Tipos de sarcoma

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
El sarcoma es un cáncer que se da en los tejidos blandos y óseos. Dependiendo del área de crecimiento del tumor, existen distintos tipos y manifestaciones clínicas.
 

El sarcoma es una patología muy diversa que se manifiesta con diferentes tipos de presentaciones clínicas. A veces son bultos bajo la piel, otras veces dolor de huesos o distensión abdominal y hasta pérdida de peso, entre otros síntomas.

Según la Sociedad Americana del Cáncer, esta enfermedad responde a una variante oncológica que prolifera en los tejidos blandos y óseos, desde el adiposo (grasa) hasta el nervioso, pasando por huesos y músculos.

Los sarcomas no son muy comunes. Diversos estudios señalan que, por ejemplo, el osteosarcoma (tumor en el esqueleto) representa solo el 0,2 % de todos los cánceres malignos, lo que se traduce en una incidencia de tres casos por cada millón de personas al año.

Sobre el cáncer y su importancia

Empezar a hablar sobre los sarcomas sin conocer antes información básica acerca del cáncer es imposible. Esta enfermedad se caracteriza por una proliferación celular descontrolada en alguna zona del cuerpo. Esto da lugar a los tumores, que si se extienden a otras partes diferentes a la inicial, producen las llamadas metástasis.

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) reporta datos actualizados de la situación del cáncer a nivel global:

  • En el año 2018 se detectaron más de 18 millones de cánceres en todo el mundo.
  • De todos ellos, el 11,6 % correspondía a procesos tumorales malignos en el pulmón.
  • El diagnóstico más bajo fue de cáncer de útero (2,1 %), si bien el 24,6 % de los cánceres son de orígenes menos comunes (no contabilizados como tipos únicos).
 
  • En el año 2019 se diagnosticaron un total de 277 234 casos de cáncer en España.
  • Existe un incremento anual en el número de casos a nivel global, pues se estima que para el año 2040 se detectarán casi 30 millones más de pacientes con tumores malignos (un 63 % más que en el 2018).

Como podemos observar, las cifras son alarmantes. Es por ello que es necesario conocer cada uno de los tipos a la perfección, por poco comunes que sean, para salvar miles de vidas a lo largo del globo.

Prevención del cáncer
La lucha contra el cáncer incluye a los sarcomas, que si bien son difíciles de prevenir, pueden realizarse campañas para su detección temprana.

Para saber más: Dieta para las personas con cáncer

Tipos de sarcoma

Como hemos mencionado con anterioridad, todos los tipos de sarcoma son tumores malignos que se originan en tejidos óseos y blandos. Según las estadísticas, suponen el 20 % de los cánceres sólidos detectados en ambientes pediátricos y menos del 1 % en adultos.

La predisposición a padecer esta patología depende de factores genéticos, ambientales y una interacción entre ambos. Aún así, los motivos concretos siguen sin comprenderse. Según un artículo de revisión publicado en el portal científico ScienceDirect en el año 2007, existen diversos tipos de sarcoma que te contamos a continuación.

 

Liposarcoma

El subtipo más común, pues representa el 20 % de los casos de sarcoma en Estados Unidos. Este cáncer se produce en las células grasas de cualquier parte del cuerpo, pero en la mayoría de los casos se da en el tejido adiposo de las extremidades o el abdomen.

Es muy llamativo, pues cuando se produce en piernas y brazos se puede observar un bulto en continuo crecimiento bajo la piel, dolor y debilidad de la extremidad afectada. En el caso de los tumores abdominales, los síntomas más comunes comprenden estreñimiento, hinchazón y dolor.

Para la mayoría de casos, la extracción del tumor y la radioterapia son los caminos a seguir. Aunque existen varios tipos de liposarcoma según su morfología, no suele causar metástasis y se resuelve solo con la intervención quirúrgica.

Leiomiosarcoma

Según la organización sarcomahelp.org, el leiomiosarcoma se define como uno derivado de las células del músculo liso, en general del útero o de tejido gástrico. De todos los sarcomas de partes blandas, este tipo comprende del 5 al 10 %, lo que le hace otro de los más comunes.

No hay rasgos específicos para el diagnóstico de esta patología, pero las fuentes citadas con anterioridad reportan que son más comunes a partir de los 50 o 60 años y que afecta más a mujeres. Diversos estudios muestran que el tratamiento con gemcitabina da buenos resultados en más de el 50 % de los pacientes.

Sarcoma sinovial

El sarcoma sinovial es menos frecuente y suele aparecer cerca de las articulaciones (en especial las rodillas) en adultos jóvenes. Se caracteriza por un bulto profundo de crecimiento lento que puede ser sensible o doloroso al tacto.

 

Investigaciones demuestran que este tipo de cáncer está correlacionado con variaciones cromosómicas, lo que se traduce en que tiene un gran componente genético.Al igual que con el liposarcoma, la extracción quirúrgica es la mejor opción.

Osteosarcoma como tipo de sarcoma
Los osteosarcomas y los sarcomas sinoviales son tumores malignos de los huesos que tienden a aparecer cerca de las rodillas.

Otros tipos de sarcoma

A pesar de haber cubierto tres de los más importantes, existen otros tipos de sarcoma que no podemos dejar de mencionar. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Angiosarcoma: se produce en el revestimiento de los vasos sanguíneos o linfáticos.
  • Sarcoma de Kaposi: produce nódulos rosáceos debajo de la piel o, con menos frecuencia, en la mucosa oral. Tiene una presentacion frecuente entre las personas con inmunosupresión, como los enfermos de SIDA.
  • Rabdomiosarcoma: tumor maligno del músculo estriado. Es el tipo de sarcoma más frecuente en la infancia, con una incidencia de cuatro niños afectados por cada millón de sanos.
  • Osteosarcoma: cáncer de hueso.

Como podemos ver, existen tantos tipos de sarcoma como tejidos en el ser humano, por lo que la lista es extensa. El concepto que debe quedar claro es que estamos ante un tumor maligno con múltiples variaciones según su localización.

 

Quizás te pueda interesar: Osteosarcoma en niños

Tipos de sarcoma: ¿qué debemos recordar?

Los sarcomas son cánceres que se desarrollan tanto en tejidos óseos como blandos. Por ello, existen múltiples tipos que cursan con sintomatologías específicas según el lugar de crecimiento del tumor.

Como con todo el resto de cánceres, el tiempo de detección es clave para la supervivencia del paciente. Por ello, ante cualquier tipo de bulto sospechoso o dolor, la visita al médico es la mejor opción.

  • ¿Qué es el sarcoma de tejidos blandos? Sociedad Americana del Cáncer. Recogido a 21 de julio en https://www.cancer.org/es/cancer/sarcoma-de-tejidos-blandos/acerca/sarcoma-de-tejidos-blandos.html
  • Picci, P. (2007). Osteosarcoma (osteogenic sarcoma). Orphanet journal of rare diseases2(1), 6.
  • Cifras del cáncer, SEOM. Recogido a 21 de julio en https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/Cifras_del_cancer_2020.pdf
  • Burningham, Z., Hashibe, M., Spector, L., & Schiffman, J. D. (2012). The epidemiology of sarcoma. Clinical sarcoma research2(1), 14.
  • Skubitz, K. M., & D'Adamo, D. R. (2007, November). Sarcoma. In Mayo Clinic Proceedings (Vol. 82, No. 11, pp. 1409-1432). Elsevier.
  • Leiomiosarcoma: Diagnóstico y tratamiento. Recogido a 21 de julio en http://sarcomahelp.org/translate/es-leiomiosarcoma.html#:~:text=El%20leiomiosarcoma%20es%20un%20sarcoma,en%20l%C3%ADneas%20de%20c%C3%A9lulas%20mesenquimales.
  • Hensley, M. L., Maki, R., Venkatraman, E., Geller, G., Lovegren, M., Aghajanian, C., ... & Spriggs, D. R. (2002). Gemcitabine and docetaxel in patients with unresectable leiomyosarcoma: results of a phase II trial. Journal of Clinical Oncology20(12), 2824-2831.
  • Sánchez, Juan Segura, et al. "Liposarcomas. Aspectos clínico-patológicos y moleculares." Revista Española de Patología 39.3 (2006): 135-148.