Los 5 tipos de cáncer más frecuentes en la mujer - Mejor con Salud

Los 5 tipos de cáncer más frecuentes en la mujer

Los cánceres de mama, de colon, ginecológico y de pulmón son los más comunes en la mujer. El de mama es el más frecuente, pero también el que más supervivencia presenta.

Conocer cuáles son los tipos de cáncer más frecuentes en la mujer es algo necesario. No pretendemos con ello alarmar, sino informar y hacernos tomar conciencia de una realidad común donde la prevención es primordial.

Una vida saludable, revisiones periódicas y alejarnos de hábitos tan peligrosos como el tabaco nos harán, sin duda, evitar muchas de estas enfermedades. También cabe recordar aquí que la palabra cáncer no siempre es sinónimo de muerte. El cáncer es una enfermedad que se puede tratar, que requiere esfuerzo, ánimos, apoyo social y mucha entereza para poder afrontarla.

Son millones las mujeres que superan un cáncer a lo largo del año, así que vale la pena prevenir. Es importante que le dediquemos 3 minutos de nuestro tiempo a esta sencilla lectura, para saber cuáles son los tipos de cáncer más frecuentes en la mujer.

1. El cáncer de mama

Autoexamen-de-mama

El cáncer de mama es, sin lugar a dudas, el que mayor incidencia presenta entre nosotras.No obstante, también cabe señalar algo importante: Es el que más supervivencia presenta.

Sabemos que en tu círculo social conoces a más de una mujer que lo ha sufrido. Es posible, también, que hayas perdido a alguien querido por esta terrible enfermedad, pero la ciencia avanza y, a día de hoy, son muchas las mujeres que sobreviven a un cáncer de mama. La autoexploración y las mamografías son factores clave para su detección precoz. Aquí te dejamos unos signos y síntomas que debes tener en cuenta:

  • Notar en el pecho, pezón o axila un nódulo que, previamente, no estaba.
  • Dolor en el pecho cuando nos palpamos.
  • Cambio de tamaño en alguno de los pechos.
  • Irregularidades en la piel: Cambio de color, úlceras, piel de naranja…
  • Notar que tienes menos movilidad en uno de los pechos cuando levantas los brazos.
  • Notar, por ejemplo, que uno de los pezones aparece algo más hundido.

2. El cáncer de colon

Colon

El cáncer de colon es el segundo con más incidencia en las mujeres. Puede que te parezca sorprendente, pero es una realidad muy seria y que debemos considerar. Su incidencia también es muy elevada en hombres.

¿Qué lo origina? ¿Cuál es su causa? A día de hoy no tenemos conclusiones claras. Casi todos los cánceres de colon suelen iniciarse con unos pólipos no cancerosos en el colon. Si no son extirpados o detectados a tiempo, cursan de modo canceroso. Es un riesgo. De ahí la importancia de estar muy atentas a sus síntomas:

  • Sangre en las heces.
  • Dolor abdominal.
  • Malestar general, con digestiones pesadas y un cansancio muy acusado.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Padecer diarreas y estreñimiento en períodos muy frecuentes. Nuestras deposiciones nunca son normales, y casi siempre son muy delgadas.

3. Cáncer ginecológico

Cancer-de-ovario

Dentro del cáncer ginecológico entrarían, como ya sabes, el cáncer de ovario y el de cuello uterino. Aquí, la prevención y las revisiones periódicas son vitales. No son más que pequeñas pruebas sin apenas importancia que pueden salvar vidas. Para ello, no tienes más que programar con tu ginecólogo esas citas anuales con las que descartar cualquier problema.

Te enseñamos cuáles suelen ser los síntomas más frecuentes:

  • Sangrado irregular. Es, sin duda, el primer signo de alarma. Sangrar fuera del período de la menstruación es algo que debemos poner de inmediato en conocimiento de nuestro médico. Cuidado también con esas menstruaciones muy abundantes o irregulares.
  • Perder peso de modo inexplicable.
  • Dolor pélvico. Este síntoma puede ser una posible señal de cáncer de ovario, así que nunca pases por alto cualquier molestia en la pelvis o en el abdomen, el sufrir de gases o el tener calambres.
  • Flujo vaginal diferente, con una tonalidad más oscura o con un olor muy intenso. Es signo de una posible infección.
  • Cansancio constante. No sabemos la causa, pero no hay día en que no empecemos la jornada con una acusada fatiga y lleguemos a la noche casi sin fuerzas.

4. Cáncer de pulmón

Sistema-respitarotio-problema-pulmon

Es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en la mujer. No obstante, en los últimos años la incidencia está empezando a ser más preocupante, ya que es uno de los que más mortalidad presenta tanto en hombres como en mujeres. Debemos tenerlo en cuenta.

El 80% de los casos tiene su origen en el tabaco. Fumar o incluso estar expuestas a lugares o situaciones en las que inhalamos el humo tiene graves consecuencias en nuestra salud. Además es algo que podemos evitar, hábitos que debemos abandonar porque, a largo plazo, puede traernos muchas enfermedades.

A día de hoy el número de mujeres fumadoras ha ascendido llamativamente. Parece que algo está fallando en las campañas publicitarias o que el mensaje no está llegándonos tal y como debería. ¡Evítalo, por tu propia salud y por la tranquilidad de los tuyos! Te informamos a continuación de alguno de los síntomas:

  • Una tos persistente.
  • Dolor en el pecho al toser.
  • Silbidos en el pecho al respirar.
  • Cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Presencia de sangre al toser.
  • Sensación de que nos falta el aire.
  • Ronquidos durante la noche.

5. Cáncer de piel

Lunares_El cáncer de piel también es una realidad cada vez más preocupante. Nuestra costumbre de tumbarnos al sol en verano sin la protección adecuada está ocasionando la aparición de estos carcinomas malignos. ¿Qué tal si aprendemos a identificar esos lunares más peligrosos? Para ello, nunca te olvides de la sencilla regla “ABCDE”

 

  • A de Asimetría: Un lunar benigno debe ser siempre simétrico.
  • B de Borde: Los bordes deben ser siempre regulares. Si ves imperfecciones, acude a tu dermatólogo.
  • C de Color: Cuidado si ves alguna mancha marrón, roja, azul o negra en tus lunares.
  • D de Diámetro: Si tu lunar mide más de 6 milímetros de ancho, acude al médico.
  • E de Evolución: Si ves que tu lunar está cambiando, ve al médico.

¿Lo recordarás?