Tips caseros para manos suaves

Además de hidratarlas correctamente también es fundamental que protejamos las manos del frío o el calor excesivo, así como cuando realicemos tareas domésticas, ya que los productos químicos pueden resecarlas y dañarlas

¿A quién no le gusta dar caricias con toda la suavidad que la otra persona se merece? Le solemos prestar mucha importancia a cómo se ven nuestras manos pero no siempre logramos que queden suaves.

Esto se debe a que la mayoría de nuestras actividades diarias están llevadas a cabo por ellas. En el siguiente artículo te ofrecemos los mejores tips caseros para tener las manos suaves.

Cuidado de las manos

Es realmente importante que nuestras manos estén suaves al tacto, pero también que se vean sanas.

Sobre todo durante el invierno es cuando más sufren por el frío y el viento, pero en cualquier época del año están expuestas a productos químicos como artículos de limpieza y su uso para todo tipo de tareas.

Además, muchas veces nos olvidamos de ellas por falta de tiempo o cansancio.

Unas manos desatendidas no son para nada bonitas pero, más allá de lo estético, vale destacar que necesitan cuidados intensivos por la importancia que revisten en lo cotidiano. Si no proteges tus manos serán más vulnerables a las infecciones, la contaminación ambiental y las arrugas.

No olvides leer: Tratamiento natural para manos y muñecas doloridas

Consejos para unas manos suaves

Cremas para eliminar las manchas de las manos

Si deseas que tus manos estén más suaves que la seda y que no las sientas ásperas al tomar contacto con ningún objeto te recomendamos que prestes atención y cumplas con las siguientes recomendaciones:

  • Utiliza guantes para las tareas del hogar, como lavar los platos o la ropa.
  • Emplea protectores especiales para actividades específicas como, por ejemplo, jardinería o arreglos del hogar.
  • Lleva contigo una crema humectante para colocar siempre que las manos estén limpias.
  • Evita el contacto excesivo con el agua cuando está caliente, porque reseca la piel.
  • No uses jabones muy fuertes o con perfumes porque quitan la capa protectora de la dermis.
  • Utiliza un humidificador para que los ambientes no estén secos y eso repercuta en tus manos.
  • No emplees secadores de mano con aire caliente, sino toallas cada vez que te las lavas.
  • Protege las manos en el invierno usando guantes o colócalas dentro de los bolsillos de la chaqueta.
  • Evita exponer las manos al sol porque los rayos UV envejecen, forman arrugas y pueden causar manchas e incluso cáncer.
  • Ten cuidado al lavarte el cabello ya que el champú o acondicionador puede empeorar la situación.
  • Presta atención cuando cocinar porque los jugos de las verduras y la carne crudas pueden irritar la piel si está agrietada.
  • Acude al médico si aparecen alergias, eccemas, dermatitis, hongos o psoriasis.

Remedios caseros para tener las manos suaves

Además de seguir los consejos para disfrutar de toda la suavidad en tus manos, sería bueno que también empleases alguno de los siguientes remedios naturales.

Aceite de almendras

Solo tienes que poner unas gotas y aplicar con movimientos circulares tanto en las palmas como en el dorso, entre los dedos y en las uñas y cutículas.

Este aceite tiene la capacidad para reparar las partes más secas de la piel y nutrirlas en profundidad. De 10 a 15 gotas es lo necesario. No olvides esparcir bien.

Otras opciones que también son muy eficaces son el aceite de coco y el de oliva. En ambos casos mejor si los colocas por las noches y no los enjuagas.

Azúcar y aceite de oliva

Azúcar y aceite de oliva

El primero exfolia y el segundo suaviza. ¡Una combinación maravillosa! Perfecto para manos que se ven envejecidas, sin vida y muy secas. Este remedio casero es ideal para el invierno o para aquellas personas que manipulan productos químicos como artículos de limpieza.

Ingredientes (para cada mano)

¿Qué debes hacer?

Mezcla y esparce en el dorso con movimientos circulares para eliminar todas las impurezas y, al mismo tiempo, nutrirlas. Masajea durante 10 minutos y retira con agua tibia.

A continuación pasa a la otra mano. Te asombrará la diferencia al finalizar este tratamiento.

Aloe vera

Por supuesto que el fantástico aloe vera no podía faltar en un listado de remedios caseros para la piel. Puedes abrir un tallo de la planta y extraer el gel del interior. Aplica en la palma de las manos y esparce con movimientos circulares.

Para aumentar la eficacia del aloe puedes combinarlo con unas gotas de aceite esencial de rosa mosqueta, sobre todo en casos de extrema sequedad. Masaje durante varios minutos y no retires con agua.

Miel y naranja

Miel y naranja

Para poder recuperar la suavidad y la flexibilidad de la piel de tus manos y que se mantengan completamente humectadas puedes preparar una loción con naranja y miel. Es realmente muy sencillo.

Ingredientes

  • El jugo de una naranja
  • 1 cucharada de miel (25 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla ambos ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea. Aplica en las manos y esparce bien.
  • Deja actuar unos 15 minutos y enjuaga con agua tibia. Seca con una toalla de algodón dando golpecitos suaves.
  • Para terminar, coloca una crema hidratante para manos.

¿Quieres conocer más? Lee: 10 maravillosos beneficios de la miel natural

Aguacate y miel

¿Tienes manos con grietas o resecas? Entonces no dudes en emplear este remedio natural.

Ingredientes

  • 1 aguacate
  • 2 cucharadas de miel (mejor si es azucarada) (50 g)

¿Qué debes hacer?

  • Extrae la pulpa del aguacate y mezcla con la miel.
  • Cuando obtengas una pasta homogénea aplica sobre las manos y masajea bien.
  • Deja actuar unos minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Harina de maíz y miel

Harina de maíz y miel

Otro remedio donde la miel es un ingrediente importante. En este caso es una receta ideal para manos resecas por falta de cuidados adecuados

Ingredientes

  • ½ taza de harina de maíz (55 g)
  • 3 cucharadas de miel (75 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla ambos en un recipiente. Puedes añadir un poco de agua para que la pasta quede un poco más manejable.
  • Frota las manos con esa preparación y enjuaga con agua fría.
  • Ponte crema humectante, espera 5 minutos y vuelve a aplicar hidratante.
  • Repite este tratamiento dos veces a la semana.

 

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar