4 tips curiosos y originales para evitar los mosquitos

Elena Martínez 10 septiembre, 2016
¿Sabías que el color de tu ropa influye a la hora de ser objetivo de los mosquitos? Los tonos oscuros les atraen más, porque atrapan el dióxido de carbono del cuerpo

Los mosquitos pueden convertirse en una gran incomodidad, además de suponer un riesgo por las muchas enfermedades que nos pueden transmitir.

Como ya sabemos, hay personas que los sufren más que las que están a su alrededor.

En este artículo te proponemos algunos tips curiosos para evitar las picaduras de manera natural, con soluciones tan sorprendentes como los aceites esenciales, los suplementos de vitaminas o algunas plantas.

¿Los repelentes realmente ahuyentan a los mosquitos?

Los repelentes realmente ahuyentan a los mosquitos

Ante el uso de repelentes antimosquitos convencionales, que incluyen ingredientes como el insecticida DEET o la permetrina como componentes principales, nos encontramos con diferentes problemas:

  • Algunos estudios afirman que estos componentes pueden resultar perjudiciales para la salud, ya que afectarían al sistema nervioso.
  • No obstante, hay algunas personas que siguen sufriendo las picaduras de mosquito a pesar de usar este tipo de repelentes.
  • Los repelentes convencionales parecen ser cada vez menos efectivos, ya que los mosquitos podrían estar desarrollando una inmunidad hacia ellos.

Ante estos dilemas, en este artículo proponemos alternativas naturales, sencillas y efectivas para prevenir las picaduras de mosquito sin ningún riesgo para la salud. 

Ver también: Remedios naturales para picaduras de mosquitos

1. Aceites esenciales

Los aceites esenciales son siempre una manera excelente de prevenir todo tipo de problemas de salud de manera natural, placentera y sin riesgos.

En este caso hemos seleccionado estos tres aceites que alejan a los mosquitos:

  • Citronela de Java.
  • Geranio.
  • Eucalipto azul.

¿Cómo los usamos?

  • Mezclaremos los aceites esenciales con algún aceite vegetal (almendra, coco, jojoba) o con nuestra crema hidratante habitual, para después aplicárnoslos sobre la piel.
  • En un difusor aromático, si queremos prevenir los mosquitos en un lugar concreto.
  • Podemos poner unas gotas del aceite en un pañuelo o ropa que llevemos puesta.
  • Elaboraremos de un espray para rociarnos a menudo, en el que combinaremos los aceites con agua. Deberemos agitarlo bien antes de cada uso para que se mezclen.

Deberemos ir repitiendo la aplicación según vaya desapareciendo el olor.

Debemos usar siempre aceites esenciales puros y certificados. No recomendamos el uso de esencias sintéticas sin propiedades terapéuticas.

2. Plantas de caléndula

Plantas de caléndula

Si queremos evitar que los mosquitos se acerquen a una habitación, jardín u oficina, solamente tenemos que poner plantas de caléndula alrededor.

Esta vistosa flor de colores anaranjados, con muchas propiedades para la salud, también destaca por actuar como repelente antimosquitos.

Colocaremos las plantas en las ventanas o en forma de muro para evitar que se acerquen los mosquitos.

Como curiosidad, existen remedios a base de caléndula (cremas, geles, tinturas) que ayudan a calmar la irritación provocada por las picaduras de estos insectos.

Te recomendamos leer: Propiedades medicinales y estéticas de la caléndula

3. Elige ropa clara

Es evidente que, cuanto más cubramos nuestra piel, más evitaremos las picaduras, a pesar de que sabemos que los mosquitos pueden atravesar la mayoría de tejidos.

No obstante, lo que no es tan conocido es que el color de la ropa también influye.

De este modo, los colores oscuros atraen a los mosquitos porque atrapan el dióxido de carbono del cuerpo, mientras que los claros y mates ahuyentan tanto a los mosquitos como a las abejas.

4. Y si ya te han picado… ¡Hazte la cruz!

Si el mosquito ya nos ha picado y podemos ver la inflamación en la piel, te contamos un remedio de las abuelas, sin base científica, pero de sorprendente efectividad.

Con la uña, deberemos dibujarnos una cruz justo encima de la picadura, apretando para dejar la piel marcada.

No tenemos que rascarnos, sino que solamente haremos los dos trazos seguidos y podremos observar cómo, de manera casi mágica, el picor desaparece y en pocas horas no queda ni rastro de la picadura.

Te puede gustar