6 tips para lograr un placentero orgasmo en los hombres

El orgasmo en los hombres es diferente que en las mujeres. Por ello es bueno conocer ciertos trucos que le permitirán alcanzarlo de una manera increíble. Aprende cómo en este artículo.

Dicen que los juegos previos son solo para las mujeres, sin embargo, también pueden ayudar a alcanzar un mejor orgasmo en los hombres. Existen diversas técnicas para poner en práctica si quieres que tu pareja nunca olvide de qué manera llegó al clímax. ¡Toma nota!

No tengas miedo ni seas tímida, puedes lograr que tu pareja tenga un orgasmo maravilloso utilizando ciertos métodos. La idea es que ambos la pasen bien y se diviertan mientras exploran diferentes maneras de tener intimidad. ¡Incluso sirve para dejar de lado la rutina!

¿Cómo lograr un mejor orgasmo en los hombres?

Mejorar el orgasmo masculino.

Prolongar el clímax masculino puede ser todo un desafío, requiere de algo de concentración y unas buenas técnicas por parte de su pareja. Si quieres que él disfrute más del sexo, echa un vistazo a estos consejos para un orgasmo en los hombres ‘inolvidable’:

Lee también: Técnica de alineación coital: garantízate el orgasmo

1. “Mira pero no toques”

La excitación masculina es muy visual, a diferencia de la femenina que es más auditiva o a través del contacto físico. Esto quiere decir que si realizas un movimiento sensual y sugerente, pero no le permites que se acerque a ti, aumentarás sus fantasías y crearás mayores expectativas.

Por ejemplo, puedes hacer un striptease frente a él, quitándote la ropa muy lentamente y al compás de una canción o bien sorprenderle con una lencería de encaje muy sensual. En cualquier caso, la idea es que te vea y no pueda tocarte, al menos durante unos minutos.

2. No dejes que eyacule enseguida

Otra técnica para un orgasmo en los hombres de ‘calidad’ es retrasar el momento de la eyaculación. Tú puedes evitarlo para que luego disfrute más. Presta atención a sus cambios en la respiración y en el ritmo cardíaco. Si están más acelerados, es porque en pocos minutos alcanzará el clímax.

También, notarás que los músculos de la pelvis están más contraídos. Cuando esto sucede, puedes cambiar de postura y tomar el control de la situación o bien optar por practicar alguna técnica altamente excitante. Por ejemplo: coloca tu pulgar en el glande y la mano en la base del pene, aprieta con delicadeza unos segundos, descomprime y hazlo de nuevo.

Esto le encantará y hará que tenga un orgasmo más profundo. ¿Por qué? Porque cuando el hombre está por alcanzar el clímax, toda la sangre se acumula en la pelvis y el pene. Con un estímulo como el que realizarás, retendrás el flujo sanguíneo y harás que la tensión siga creciendo.

Sexo en la ducha.

3. Descubre su “punto”

Así como las mujeres tienen el famoso “punto G”, los hombres también cuentan con una zona más erógena que el resto. ¿Dónde está ubicada? En el interior del recto, hacia la vejiga. Así es, en la próstata.

Muchos masculinos evitan que se introduzcan ciertos elementos en esa ‘área prohibida’ porque consideran que perderán su hombría. Sin embargo, puede ser estimulada igualmente desde el exterior. No será lo mismo, pero le gustará sobremanera.

Lo único que tienes que hacer es presionar, lamer o masajear la zona que va desde debajo de los testículos hasta el ano. ¡Es muy erógena! Allí se encuentran varias terminaciones nerviosas. Ten en cuenta que esta técnica puede producir orgasmos ‘explosivos’ e incontrolables. ¡Pero que le encantarán!

4. Contacto físico y algunos ‘adicionales’

Los masajes pueden ser tan eróticos como tu prefieras. Usa cremas, aceites o geles con efecto calor para que las sensaciones sean superiores. También, tienes la posibilidad de incursionar en el mundo de los juguetes sexuales, tales como los anillos que se colocan en la base del pene y que mantienen la erección por más tiempo.

Ver también: Alorgasmia: pensar en otra persona durante el sexo

5. Elige posturas más placenteras

El orgasmo en los hombres se alcanza desde cualquier posición sexual. Sin embargo, en algunas posiciones el clímax se retrasa, en otras se adelante y, por supuesto, con ciertas aumentan las sensaciones. Por ejemplo, puedes tumbarle en la cama, sentarte encima de él dándole la espalda y moverte en diferentes direcciones durante la penetración.

También, pueden practicar el famoso ‘perrito’ o la postura del dragón, en la cual la mujer eleva las caderas hacia arriba mientras todo su cuerpo está apoyado en la cama o sofá. Para la mayoría de los hombres, las penetraciones profundas son las que más se disfrutan. Prueben tener sexo de pie, en la ducha o donde quieran.

Otra opción es la postura de la ‘gran V’, en la cual tú estarás tumbada boca arriba con las piernas levantadas y abiertas como si fuesen una “V”. Tu pareja se colocará de rodillas o de pie delante tuyo.

Sexo en la silla.

6. Estimula dos zonas a la vez

Mientras le acaricias el pene, puedes besarle en los labios o llevar a cabo una práctica conocida como ‘teabagging’. Esta consiste en succionar con cuidado los testículos utilizando la boca y la lengua. A los hombres le encanta porque las sensaciones son muy intensas.

Pregúntale o presta atención a su reacción la primera vez que lo practiques, ya que para algunos hombres puede ser molesta o avergonzante. ¡No tengas miedo en saber qué piensa o siente!