Descubre los mejores tips para calmar el dolor de varices

Nuestra alimentación es fundamental en el tratamiento de las varices. Descubre otros consejos y formas para aliviar el dolor y mejorarlas a continuación

Piernas cansadas, sensación de presión, calambres, picor, dolor… Las varices no son cualquier cosa. Se trata de una realidad que puede muy bien limitar nuestra calidad de vida.

Casi el 50% de las mujeres las padecen. Puede ser en forma de esas leves arañitas tiñendo nuestras piernas, o bien en en su forma más llamativa y dilatada. En esta última, las varices acaban sobresaliendo de forma tan molesta como dolorosa. ¿Cómo aliviar entonces este sufrimiento?

La forma más habitual para resolver la realidad de las varices es casi siempre el quirófano. En la actualidad, el láser se alza como la opción más recurrida. No obstante, ello no nos asegura que no vuelvan a aparecer otras varices.

Porque cuando existe un problema de circulación de base es muy probable que volvamos a verlas aparecer. Nuestros antecedentes genéticos, una vida sedentaria y nuestra alimentación son factores claves para que las suframos.

A continuación, te explicamos cómo puedes aliviar el dolor de las varices. Así podrás tener mejor calidad de vida, de forma sencilla y económica.

1. Empieza cambiando tu alimentación

Manzanas para combatir las varices

Para encontrar alivio en tus piernas y dejar de sentir esa pesadez, lo mejor es que empieces cambiando tus hábitos alimenticios.

  • Elimina la sal de tu comida, las conservas, los salazones, encurtidos, embutidos, carnes rojas… Todo ello provoca que suframos retención de líquidos y se agrave el dolor.
  • La fibra es indispensable para reducir la incidencia de las varices. La falta de fibra aumenta la presión a nivel abdominal y provoca insuficiencia venosa. Esto favorece la aparición de varices o hemorroides.
  • Lo más indicado es que empieces a seguir una nutrición rica en frutas, verduras, cereales integrales... Todo lo que favorezca tu tracto intestinal. Son muy indicadas todas aquellas frutas con flavonoides: naranjas, limones, manzanas, cerezas, arándanos, moras…
  • Bebe al menos dos litros de agua al día.

2. Plantas medicinales

Ginkgo biloba para las varices
El Ginkgo Biloba es muy indicado para reducir la inflamación de las varices.

Un remedio muy eficaz para aliviar la sensación de dolor y de pesadez de las piernas con varices es recurrir a las llamadas plantas medicinales venotónicas. Se trata de un recurso natural que nos ayuda a evitar que los capilares de dilaten y mejorar su resistencia. Son además plantas antiinflamatorias que reducen la hinchazón y tienen un efecto antioxidante.

Las plantas a las que puedes recurrir son las hojas de hamamelis, de vid roja y de ginkgo biloba. Todas las puedes encontrar en herboristerías o tiendas naturales.

Es recomendable que las tomes dos veces al día, y que seas constante. Indicarte también que puedes encontrar estas mismas plantas incluidas en cremas o geles. Así, con ellas puedes aliviar tu pesadez mediante un masaje. Son muy efectivas.

3. Los beneficios del castaño de indias para las varices

Castaño de indias para las varices

  • El castaño de Indias se alza como uno de los remedios más efectivos para tratar las varices. En sus semillas se haya un componente llamado escina que favorece que la sangre fluya con normalidad. Además, reduce los edemas, lo cual evita además la retención de líquidos.
  • Minimiza el dolor, las rampas, la pesadez y los calambres. Es muy adecuado para tratar esas arañitas de nuestras piernas. También para las úlceras e incluso las hemorroides.
  • Puedes encontrar el castaño de Indias en tiendas naturales o herboristerías en forma de cápsulas. Lo más indicado es que tomes unos 400 mg al día en dos tomas, una en el desayuno y otro antes de la cena. De este modo podrás evitar los calambres y los dolores nocturnos de nuestras varices.

4. Otros consejos básicos para reducir el dolor de varices

Consejos para las varices

Piernas en alto

  • Cuando llegues a casa, intenta relajarte diez minutos tumbándote en el sofá con las piernas en alto. Basta con que te pongas sobre un cojín y las apoyes en la pared. De ese modo bajarás la hinchazón.
  • Cuando te acuestes, recuerda que siempre es muy indicado dormir con las piernas un poco más elevadas que el cuerpo. No tienes más que poner algo debajo del colchón o un cojín para conseguir esta posición más cómoda.

Ropa adecuada

  • Las medias de presión son muy adecuadas, ya que alivian el dolor de un modo bastante efectivo.
  • Intenta no llevar ropa muy ajustada, ya que con ello dificultamos la circulación de nuestras piernas.

Ejercicio

  • Evita el sedentarismo. Muévete siempre que puedas, si tu trabajo te obliga a estar sentada, aprovecha los instantes que puedas para moverte, para andar.
  • Al llegar a casa intenta dar un paseo de 20 minutos. Ir en bicicleta también es muy efectivo.

Técnicas naturales

  • El aloe vera es muy indicado también para aliviar la presión de las varices. Puedes hacerte un masaje con la pulpa del interior. Obtendrás una sensación fresca y relajante.
  • La aplicación de frío y calor también es muy efectiva. Empieza con un paño caliente, haciendo presión sobre las varices. Después haz lo mismo pero con un paño de agua fría. Este cambio de temperatura es muy relajante, efectivo y facilitador para la correcta circulación de la sangre en nuestras piernas.