Tips para eliminar el acné naturalmente

Para evitar el acné es importante que depuremos nuestro cuerpo desde el interior. Debemos reducir el consumo de grasas perjudiciales e hidratarnos correctamente para limpiar el organismo

Quienes sufren acné saben cómo este problema condiciona la vida de las personas, no sólo por ser la evidencia de un problema de salud sino sobre todo por una cuestión estética. Lo más habitual es sufrirlo en la adolescencia, pero en muchos casos se puede padecer en diferentes etapas de la vida.

En este artículo te damos algunos tips para que encuentres la solución adecuada para eliminar tu acné de manera definitiva y con remedios naturales.

Elimina las grasas perjudiciales

En muchos casos el acné suele deberse a un consumo excesivo de alimentos ricos en grasas perjudiciales para nuestro organismo. Por ese motivo, nuestro cuerpo lucha por eliminar esas toxinas y lo hace a través de los poros de la piel, causando el indeseado acné. Si crees que este es el motivo de tu acné, empieza eliminando los siguientes alimentos de tu alimentación y en poco tiempo notarás una gran mejoría:

  • Carnes rojas y embutidos
  • Productos lácteos de alto contenido graso
  • Margarina
  • Bollería industrial
  • Comida rápida
  • Alimentos fritos

mantequilla derempath

Regula tus hormonas

En algunas etapas de la vida podemos sufrir alteraciones hormonales que tienen también como consecuencia la aparición del acné: pubertad y adolescencia, días de menstruación, menopausia, etc.

En estos momentos, si queremos eliminar el acné no bastará con cuidar la alimentación, sino que deberemos también seguir un tratamiento natural que regule nuestro sistema endocrino. Para ello acudiremos a un profesional de la salud que nos hará un diagnóstico adaptado a nuestro caso.

En el caso de las mujeres, posiblemente puedan ser útiles algunos remedios naturales como el sauzgatillo, la maca o la salvia.

sauzgatillo M. Martin Vicente

Elimina las toxinas

Cuando el cuerpo elimina toxinas a través de la piel no debemos evitar este proceso, ya que en ese caso estaríamos impidiendo un proceso natural de depuración. Lo que tenemos que hacer es ayudar a que se eliminen más fácilmente. Para ello podemos hacernos mascarillas faciales con arcilla, la cual nos ayuda a eliminar esas toxinas. Bastará con que realicemos una mascarilla una vez por semana.

También podemos hacer baños de vapor faciales y exfoliaciones con peelings naturales.

mascarilla arcilla The Style PA

Desinfecta tu piel

En muchos casos de acné también hay un componente de infección que complica el estado de los granos. En ese caso recomendamos limpiar bien tu piel con la ayuda de tónicos y cremas a base de ingredientes naturales como el aloe vera, el aceite esencial de árbol de té, el agua de rosas, etc.

Limpiaremos nuestra piel por la mañana al levantarnos y justo antes de acostarnos, eliminando bien los restos de maquillaje.

Evitaremos siempre el uso de productos cosméticos convencionales, los cuales contienen sustancias tóxicas que penetran en la piel y que en muchas ocasiones el cuerpo tiene necesidad de expulsar en forma de granos.

Hidrata tu organismo

En cualquier problema de piel es imprescindible beber mucho agua fuera de las comidas, para limpiar bien el organismo y mantener la piel hidratada. Deberíamos beber entre 6 y 8 vasos de agua, dos de los cuales deberían ser en ayunas.

Si nos cuesta beber agua también podemos añadirle un poco de jugo de limón y endulzarla con estevia, o bien aprovechar la ocasión y tomar infusiones depurativas de la piel, a base de ortiga, diente de león, cola de caballo, etc.

Evita el estreñimiento

En algunos casos, cuando la persona sufre estreñimiento y por lo tanto tiene bloqueada esa vía de depuración natural, el cuerpo suele buscar otras maneras de eliminar toxinas, como es el caso del sudor o el acné. Por ello también es fundamental que cuidemos nuestro intestino y evitemos siempre el estreñimiento, que a la larga puede ser el causante de múltiples problemas de salud.

Para limpiar bien el intestino, además de llevar una alimentación equilibrada, podemos recurrir a un remedio antiguo como son los enemas naturales de agua tibia.

Otra opción son los emplastos de arcilla en el vientre: prepararemos una mezcla de arcilla roja y agua hasta que obtengamos una pasta que no sea demasiado líquida. Nos la aplicaremos en la zona del vientre y la cubiremos con una tela o toalla que nos rodee todo el vientre y la zona lumbar.
Imágenes por cortesía de derempath, M. Martin Vicente y The Style PA

Te puede gustar