Tips para evitar la retención de líquidos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 5 diciembre, 2018
Las infusiones diuréticas son la mejor opción para eliminar el líquido sobrante de nuestro organismo. Nos ayudan a eliminar toxinas y reducen esa hinchazón característica

El edema, comúnmente conocido como retención de líquidos, es una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos. Sus causas son variadas y normalmente suele presentarse en los pies, tobillos o piernas. En el siguiente artículo, te contamos más acerca de esta condición y algunos consejos para evitar la retención de líquidos.

¿Por qué padecemos retención de líquidos?

Son varias las causas de la retención de líquidos, por ejemplo:

  • Hipertensión
  • Cardiopatías
  • Malos hábitos en la dieta
  • Sobrepeso
  • Consumir mucha sal
  • Cambios hormonales
  • Menopausia
  • Estrés
  • Problemas circulatorios
  • Poco consumo de agua

Cuando el organismo detecta que hay un nivel bajo de líquidos activa un mecanismo de defensa que retiene el agua existente. Es como si tuviéramos una compuerta que se cierra para impedir que se inunde una región.

Es preciso saber que el cuerpo necesita líquidos para poder llevar a cabo sus funciones vitales. Por ello, es fundamental ofrecerle agua desde el exterior.

Por-qué-padecemos-retención-de-líquidos

Cuando existe retención de líquidos es probable que detrás de ella se esconda algo más grave a lo que haya que prestar atención. No dudes en consultar con un médico y procura cortar con los hábitos poco saludables.

Lee también: 5 aguas cítricas que te bajan de peso

Consejos para evitar la retención de líquidos

Como primera medida, es preciso que sepas cuáles son las razones por las que estás sufriendo retención de líquidos y en qué zonas del cuerpo. En la mayoría de los casos, notamos esta afección en:

Plantas-para-evitar-la-retención-de-líquidos

Para poder evitar este problema, que no es solo una cuestión de estética sino, sobre todo, de salud, es preciso que lleves una vida más sana.

Presta atención a los siguientes consejos:

1. Aumenta la ingesta de alimentos que contengan agua

Incluye en tu dieta verduras y frutas, como la naranja, la manzana, la pera, el melocotón o los arándanos que, además, son ricas en vitaminas y antioxidantes.

2. Realiza actividades físicas que te ayuden a mejorar la circulación

Para favorecer el flujo de la sangre en las extremidades inferiores puedes practicar algún deporte, como andar en bicicleta, o simplemente bailar o caminar.

3. Hidratación adecuada

Ya sabemos que la hidratación es fundamental para que nuestro cuerpo funcione correctamente, limpia el organismo, elimina toxinas y ayuda a evitar la retención de líquidos.

4. Reduce el consumo de sal

Si te cuesta mucho, puedes optar por condimentar con sal marina o sal del Himalaya (sal rosa). También se aconseja usar hierbas aromáticas, zumo de limón y vinagre para sustituir la sal.

Puedes ir ingiriendo cada vez menos sal y no llevar el salero a la mesa para evitar la tentación.

5. No consumas alimentos procesados

Evita también los que ya están preparados porque suelen tener mucha sal oculta entre sus ingredientes. Por ejemplo, los empanados, los embutidos y la comida chatarra.

6. Añade a tu dieta diaria una buena cantidad de proteínas

No olvides que, si estos nutrientes faltan en tu organismo, automáticamente se reduce la producción de albúmina y se acumulan líquidos entre los tejidos.

7. Descansa entre 7 y 8 horas al día

Trata de hacer descansos cuando puedas durante el día y procura no mantener una misma posición durante muchas horas. Ya trabajes parada o sentada, cambia de postura cuantas veces puedas.

El reposo y el descanso son esenciales para prevenir la retención de líquidos cuando está localizada en las piernas, tobillos o pies.

8. Consume infusiones que sean diuréticas a base de hierbas

Hay varias especias con esta propiedad que pueden ser muy útiles si no te gusta mucho beber agua (o no estás acostumbrada). A través del té natural le aportarás líquidos a tu organismo sin aburrirte.

9. No lleves ropa demasiado ajustada

Sobre todo si vas a estar muchas horas con las piernas hacia abajo. Si vas a viajar en avión, por ejemplo, puedes elegir unos calcetines especiales de descanso. O quizás te convenga llevarlos también en tu día a día porque sirven para que los tobillos se relajen un poco.

Son perfectos para evitar la retención de líquidos ocasionada por problemas circulatorios.

10. Evita consumir alimentos refinados como la harina y el azúcar blanco

Esto también se aplica a las bebidas de cola y el café, ya que contribuyen a la retención de líquidos en los tejidos.

11. Sigue una dieta variada

Trata de consumir siempre productos frescos de estación (frutas y verduras). Incluye cinco raciones por día. También añade hidratos de carbono bajos en sodio (patatas, avena, soja) y proteínas de origen animal o vegetal.

Estos alimentos permiten que el hígado produzca una sustancia llamada albúmina que evita que los líquidos se acumulen en las membranas de las células.

Te recomendamos leer: Agua de piña para tratar la retención de líquidos

Plantas para evitar la retención de líquidos

Diente de leon

Las hierbas diuréticas pueden ser de mucha utilidad para tratar tu problema. Seguro te estarás preguntando cuáles son las más apropiadas para la retención de líquidos. A continuación, te indicamos las mejores:

Diente de león

Es la que tiene más beneficios para esta condición. Se aconseja beber una infusión de esta planta antes de comer y de cenar. Además, ayuda a eliminar las toxinas, a realizar la digestión y desechar el líquido excedente.

Cola de caballo

Otra planta que no puede faltar en tu hogar. Ayuda a excretar los líquidos a través de la orina, reducir la hinchazón, facilitar la eliminación de grasas y toxinas, acabar con la celulitis y como un perfecto laxante. Bebe hasta 2 tazas por día.

Té verde

Seguro que ya conoces muchas de las propiedades del té verde para la salud. Es diurético, acelera el organismo y favorece la eliminación de las toxinas. Además, se usa bastante en las dietas para adelgazar.

Para evitar la retención de líquidos, además de un cambio en los hábitos alimenticios, debes practicar ejercicio físico regularmente, huye del sedentarismo e intenta mantener las piernas elevadas siempre que puedas.

No olvides acudir a tu médico para que analice las causas exactas del edema.

  • Choi, U. K., Lee, O. H., Yim, J. H., Cho, C. W., Rhee, Y. K., Lim, S. Il, & Kim, Y. C. (2010). Hypolipidemic and antioxidant effects of dandelion (Taraxacum officinale) root and leaf on cholesterol-fed rabbits. International Journal of Molecular Sciences. https://doi.org/10.3390/ijms11010067

  • Paller, M. S., & Schrier, R. W. (1982). Pathogenesis of Sodium and Water Retention in Edematous Disorders. American Journal of Kidney Diseases. https://doi.org/10.1016/S0272-6386(82)80070-X

  • Bekheirnia, M. R., & Schrier, R. W. (2006). Pathophysiology of water and sodium retention: Edematous states with normal kidney function. Current Opinion in Pharmacology. https://doi.org/10.1016/j.coph.2005.09.008