Tips para comer sano en Navidad

Okairy Zuñiga · 4 junio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 7 febrero, 2019
Sabemos que la Navidad es época de excesos, por eso debemos aprender a controlarnos y, en la medida de lo posible, sustituir alimentos hipercalóricos por otros más sanos.

Para la gran mayoría de las personas, comer sano en Navidad puede resultar todo un resto. Esto viene a ser algo completamente normal, puesto que se tiene la oportunidad perfecta para salir de la rutina, disfrutar y liberar tensiones. 

Sí, la Navidad es una época de celebración que, a menudo, invita también a cometer excesos de todo tipo.  Y, así no se quiera admitir en primera instancia, esto puede tener consecuencias para la salud. Por ello, es importante tomar algunas precauciones. Sobre todo, en lo que se refiere a tipos de alimentos, combinaciones y cantidades.

Tips para comer sano en Navidad

Para ayudarte, a continuación te comentaremos algunos tips para comer sano en Navidad. Te darás cuenta de que es mucho más fácil de lo que puedas pensar.

1. Come algo sano antes de salir de casa

Ensaladas

¿Irás a una cena con tus compañeros de trabajo y quieres evitar comer de más? Para ello, la mejor solución es tomar un poco de ensalada antes de salir de casa. Sí, tal cual. Un miniplato de ensalada puede ayudarte a evitar los excesos durante la cena.

También puedes tomar un poco de yogur natural, sin azúcar, o un batido de proteínas. Luego, al momento de cenar, no sentirás la tentación de comer tanto, puesto que te sentirás algo lleno ya.

2. Mantén tus horarios

Dado que las comidas de Navidad no suelen seguir los mismos horarios que nuestras comidas habituales, es muy fácil desordenar nuestro esquema de alimentación.

En estas circunstancias, ten en cuenta que, si esperas varias horas o comes antes de lo usual, estarás tentado a servirte porciones más grandes y te será difícil comer sano en Navidad. Además, cuando llegue la hora en la que sueles comer habitualmente podrías caer en la tentación de repetir.

Descubre: 3 batidos ricos en fibra para empezar el día: ¡Descúbrelos!

3. Busca alimentos similares a los de tu día a día

Comer sano en Navidad es clave si padeces diabetes, hipertensión y otras condiciones. Por ende, conviene prestarle atención al tema. Así no solo evitarás complicaciones sino que también evitarás aumentar de peso.

Asegúrate de elegir siempre los alimentos más parecidos a los de tu dieta habitual. Si no tienes la opción de comer sano porque todos los alimentos consisten en frituras o dulces procesados, puedes tomar porciones pequeñas.

 

Y en caso de que hayan alimentos al vapor o con vegetales, elígelos antes que los fritos. Tu estómago te lo sabrá agradecer y, por supuesto, ¡tu salud!

4. Elige calidad en vez de cantidad

grilled chicken brest fillet

En lugar de comer mucho, sin pensar en el valor nutricional de los alimentos, haz lo contrario; es decir, elige calidad en vez de cantidad. De esta manera, te será mucho más fácil comer sano en Navidad (y en cualquier otra fecha especial del año).

Dale prioridad a las proteínas y los vegetales y procura evitar las harinas refinadas, frituras y procesados. De esta manera, podrás disfrutar de una buena comida, sin remordimientos.

Ojo, comer sano en Navidad no implica elegir solamente vegetales y alimentos al vapor. Se trata de evaluar bien las opciones y no sucumbir al primer impulso. También, se trata de aprender cuándo es el momento de evitar los antojos.

5. No olvides hidratarte

A menudo, se deja de lado la hidratación. Bien sea porque se olvida beber agua o porque se prefieren los licores y. los refrescos. Sin embargo, no beber suficiente agua puede promover digestiones pesadas, estreñimiento y otras molestias que, realmente, no nos convienen en medio de una celebración.

Cada vez que sientas que quieres repetir, enfócate en beber, poco a poco, un vaso de agua. De esta forma, podrás evitar esa segunda porción que realmente buscas por gula.

6. No te pases con el alcohol

Colorful cocktails

El alcohol y las bebidas preparadas están están llenas de calorías, carbohidratos y muchos azúcares, por lo pueden sabotear tu propósito de comer sano.

Evita estas bebidas tanto como puedas. En caso de que no puedas evitar beber alcohol, elígelo mezclado solo con agua, con o sin gas. De esta forma reduces el efecto en tu organismo y su consumo es más balanceado, ya que te mantienes hidratado.

Entre las bebidas preparadas, elige las que mezclen la menor cantidad de ingredientes posible. Las primeras que debes evitar son las que contienen jugo, ya sea natural o de caja, ya que el azúcar que aportan es demasiada.

Además, procura no consumir jarabes ya que, después de los jugos, son los que aportan mayor cantidad de azúcar y no ayudan en tu propósito de comer sano en Navidad.

7. Aprende a sustituir ingredientes

Crea variaciones de las recetas tradicionales para hacerlas más sanas con los productos que más te gusten. También puedes sustituir el azúcar tradicional que aporta gran cantidad de calorías por opciones como: miel de abeja, jarabe de agave, o miel de manuka.

La regla del 80/20

Una estrategia que nunca falla al intentar comer sano en Navidad o en cualquier otro momento es la regla del 80/20. Esta consiste en que el 80% de todo lo que comes y bebes sea sano dejando lugar a que el 20% restante sean antojos.

Esta regla es muy fácil de seguir y hará que la temporada navideña sea más llevadera, porque sabrás que tienes permitido comer lo que te antoje. No obstante, ten en cuenta que, si vives con algún padecimiento que requiera una dieta más estricta, como la diabetes, esta estrategia no es recomendable.