Tips para evitar problemas de salud bucal

Brunilda Zuñiga · 6 octubre, 2016
Nuestra salud bucal es fundamental para evitar problemas a otros niveles, puesto que es la puerta de acceso a nuestro organismo. Las caries pueden derivar en complicaciones si no se tratan a tiempo

Una buena higiene oral puede ayudar a proteger mucho más que solo tus dientes.

Si presentas problemas de salud bucal es probable que presentes otros relacionados a tu autoestima, dificultades para encontrar empleo, bajo rendimiento académico, molestias bucales, problemas en el habla, desnutrición e incluso dificultad para tragar los alimentos.

Considera que el descuido de una infección o cáncer oral puede llegar a ser fatal. Algunos cuidados universales que pueden ayudarte a prevenir los problemas de salud bucal son:

  • Recurrir al dentista con regularidad.
  • Cepillar tus dientes.
  • Usar el hilo dental tras cada cepillado.

Sin embargo, puedes tomar prevenciones adicionales como las que te explicamos a continuación.

Problemas de salud bucal en niños

La mala limpieza de las piezas dentales, el síndrome del biberón y los azúcares que provienen de la leche, jugos e incluso de las comidas son hábitos que influyen en la aparición de las caries.

Cuando estas se presentan por primera vez, es posible que se manifiesten como pequeñas manchas blancas cerca de las encías. Estas se tornan marrones a medida de que se deteriora más el diente.

Puedes prevenir las caries en los niños si aplicas estos consejos:

Para los niños de 2 a 10 años

  • Restringe las comidas con biberón.
  • Evita el biberón a la hora de dormir, ya que los restos de comida se acumulan en la boca.
  • Acostumbra a tu bebé a la limpieza desde antes que le salgan los dientes, frotando dos veces al día sus encías con un paño limpio, suave y delgado.
  • Cuando los dientes de tu bebé aparezcan, cambia a un cepillo suave humedecido con agua.
  • No le des biberón a tu hijo si ya tiene más de 1 año de edad. Puedes probar con las tazas de válvula para reemplazarlos.

Mujeres

Los problemas de salud bucal en las mujeres varían en las diferentes etapas de la vida. Durante su desarrollo en la adolescencia, la menstruación puede llegar acompañada de llagas en la boca o inflamación de las encías.

  • En la adultez temprana, las enfermedades bucales suelen aumentar el riesgo de partos prematuros o peso bajo de los bebés al nacer.
  • En el embarazo existen posibilidades de que aparezca la gingivitis, muy poca o demasiada saliva y aparición de granulomas.
  • Por esto no se deben saltar las citas con el dentista durante el embarazo y se debe extremar la higiene bucal.
  • Durante la menopausia, la deficiencia de estrógeno hace que el riesgo de tener problemas en la salud bucal aumente y aparezcan síndromes como el de la boca ardiente.

Adultos mayores

A medida que envejecemos, vamos perdiendo la capacidad para masticar bien los alimentos, más aún si usamos prótesis dentales.

La ingesta de medicamentos que causan sequedad en la boca también puede ser un problema.

Esta puede producirnos dificultad para tragar y llevar a la desnutrición. Además, permite que las bacterias se acumulen y causen mal aliento y problemas en las encías.

Por si fuera poco, cuando se presentan enfermedades como la artritis o el deterioro de la memoria, pueden hacer que sea muy difícil cuidar de nuestra higiene oral. Esto provoca que pase a un segundo plano.

Las personas con VIH o SIDA

Como ya sabes, las personas que tienen VIH o SIDA son más vulnerables a las infecciones, lo que, por supuesto, incluye a las de la boca.

Una de las enfermedades que se deben tener en cuenta es una mancha blanca difusa en la lengua, llamada leucoplasia vellosa.

Además, las personas con VIH o SIDA suelen desarrollar problemas de salud bucal como infecciones por hongos en la boca como la histoplasmosis, la asperegilosis y candidiasis oral.

¿Qué debes tener en cuenta para evitar los problemas de salud bucal?dentista

Mientras que algunos prestan más atención a su higiene bucal que otros, tú deberías tener en cuenta y poner en práctica estos consejos para gozar de una buena salud bucal.

  • Visita a tu dentista, al menos, una o dos veces al año.
  • Cepíllate los dientes con pasta dental con flúor, al menos, dos veces por día.
  • Cambia tu cepillo de dientes por uno nuevo cada tres o cuatro meses.
  • Usa el hilo dental, al menos, una vez al día.
  • Cepilla la lengua para eliminar las bacterias y refrescar tu aliento.
  • Prueba a utilizar enjuague bucal con fluoruro.

Considera programar una cita con tu dentista si notas cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Encías rojas, inflamadas o que sangren.
  • Extrema sensibilidad al frío o al calor.
  • Dificultad para masticar.
  • Mal aliento persistente.
  • Un diente permanentemente suelto.
  • Dolor de muelas constante.
  • Sospecha de un absceso.

Ten en cuenta que, cuando llevas una dieta sana, ayudas a tu cuerpo a prevenir los problemas de salud bucal.

Recuerda que si evitas comidas con mucha azúcar, como las refrescos y las golosinas, estarás disminuyendo el riesgo de que aparezcan caries.

Otro consejo, que podría parecer extraño, es usar goma de mascar sin azúcar. Cuando masticas estimulas tus glándulas salivales.

Esto producto más saliva, la cual contiene muchas enzimas que neutralizan el ácido de los alimentos y bebidas, además de calcio y fosfato de hierro. No obstante, también hay que considerar los contras.

Por último recuerda que tener una bonita sonrisa no solamente es una excelente carta de presentación, sino un medidor de tu salud en general.