Tips para dar volumen a tus labios

Para relajar los labios y evitar que pierdan volumen por culpa de la tensión podemos hacer ejercicios faciales, que relajarán la zona y nos permitirán lucir unos labios más voluminosos

Cada persona tiene un volumen y una forma de labios, pero con el tiempo suelen ir perdiendo volumen y firmeza, y no sólo la cirugía estética o los productos cosméticos convencionales pueden ayudarnos a prevenirlo.

En este artículo te damos algunos tips sencillos, caseros y naturales para que consigas unos labios con más volumen, firmeza y color. En pocos días notarás como tus labios lucen perfectos y dan un aspecto radiante y rejuvenecido a tu rostro.

Relajar y tonificar los labios

Uno de los motivos por los que los labios se empequeñecen o afinan con el tiempo es debido a la tensión facial, en particular de nuestra boca. Cuando vivimos tensiones emocionales o momentos de estrés tenemos tendencia a apretar la mandíbula y la boca, y eso a la larga contrae la musculatura y da un aspecto más fino a nuestros labios.

Por este motivo el primer paso es darnos cuenta durante el día de si tenemos los labios apretados o relajados. También podemos dedicar unos minutos cada día a relajarlos, realizando el siguiente ejercicio:

  1. Cerraremos la boca y apretaremos bien los labios, metiéndolos incluso hacia dentro de la boca, y mantendremos este gesto durante 5 o 10 segundos.
  2. A continuación iremos soltando la presión, respirando produndamente y sacando los labios hacia fuera exageradamente.
  3. Lo repetiremos diez veces y lo haremos dos o tres veces cada día.

Después del ejercicio ya podremos notar los labios más voluminosos y rojos, de la manera más natural

labios AJC1

Mejorar la circulación

Hay otro ejercicio que nos ayudará a mejorar muchísimo la circulación de la zona labial, lo cual permitirá que la sangre circule bien por los labios y que luzcan de un color hermoso:

  • Haremos vibrar los labios manteniéndolos cerrados pero sin apretarlos, soplando ligeramente y sacándolos hacia el exterior. Notaremos que hacemos un ruido contínuo, tipo “brrrr”.

Esto lo suelen hacer los niños como un juego, pero lo cierto es que hacer unos 20 o 30 segundos de este ejercicio nos hará sentir los labios vibrantes al momento.

Una exfoliación ocasional

Los labios también acumulan células de piel muertas, igual que cualquier otra zona del cuerpo. Pero también es una piel mucho más delicada que hay que cuidar mucho.

Por eso recomendamos hacer una exfoliación pero muy ocasionalmente. Cada quince días o una vez al mes.

Para realizarla usaremos bicarbonato de sodio, que tiene una textura muy fina. Lo mezclaremos con un poco de aceite vegetal (de oliva, almendra, coco, etc.) y masajearemos un poco nuestros labios y el contorno de la boca. Lo haremos preferiblemente antes de acostarnos, para evitar tener que salir con la zona enrojecida.

Después limpiaremos con agua y dejaremos los restos de aceite toda la noche.

labios tmblue

Hidratarlos a menudo

Los labios tienden a secarse, y eso empeora su aspecto notablemente. Especialmente si usamos lapiz de labios, pero también si sufrimos a menudo de labios secos o con fisuras, daremos mucha importancia a este punto.

Los podemos hidratar cada mañana y cada noche con un producto natural. Puede ser una barra labial específica, pero también podemos usar sencillamente un aceite vegetal o manteca de cacao pura.

Cuando nos hagamos una mascarilla facial también podemos nutrir nuestros labios con alguno de estos alimentos:

  • Aguacate
  • Yogur
  • Miel

miel alsjhc

Aprender a masajearlos

Mientras los hidratamos podemos aprovechar para masajearlos, para conseguir los siguientes beneficios:

  • Potenciar la hidratación en profundidad
  • Mejorar la circulación
  • Relajar la musculatura de la zona labial
  • Conseguir darles más volumen y color
  • Que luzcan brillantes y atractivos

¿Cómo masajeamos nuestros labios?

  1. Cuando tengamos los labios bien hidratados taparemos toda nuestra boca con una mano y la arrastraremos horizontalmente hacia el lado externo, masajeando no sólo los labios sino la zona de alrededor, que también suele tener tensión y donde suelen aparecer arrugas.
  2. A continuación haremos lo mismo con la otra mano.
  3. Lo repetiremos 10 veces con cada mano.

En otros artículos hemos hablado de cómo aprender a masajear todo el rostro. Si tenemos tiempo recomendamos realizar un masaje por toda la cara, ya que eso mejorará el aspecto de todo nuestro rostro, la textura del cutis y nos ayudará a prevenir arrugas de la manera más natural.
Imágenes por cortesía de AJC1, tmblue y alsjhc

Te puede gustar