¿Cuáles son los tipos de medicamentos?

25 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Los medicamentos se pueden clasificar de acuerdo a su acción, vía de administración o indicaciones terapéuticas. El listado es bastante amplio, por eso, ante cualquier duda, debe consultarse al médico o farmacéutico.

Los tipos de medicamentos se pueden clasificar en función de su acción, vía de administración o indicaciones terapéuticas. La OMS utiliza el código ATC (Anatómico, Terapéutico, Químico). Se trata de un sistema europeo de codificación de sustancias farmacéuticas y de los tipos de medicamentos.

Según este sistema, a cada medicamento le corresponde un código ATC que se especifica en su ficha técnica. Este código consta de siete dígitos alfanuméricos. No obstante, en la actualidad, un mismo principio activo puede tener más de un código ATC, si se emplea en indicaciones diferentes.

¿Qué es un medicamento?

Un medicamento es una sustancia, o la combinación de varias sustancias, que cuenta con propiedades para el tratamiento o la prevención de enfermedades en las personas. Se puede administrar con el fin de restaurar, corregir o modificar las funciones fisiológicas, y ejerce una acción farmacológica, inmunológica o metabólica.

Médico con medicamentos en la mano
Los medicamentos se emplean para prevenir y tratar enfermedades en las personas. Su acción es farmacológica, inmunológica o metabólica.

Principio activo

Es el componente responsable de la actividad del medicamento. Se trata de toda sustancia de origen humano, animal, vegetal, químico o de otro tipo, que actúa por sí misma en nuestro organismo. Un mismo medicamento puede contener uno o varios principios activos.

Excipientes

En general, la cantidad de principio activo que se necesita es muy pequeña; por eso, para facilitar su manipulación se mezcla con los excipientes. Son sustancias sin ninguna actividad que se añaden a los principios activos para estos fines:

  • Servirles de vehículo.
  • Hacer posible su preparación y su estabilidad.
  • Tener buenas propiedades organolépticas.
  • Determinar las propiedades físico-químicas del medicamento, así como su biodisponibilidad.

Algunos excipientes deben figurar obligatoriamente en el embalaje del medicamento. Especialmente algunos edulcorantes, que deben tenerse en cuenta en caso de personas diabéticas o intolerantes a la lactosa.

Descubre: Cómo se clasifican los medicamentos analgésicos

¿Cómo se pueden clasificar los tipos de medicamentos?

Generalmente recurrimos a los medicamentos para aliviar síntomas como la fiebre, el dolor, la alergia y numerosos malestares que afectan a nuestro organismo.

Para que aprendas a diferenciar los tipos de medicamentos, la clasificación más sencilla es aquella que se basa en las principales acciones farmacológicas o indicaciones terapéuticas.

Medico con varios tipos de medicamentos
Para clasificar los medicamentos podemos considerar sus acciones farmacológicas y las indicaciones terapéuticas.

Analgésicos

Este grupo de medicamentos están indicados para aliviar el dolor ocasionado por lesiones, golpes o heridas. Los  analgésicos pueden ser opiáceos y no opiáceos.

Los primeros pueden generar dependencia, como la morfina, y solo se utilizan bajo control médico. Sin embargo, los no opiáceos pueden incluso adquirirse sin receta médica como es el caso de algunas presentaciones de paracetamol.

Antiinflamatorios

Los antiinflamatorios no esteroides como ibuprofeno, tienen como objetivo aliviar el dolor ocasionado por un proceso inflamatorio. Entre los efectos secundarios más frecuentes de estos medicamentos se incluyen desarrollar úlceras, aumentar la presión sanguínea o producir alteraciones renales.

Lee también: Los antiinflamatorios no esteroideos

Antipiréticos

Son medicamentos que disminuyen la fiebre, pero además tienen propiedades analgésicas como es el caso del paracetamol y el ácido acetilsalicilico (aspirina).

Laxantes y antidiarreicos

Los laxantes son medicamentos que se utilizan para aliviar el estreñimiento ocasional o el producido como efecto secundario de otros tratamientos farmacológicos. Pueden actuar por lubricación, estimulación de la motilidad intestinal o aumentando el bolo intestinal. 

Su uso debe ser puntual, puesto que si es prolongado en el tiempo, el intestino no funciona adecuadamente, se altera la flora intestinal y no hay una correcta absorción de nutrientes. Por su parte, los antidiarreicos se emplean para reducir el numero y consistencia de las deposiciones en los procesos diarreicos.

Antiinfecciosos

Dentro de este grupo los medicamentos se pueden clasificar en función del agente causante de la infección:

  • Antibióticos, infecciones bacterianas.
  • Antifúngicos, infecciones por hongos.
  • Antivirales, la infección es causada por virus.
Antibióticos
Los antibióticos se emplean en caso de infecciones de origen bacteriano.

Antitusivos y mucolíticos

Este tipo de medicamentos se utiliza tratar la tos seca irritativa, no productiva. Actúan sobre el sistema nervioso central o periférico para suprimir el reflejo de la tos. Los mucolíticos tienen como objetivo fluidificar y facilitar la expulsión del moco, mejorando la respiración.

Antiácidos

Se emplean para disminuir la acidez y las secreciones gástricas. Pueden actuar neutralizando la acidez o disminuyendo la producción de ácido en el estomago. Uno de los más conocidos es el omeprazol.

Antialérgicos

En este se incluyen los medicamentos que alivian los efectos negativos de la alergia, así como de las reacciones de hipersensibilidad. Los más empleados son los que pertenecen al grupo de los antihistamínicos

Conclusión

La cantidad de tipos de medicamentos es muy amplia y sigue creciendo, como es el caso de los medicamentos biológicos. Es importante hacer un uso racional de los fármacos y acudir a los profesionales de la salud para evitar la automedicación.

  • (2018). Medicamentos. In Estudios de evaluación de competencia de la OCDE: México. https://doi.org/10.1787/9789264287921-6-es
  • Granda, E. (2004). Medicamentos esenciales. Farmacia Profesional.
  • Consejo Nacional De Salud. (2014). Medicamentos básicos y registro terapéutico. Ministerio de Salud Pública.