Tipos de afasia que un estudiante debe conocer

24 junio, 2018
Existen multitud de tipos de afasia principalmente caracterizados por problemas en el habla.

La afasia es una enfermedad neurológica que se produce por un daño en el hemisferio izquierdo del cerebro. Por tanto, afecta a las habilidades o funciones que surgen de este área corporal. En especial, altera las capacidades lingüísticas (comprensión, la lectura, la expresión facial y escrita, el habla, etc.).

Esta patología también se encuentra estrechamente relacionada a la hemiparesia o parálisis de un lado del cuerpo. En este caso, la parálisis de lado derecho (las vías nerviosas aparecen cruzadas).

Asimismo, es posible señalar una serie de causas que pueden desencadenar este trastorno. Por ejemplo, se incluyen:

  • Accidente cerebrovascular.
  • Traumatismo craneoencefálico.
  • Tumores que afecten al sistema nervioso central.
  • Infecciones en esta zona corporal.
  • Enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson.

Tipos de afasia que un estudiante debe conocer

Por otra parte, podemos apreciar distintos tipos de afasia en función de sus características y gravedad.

Afasia global

En este caso la capacidad para hablar del paciente se ve seriamente afectada. Por otra parte, el sujeto no es capaz de leer o escribir con normalidad y tampoco puede comprender el lenguaje cotidiano.

Tipos de afasia.

Normalmente es producida por la obstrucción de las arterias que llegan al cerebro del paciente, en especial las que se encuentran en el hemisferio dominante.

Ver también: Afasia progresiva primaria

Afasia de Broca o afasia motora mayor

Por norma general los sujetos presentan dificultades en cuanto a la comprensión del lenguaje y a la hora de escribir. También suele estar presente el agramatismo o incapacidad para realizar oraciones con una estructura morfológica adecuada. En ocasiones el paciente puede presentar problemas sensitivos y motores en el lado derecho del cuerpo.

Aunque en los primeros momentos de evolución de la enfermedad el paciente presente alteraciones graves es capaz de mejorar sus capacidades. Sin embargo, no puede retornar a las habilidades iniciales o que tenía antes de la lesión.

Por tanto, es importante iniciar la terapia cuanto antes para conseguir la mayor eficacia. Finalmente es común que las personas con esta alteración no sean capaces de recuperar la entonación que solían adoptar. Si el paciente es diestro es posible que deba volver a aprender a escribir con la otra mano (si se encuentra afectada).

Afasia transcortical motora

En principio presenta síntomas parecidos a la afasia de Broca o afasia motora mayor. Sin embargo, la compresión del lenguaje no ha cambiado y el paciente es capaz de articular oraciones con normalidad.

Por otro lado, el mayor problema recae en la espontaneidad dentro de la producción del discurso o de la conversación.

Afasia de conducción

Aunque la comprensión normal del lenguaje no se suele ver afectada aparecen problemas en la fluidez del habla. Así, el sujeto se comunica a través de oraciones cortas y entrecortadas por los problemas en la selección y pronunciación de las palabras.

Afasia amnésica o anómica

Por norma general las capacidades del paciente se encuentran relativamente intactas. Sin embargo, en ella aparece la anomia o dificultad para encontrar las palabras deseadas (para designar objetos, lugares, etc.) de forma ocasional.

Lee también: Tratamiento de la afasia progresiva primaria

Afasia de Wernicke o afasia sensorial

En este subtipo el paciente puede hablar con fluidez, a diferencia de otras afasias como la de Broca. Sin embargo, la compresión del lenguaje, la escritura y la lectura se ven gravemente afectadas. Esto se debe a que los sujetos incluyen nuevas palabras (también denominadas neologismos) o estructuras gramaticales inventadas.

Por tanto, estas personas poseen su propia jerga aunque sean capaces de formular oraciones relativamente complicadas o largas.

Afasia de Wernicke.

Asimismo, aparece la parafrasia (sustitución de fonemas o palabras) con frecuencia y el paciente no es consciente de ello. Tampoco aparece parálisis (ya sea parcial o total de la parte derecha del cuerpo) por lo que el afectado puede escribir con normalidad aunque el contenido sea incomprensible.

De cualquier modo, la afasia es una patología severa que debe ser tratada lo antes posible. Es necesario realizar un estudio completo de la misma puesto que suele asociarse a otros déficits neurológicos y afecta a la calidad de vida del paciente de manera muy negativa.

A veces es necesario recurrir a la terapia psicológica, no sólo del paciente sino también de los familiares que viven en él al afectarse la capacidad de comunicación de la persona. Por todo ello, se recomienda acudir a su equipo médico.

Te puede gustar