Tipos de masajes terapéuticos y sus beneficios

23 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
Los masajes terapéuticos pueden ser de diversos tipos. Son técnicas de fisioterapia que se utilizan para tratar trastornos corporales. Aquí te describimos los más importantes para que los conozcas.

Existen diversos tipos de masajes terapéuticos, así como distintas clasificaciones de los mismos. Es importante saber que la utilidad de los masajes reside en el tratamiento de trastornos corporales, y que pueden ser sumamente eficientes para disminuir el dolor.

Un masaje es una manipulación de tejidos blandos que consiste en realizar una acción rítmica y con intensidad adecuada sobre algunos puntos corporales. La manipulación puede realizarse sobre capas superficiales de tejidos o sobre capas profundas.

La etimología misma de la palabra «masaje» revela su condición. En árabe se dice mass: frotar con suavidad; el vocablo griego es massein: frotar; mientras que en el idioma hebreo se lo nombra como mashech: tantear.

Los masajes no sólo tienen fines terapéuticos, ya que también se realizan masajes con finalidades higiénicas y deportivas. El masaje higiénico tiene un objetivo prioritariamente estético, mientras que el masaje deportivo suele ser previo y posterior a la realización de una actividad física.

En este artículo nos referiremos sólo a los tipos de masajes terapéuticos. Pero antes de clasificarlos, veamos cuáles son sus efectos en el cuerpo humano.

Efectos de los masajes terapéuticos en el cuerpo

En general, no hay contraindicaciones para los masajes, salvo condiciones específicas que pueden impedir realizar ciertas maniobras. Dentro de los distintos tipos de masajes terapéuticos, se indicará una modalidad u otra en razón de lo que resulte más conveniente.

Es un error pensar que los masajes sólo se emplean para ayudar al tratamiento de enfermedades muscularesLos beneficios de los masajes terapéuticos son físicos y psicológicos también. Inclusive se pueden combinar dos o más tipos de masajes en el mismo tratamiento para lograr mejorías en tejidos desiguales.

Algunos de los beneficios de los masajes terapéuticos son:

  • Desarrollo de los músculos
  • Distensión de músculos contracturados
  • Flexibilización de los tejidos a largo plazo
  • Calmar el dolor
  • Sensación de bienestar general
  • Mejoramiento de la circulación sanguínea y linfática

Descubre: Ejercicios para lograr un excelente estiramiento de los músculos

Tipos de masajes terapéuticos

Mujer recibiendo uno de los tipos de masajes
Los diferentes tipos de masajes se diferencian por su técnica y finalidad terapéutica.

Si bien la clasificación de los tipos de masajes terapéuticos es variada, aquí presentaremos una general que los describe de acuerdo a la mecánica que realizan:

  • Roce-deslizamiento
  • Amasamiento
  • Fricciones
  • Compresión
  • Percusión
  • Vibraciones

Veamos cada uno en detenimiento:

Roce-deslizamiento

Consiste en la frotación uniforme y lenta de una zona corporal. Se puede realizar en forma longitudinal o en forma circular. Es muy importante que no se deslicen otros tejidos que no serían los que necesitan el tratamiento.

Una variedad es el roce profundo. Se utiliza para descontracturar y para trabajar sobre la circulación sanguínea y linfática. Para el efecto circulatorio, el masaje busca fomentar el retorno venoso que muchas veces está detenido.

En su variante superficial, el roce-deslizamiento puede aumentar la circulación superficial en los tejidos externos como la piel, así como favorecer la regeneración dérmica.

Amasamiento

Es uno de los tipos de masajes terapéuticos más energéticos, junto con la percusión. El amasamiento busca despegar los tejidos superficiales de los profundos, así como provocar desplazamiento de las fibras musculares.

Es una técnica que combina movimientos de despliegue, torsión y estiramiento. Todo realizado rítmicamente. El amasamiento se utiliza para eliminar sustancias tóxicas de los tejidos, para favorecer la nutrición de los músculos y provocar relajación muscular. Cuando se realiza profundamente, el amasamiento puede aumentar la capacidad contractiva del músculo.

Fricciones

Los movimientos de esta técnica son breves. Para lograrlo, se pretende una presión controlada, por lo que el terapeuta utiliza las puntas de los dedos usualmente. Es muy frecuente que su aplicación se refiera al masaje de las articulaciones.

Efectos del masaje terapéutico
Los masajes terapéuticos tienen efectos beneficiosos sobre las articulaciones.

Si los tejidos articulares, por ejemplo, tienen adherencias, las fricciones separan los tejidos, lo cual las hace tener también utilidad analgésica. Otro efecto vinculado al anterior es el de aumentar la circulación en la zona donde se realizan los masajes.

Te puede interesar: 5 ejercicios para reactivar la circulación sanguínea

Compresión

Esta técnica es estática, por lo que no hay desplazamiento sobre los tejidos. Durante medio minuto, o un minuto completo, el terapeuta mantiene la compresión de la zona sin movimiento hacia los lados.

Percusión

Dentro de los distintos tipos de maniobras terapéuticas, junto al amasamiento, esta es una de las más energéticas. Tiene dos formas: el golpeteo y el hacheado.

El golpeteo se realiza con las palmas de las manos posicionadas de forma ahuecada, lo que produce un sonido característico al aplicar la técnica. Por su parte, el hacheado se realiza con el borde cubital de las manos, a presión constante y con alta energía, sin perder contacto entre el terapeuta y la piel.

La percusión aumenta la circulación de la zona tratada, da nutrición al músculo, aumenta la contractilidad muscular y normaliza el tono. Como resultado de esos efectos, se lo considera también un masaje estimulante, que mejora el bienestar general de la persona.

Vibraciones

Los movimientos de esta técnica son cortos y rítmicos. Las manos se encuentra en contacto constante con la piel y los antebrazos del terapeuta realizan contracciones estáticas creando vibración. El terapeuta suele sufrir cansancio rápidamente al realizar esta maniobra.

Entre sus efectos se encuentran la relajación muscular, la estimulación de la circulación y el desprendimiento de las secreciones pulmonares para pacientes que se encuentran cursando cuadros respiratorios.

¿Conocías estos masajes terapéuticos? Como lo acabas de notar, sus beneficios van más allá de apoyar la rehabilitación muscular. Si deseas utilizarlos en tus terapias, no dudes en consultar a un experto para determinar cuál es la mejor opción.

  • Fritz, Sandy. Fundamentos del masaje terapéutico. Editorial Paidotribo, 2001.
  • Anglada, Josep Ferrer. Masaje avanzado: valoración y abordaje de las disfunciones del tejido blando. Elsevier Health Sciences, 2018.
  • Vazquez, J. (2009). Manual Profesional del Masaje. In Manual Profesional del Masaje (p. 100).
  • Silega, G. (2010). Masaje. In Tratado de Medicina Física, Hidrología y Climatología Médica (pp. 58–70). USA: Hyppocrates publishing.
  • Pecos Martín, Daniel. "Los efectos adversos del masaje." (2017).