Tipos de psoriasis

A pesar de no ser una condición peligrosa la psoriasis es una enfermedad hereditaria que, en caso de presentarse en brotes muy llamativos, puede llegar a afectar a nuestra autoestima

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel que comúnmente provoca manchas rojas que causan picazón.

Estas presentan ciertas escamas que varían su color entre blanco y tonos plateados según la gravedad de la afección.

¿Qué es la psoriasis?

Esta condición autoinmunitaria hace que los glóbulos blancos funcionen excesivamente rápido.

Esto ocasiona que las capas de piel se regeneren a mayor velocidad que en los ciclos normales de regeneración celular, exponiéndote a lesiones que tiende a causar picor e irritación.

La buena noticia es que esta enfermedad suele ser hereditaria y es más probable en hombres que en mujeres. Por ello, si no hay antecedentes en tu familia puedes estar tranquilo ya que las posibilidades de enfrentarla son mínimas.

La psoriasis suele ser causada por agotamiento físico y psicológico que pone bajo mucho estrés a tu cuerpo y mente.

Un estilo de vida errático, problemas en el trabajo o problemas personales podrían actuar como disparador si debes lidiar con ellos por tiempos prolongados.

Ver también: Factores que afectan tu psoriasis

¿Cuáles son los tipos de psoriasis existentes?

Existen varios tipos de psoriasis conocidos. Para que puedas tener un adecuado tratamiento es importante que conozcas cuál es el que te está afectando.

Psoriasis en placa

psoriasis en placa

Esta es la forma de psoriasis más común que se conoce y se caracteriza porque produce excesiva placa en la piel. Suele aparecer mayormente en las rodillas, los codos, la cara, orejas y espalda.

Inicia como un sarpullido regular, pero que no desaparece ni con cremas de venta libre. Sus erupciones cambian a color rojizo, con una textura escamosa y con parches de piel que tienen bordes definidos.

La psoriasis en placa produce mucha picazón y en algunos casos podría haber sangrado debido a la resequedad o porque un rascado excesivo.

En caso de que llegase a afectar tu cuero cabelludo, aparecerían escamas de color blanco como la caspa.

En el caso de las uñas, estas comienzan a astillarse y en ocasiones la uña se desprende de su nacimiento.

Psoriasis guttata

Qué saber sobre la psoriasis

Suele producir pequeñas manchas rojas tanto en el torso como en las extremidades, pero no cubren una gran área .

En menor instancia también puede afectar las orejas, la cara y el cuero cabelludo. Es más común en personas menores a los 30 años.

Provoca lesiones que no son tan gruesas como las que se producen en la psoriasis en placa.

Las personas que son portadoras de estreptococo o tienen posibilidades de heredar la psoriasis, suelen desarrollarla cuando se exponen a climas fríos que resecan la piel.

Psoriasis pustulosa

Este tipo de psoriasis afecta principalmente a adultos y se caracteriza por formar ampollas o pústulas blancas de pus no infeccioso acompañadas de enrojecimiento de la piel que las rodea.

La piel suele enrojecerse antes de la formación de las ampollas y suele estar acompañada de picazón y dolor en la zona afectada.

Psoriasis eritrodérmica

Es considerada una de las formas más peligrosas de psoriasis debido a que cubre grandes superficies de la piel con manchas rojizas y coexiste con la psoriasis pustulosa.

Es más común en personas que sufren de psoriasis en placa inestable, donde las lesiones duran indefinidamente.

Psoriasis inversa

Es común en pliegues como en las axilas, ingle y debajo de los senos. Es particularmente incómoda debido a que la sudoración mantiene la piel sensible.

Suele aparecer en forma de manchas grandes similares a parches, pero sin escamas. Es fácil de notar y cubre grandes áreas en los pliegues de la piel.

Psoriasis de uñas

Cuando las uñas pican, desarrollan una superficie irregular o son arrancadas de raíz, se produce este tipo de psoriasis. Suele ser similar a la psoriasis del cuero cabelludo o la de placa.

Sus síntomas podrían incluir irregularidad en la superficie de la uña, astillas o desarraigamiento de la uña.

Psoriasis del cuero cabelludo

Suele confundirse con problemas graves de caspa y la desarrollan normalmente personas que tengan otro tipo de psoriasis.

Comienza con escamas finas y termina formando escamas densas y gruesas que pueden extenderse por todo el cuero cabelludo y las zonas cercanas como el cuello, las orejas y la frente.

Artritis psoriásica

Las personas que padecen de otro tipo de psoriasis se encuentran en edades entre los 30 a 50 años. Comúnmente causa:

  • Inflamación
  • Dolor en las articulaciones y alrededor de estas
  • Rigidez o bloqueo de las articulaciones
  • Fatiga y movimientos limitados
  • Enrojecimiento de los ojos y pérdida de rigidez en los tendones

Es muy importante que este tipo de psoriasis se diagnostique y trate a tiempo para que las articulaciones no se vean permanentemente dañadas.

Te recomendamos leer: 12 alimentos que combaten la artritis

La psoriasis y la depresiónvitaminas para superar la depresión

Es común que aquellas personas que sufren de algún tipo de psoriasis tengan cierta tendencia a mostrar síntomas de depresión.

Esto se debe a que el aspecto poco atractivo de las lesiones suele llamar de forma negativa la atención y puede afectar el autoestima.

Por esta razón, si estás lidiando con cualquier tipo de psoriasis es importante que busques el apoyo de tus familiares y amigos para que te proporcionen comprensión y aliento.

Ten en cuenta que automedicarte no será la solución.

Tu sistema inmunitario es muy distinto al de cualquier otra persona y para tratar con el problema se requiere de medicamentos diferentes en cada paciente.