Tips para mejorar la comunicación en la pareja

El respeto y la capacidad de ponernos en el lugar del otro serán determinantes a la hora de lograr que la comunicación en la pareja sea un éxito

¿Sabías que una de las razones de peleas, separaciones y divorcios es la falta de comunicación en la pareja?

Cuando llevamos juntos mucho tiempo la rutina puede jugarnos una mala pasada y ser nuestra peor enemiga.

En el siguiente artículo te daremos algunos tips para que puedas mejorar la conversación en tu relación.

Consejos para una mejor comunicación en la pareja

Nadie dice que sea sencillo. Vivir con alguien totalmente diferente a nosotros es una misión complicada, pero a la vez maravillosa.

La convivencia, las obligaciones de cada uno, el estrés, la monotonía, el cuidado de los hijos… todo ello puede entorpecer la comunicación en la pareja.

Presta atención a estos tips para fortalecerla:

¿Quieres conocer más?  No puedo tener hijos y eso ha dañado mi relación de pareja

1. Escucha de forma activa

Escucha de forma activa

¿Cuántas veces te ha sucedido que, mientras tu pareja te contaba algo de su día en la oficina, tu mente divagaba entre tus propios problemas o hacía la lista de la compra?

Es fácil distraerse cuando el tema de la conversación no es interesante (para nosotros) pero hay que ponerse en el lugar del otro. A ti también te gustaría que te escuchara con atención cuando le cuentas alguna cosa, por más insignificante que parezca.

Por lo tanto, la próxima vez que tu pareja llegue a casa ansioso por relatarte una historia de su jornada o algo que le preocupa, haz el esfuerzo por estar 100 % presente.

Cuando algún pensamiento adicional llegue a tu mente solo tienes que dejarle pasar. La escucha activa te permitirá a su vez la retroalimentación o ida y vuelta que quizás la otra persona necesita.

2. Critica con cautela

Otro de los problemas de comunicación en la pareja tiene que ver con esa “manía” que tenemos de criticarlo todo. No lo hacemos a posta, pero lo cierto es que una palabra puede dejar marcas muy profundas en el otro.

Cuando hables no te enfoques en la crítica (aunque sea de la conocida como “constructiva”) y mucho menos lo hagas personal.

Los insultos, la humillación, el lenguaje corporal negativo… Todo suma para que al final la charla termine de mala manera.

No olvides que comenzar una conversación con una crítica o una “llamada de atención” pone al otro a la defensiva y lo “cierra” a cualquier otra cosa que le puedas decir. Además genera resentimientos y dolor.

Si tienes que decir algo que a tu pareja no le gustará, trata de ser más suave con tus palabras y explica de forma tal de que no lo tome como un ataque o castigo.

3. Sé gentil

pareja-dandose-afecto

Justamente en relación a lo anterior, es muy importante para mejorar la comunicación en la pareja que habléis de forma amena y agradable.

El tono de voz que usamos puede ayudarnos o perjudicarnos en pos de conseguir un objetivo (como, por ejemplo, lograr el consentimiento para un gasto adicional en casa).

  • Habla con respeto, no seas agresivo y utiliza palabras simples.

¿No lo sabías? Las 5 claves del respeto en una relación de pareja

4. Haz lo posible para que te comprenda

No es cuestión de desmerecer al otro, pero muchas veces ya tenemos una idea formada en nuestra mente y, cuando queremos explicarla, damos por sentado ciertas cosas que el interlocutor no sabe.

Por lo tanto, tómate el tiempo para desarrollar tu pensamiento.

Seguro habrás dicho alguna vez: “no entiendes lo que te digo” cuando quizás en realidad no te estás explicando bien.

Esto puede generar un cortocircuito en la comunicación y traer como consecuencia algunos malos entendidos. Una buena manera de saber si el otro sigue el hilo de la conversación es preguntarle: ¿lo he explicado bien?

Deja de lado las ganas de ser escuchado o de soltar todo lo que tienes en menteponte en el lugar del otro y recuerda que a veces no entiende lo que le dices.

5. Haz preguntas abiertas

Haz preguntas abiertas

Las preguntas retóricas no son buenas para mejorar la comunicación en la pareja, ya que causan conflicto y mayores discusiones.

¿Cuándo será el día que acomodes tu ropa sin que te lo diga? ¿Alguna vez podremos hablar de dinero sin discutir? ¿Por qué siempre estás hablando y no me escuchas?

En lugar de ello te recomendamos que abras el juego y le permitas al otro que participe. Por ejemplo: “Es bonito cuando la habitación está ordenada. ¿cómo podríamos lograrlo?”

6. Mantén la calma

En la comunicación de pareja las emociones pueden ser un arma de doble filo. Por ello, mantenerse “fríos” es fundamental. Es difícil, pero merece la pena.

  • Si, por ejemplo, uno de los dos suele gritar y el otro llorar, o uno no para de hablar y el otro se enmudece, tratad de que la situación no siga empeorando.
  • A veces es mejor dejar todo como está unos minutos u horas y luego retomar la charla cuando estéis calmados.

Incluso las conversaciones más “triviales” pueden desencadenar una discusión o que los sentimientos se encuentren a flor de piel. Nunca comencéis una charla si estáis enojados, angustiados o estresados, sobre todo si es en relación a un tema importante.

Si notas que las cosas van empeorando, utiliza alguna técnica que te sirva para calmarte como, por ejemplo, salir de la habitación, beber un poco de agua, cerrar los ojos, respirar profundo, etc.