Tipos de tratamientos para el acné pápulo-pustuloso

Carmen Martín · 4 junio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 1 junio, 2019
Cuando el acné pápulo-pustuloso se complica, se puede utilizar isotretinoina por vía oral, que controla muy bien el acné, pero tiene efectos secundarios.

El acné pápulo-pustuloso es un tipo concreto de acné. El acné en sí es una patología cutánea que se caracteriza por una inflamación de las glándulas sebáceas. Se producen los llamados comedones. Se trata de la causa más frecuente de consulta dermatológica. De hecho, se calcula que casi un 85% de los adolescentes lo sufren en mayor o menor medida.

El acné tiene una etiología multifactorial. En primer lugar, se produce un aumento de la producción de sebo, debido principalmente a la acción de los andrógenos.

Además, se altera su composición. Los comedones se forman por un perturbación de la queratinización. Las células queratinizadas se descaman, y no pueden eliminarse, por lo que se forma un conglomerado de células y grasa. Por otra parte, tiene lugar una proliferación de la bacteria Propionibacterium acnes.

A todo ello se le suma un proceso inflamatorio secundario. Todas esto acaba dando lugar a las lesiones típicas del acné. En este artículo nos centraremos en el acné pápulo-pustuloso y en su tratamiento. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo es el acné pápulo-pustuloso?

El acné pápulo-pustuloso, como el acné en general, es una patología muy común. No es grave, pero afecta estéticamente y psicológicamente a todo el que lo sufre. Como hemos mencionado, la mayoría de los adolescentes lo sufren en cierta medida. Sin embargo, los adultos también pueden presentarlo. Afecta tanto a hombres como a mujeres.

cómo se forma el acné

El acné pápulo-pustuloso también se denomina acné moderado. Como su nombre indica, es una mezcla de pápulas y de pústulas. Las pápulas son elevaciones cutáneas circunscritas y consistentes.

Se forman por la obstrucción del folículo, con la inflamación subsecuente. Las pústulas son pequeñas cavidades inicialmente purulentas. Son de color blanco amarillento. Además, son lesiones más grandes y más inflamadas que las pápulas.

Es decir, predominan granos rojos e inflamados, y lo que se conoce como granos con pus. Se presenta principalmente en la frente, la nariz y las mejillas. Aunque es menos frecuente, también se puede presentar en la espalda. Cuando remite, puede dejar cicatrices y la piel hiperpigmentada.

Quizá te interese: ¿Por qué te sale acné en la espalda?

Bases del tratamiento del acné

El tratamiento general del acné se basa en la etiopatogenia del cuadro. Se utilizan tanto tratamientos tópicos como sistémicos. Para tratar la hiperqueratosis ductal, se utilizan comedolíticos o exfoliantes.

Entre ellos destacan la isotretinoína, el ácido salicílico o el adapaleno. La isotretinoína también influye en el exceso de producción de sebo, al igual que los antiandrógenos o los estrógenos.

En segundo lugar, para la proliferación de Propionibacterium acnes se emplean antibióticos. Los más utilizados son la doxiciclina, la eritromicina y la clindamicina. Para los casos muy graves, se utiliza metronidazol o corticoides.

Podría gustarte: ¿Qué desencadena el acné en la mujer?

Tratamiento del acné pápulo-pustuloso

Mujer lavándose la cara. Acné pápulo-pustuloso.

En el caso concreto del acné pápulo-pustuloso, el tratamiento suele ser:

  • Peróxido de benzoilo (POB). Es una sustancia con acción antimicrobiana. También presenta cualidades antiinflamatorias. Es el tratamiento de primera elección. Puede provocar reacciones irritativas y sequedad. Sin embargo, no produce resistencias bacterianas.
  • Antibióticos tópicos como la eritromicina y la clindamicina. Suelen combinarse con el peróxido de benzoilo.
  • Antibióticos tomados por vía oral. Como hemos mencionado, el más utilizado es la doxiciclina. Sin embargo, se pueden usar otros como son la minociclina, la tetraciclina, y la eritromicina. El problema es que son fototóxicos. Es decir, provocan la irritación de la piel cuando hay exposición solar. Por ello, hay que ser muy cuidadosos en verano.
  • Retinoides tópicos. Se suele emplear el adapaleno o ácido retinoico. Es importante saber que están contraindicados en el embarazo.
  • Cuando la causa es una alteración hormonal, se utilizan anticonceptivos orales, corticoides o antiandrógenos.

Cuando el acné pápulo-pustuloso se complica, se suele utilizar isotretinoina por vía oral. Es un derivado de la vitamina A. Controla muy bien el acné grave y provoca menos cicatrización. Por ello, se indica cuando el paciente no responde al tratamiento o tiene cicatrices graves.

Sin embargo, tiene ciertos efectos secundarios graves. Puede provocar sequedad de la piel y de las mucosas. Además, está totalmente contraindicado consumir alcohol durante el tratamiento, el cual debe ser de mínimo seis meses. También es teratogénico, por lo que se debe avisar a la mujer de que no debe quedar embarazada.

La elección del tratamiento siempre depende de la gravedad de las lesiones. De esta forma, se prefieren los tratamientos tópicos a los sistémicos. Como el acné pápulo-pustuloso suele ser de gravedad moderada, las combinaciones de tratamiento más utilizadas son, en definitiva, peróxido de benzoilo con adapaleno o con clindamicina.

En conclusión

El acné pápulo-pustuloso debe intentar tratarse con medicamentos tópicos. Si las lesiones se hacen más graves, se puede recurrir a medicamentos sistémicos, como la doxiciclina o la isotretinoína. De cualquier manera, lo más importante es consultar al médico.

  • Kraft J, Freiman A. Management of acne. CMAJ. 2011;183(7):E430–E435. doi:10.1503/cmaj.090374
  • Tan AU, Schlosser BJ, Paller AS. A review of diagnosis and treatment of acne in adult female patients. Int J Womens Dermatol. 2017;4(2):56–71. Published 2017 Dec 23. doi:10.1016/j.ijwd.2017.10.006
  • Fox L, Csongradi C, Aucamp M, du Plessis J, Gerber M. Treatment Modalities for Acne. Molecules. 2016;21(8):1063. Published 2016 Aug 13. doi:10.3390/molecules21081063
  • Sparavigna A, Tenconi B, De Ponti I, La Penna L. An innovative approach to the topical treatment of acne. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2015;8:179–185. Published 2015 Apr 9. doi:10.2147/CCID.S82859