud. Un calzado adecuado es fundamental porque evita lesiones o calambres.

En cuanto a la ropa, lo aconsejable es que no limite la movilidad y se ajuste adecuadamente a tu cuerpo. No son recomendables las camisetas que al mojarse se tornan muy pesadas, ni tampoco las prendas demasiado ajustadas. Lo importante es la comodidad; la moda es secundaria.

Hacer ejercicio únicamente para adelgazar

Algunas personas utilizan el gimnasio solo para reducir los kilos de más. Por eso, se limitan a hacer ejercicios y no prueba otros. Es verdad que no todos quieren tener músculos en sus brazos, pero un poco de pesas no le hace mal a nadie. Debes saber que no por pasar una hora completa en la cinta vas a adelgazar más.

Lo mejor para bajar de peso es hacer lo que se denomina un entrenamiento cruzado, es decir, combinar pesas con ejercicios cardiovasculares. Esto lo corrobora en un artículo el profesor Darío Cappa, especialista en Ciencias del ejercicio. Así que lo recomendable es hacer primero un circuito en las máquinas y dejar la cinta o bicicleta para el final.

Recuerda…

Si vas al ginmnasio con regularidad, puede que ya hayas adquirido una serie de hábitos. Pero, cuidado: tal vez estás cometiendo alguno de los errores mencionados, al hacer ejercicio. Así que, simplemente, corrígelos.