Tips para eliminar el mal olor en las axilas

Carolina Betancourth · 26 septiembre, 2019
La alimentación está muy relacionada con el mal olor de las axilas. Cambia los alimentos fuertes como el ajo, el café o el alcohol por frutas y verduras.

Lo primero que debes saber es que el mal olor en las axilas no solo viene a causa de una mala higiene, pues en muchas ocasiones se da por factores glandulares u hormonales. Este mal olor suele ser molesto y desagradable tanto para la persona que lo posee como para quien está a su alrededor.

No obstante, lo más importante es que ese mal olor en las axilas lo puedes tratar naturalmente, de tal manera que puedes realizarte algún tratamiento diario para que poco a poco vaya mermando tu sudoración.

A veces, simplemente, debes dejar de hacer algunas cosas que ni sabías que pueden causarte mal olor. Para esto te traemos varias recomendaciones generales para evitar esta incómoda situación.

Higiene adecuada para eliminar el mal olor en las axilas

Esto es más que lógico, aunque muchas veces puede que te laves muy bien pero que sigas sudando y oliendo mal. Por ello, es indispensable que limpies muy bien tus axilas con jabón.

Mal olor en las axilas

Hay algunos jabones que vienen con mucho aroma y, en vez de darte un buen olor, hacen que sudes más rápido y que tu olor no sea bueno, así que trata de conseguir un jabón neutro.

Te puede interesar: Curiosidades que no sabías sobre el olor corporal

Asegúrate de que no queden residuos

Es por esto por lo que es necesario que laves muy bien tus axilas, ya que pueden quedar residuos de desodorante del día anterior o de jabón. Esto puede hacer que se produzcan hongos o bacterias.

Usa bicarbonato

El bicarbonato, por lo general, suele usarse para evitar los malos olores. Lava muy bien tus axilas apenas notes que están presentando mal olor. Aplica un poco de polvo de bicarbonato con un algodón, además… ¡no hay necesidad de que lo retires!

Un truco eficiente es mezclar una cucharada de bicarbonato con el líquido de un limón y aplicar después del baño. Sus efectos controlando el mal olor son muy conocidos.

Si el caso es de sudor excesivo

El mal olor puede presentarse por diferentes situaciones, y el sudor excesivo puede ser uno de ellos. Prepara una infusión con hojas de tomillo o romero y aplica en las axilas. Esto ayuda a controlar la hiperhidrosis -la sudoración de manera crónica-, que afecta las relaciones personales y las actividades diarias.

Según un estudio, la hiperhidrosis afecta a un 3 % de la población y puede llevar a provocar una fobia social. Por eso, es tan importante solucionar este problema.

Sudor

El aloe vera también controla la sudoración excesiva. Simplemente, aplícate un poco del gel que encuentras en su interior, hazlo por la noche para lograr un mayor efecto. La idea es que este neutralice el mal olor.

El tomate es otro producto que puede ayudarte a reducir el exceso de sudor, aplica un licuado de tomate en las axilas y déjalo por algunos minutos.

¿Quieres saber más? Lee: 5 cosas que dice tu sudor sobre tu salud

Elige ropa adecuada

Esta es uno de las cosas que probablemente no sabías. Existen algunas telas o colores que pueden hacer que sudes más y que salga a relucir el mal olor.

Por ejemplo, si ya tienes antecedentes de malos olores, evita usar prendas muy ajustadas, ya que estas van a impedir que tu piel transpire, y evita usar ropa sintética. Mejor busca que estén elaboradas con tejidos naturales.

Asimismo, los colores también cumplen un factor importante. Por ejemplo, a pesar de hacerte ver más delgado, los colores oscuros también pueden hacerte sudar más de lo normal porque absorben más energía de luz, al contrario que los claros, que reflectan los rayos de sol.

Aliméntate bien

Aunque no se tiene muy en cuenta, la alimentación también tiene que ver con el mal olor en las axilas. Por ejemplo, si comes muy a menudo cebolla, ajo, café y bebidas alcohólicas, el olor de tu sudor va a ser más fuerte.

Café

En cambio, si lo que más consumes son frutas y verduras, el mal olor va a ir mermandoLo mismo pasa con el cigarrillo, ya que este destruye la piel e impulsa al organismo a producir malos olores.

Lee también: Los efectos nocivos del tabaco en la salud

Rasura tus axilas

Aunque tener pelos o no en las axilas es una decisión personal, en el caso de sudar en exceso es mejor rasurarse. La razón está en que la presencia de pelos sumado al sudor excesivo puede generar hongos y bacterias.

Las bacterias son unas de las principales causas del mal olor. Si no queremos rasurarnos, siempre hay que mantener una excelente higiene. Así, podremos combatir con eficacia el mal olor.

Usa un antitranspirante en vez de desodorante

Resulta que los desodorantes solamente cubren el mal olor de la piel, pero no combaten la sudoración excesiva. En cambio, el antitranspirante sí controla el exceso de sudor y mal olor.

Si quieres eliminar el mal olor en las axilas, esperamos que todos los remedios mencionados te ayuden a reducirlo o controlarlo. ¿Hay algún otro que te ayude?